Grégoire G10.380. La gran recolectora de olivas

El pasado 23 de noviembre nuestro amigo Helio Catalán tuvo el placer de trabajar con Grégoire analizando el trabajo de una super máquina en Écija (Sevilla – España), la cosechadora de olivar G10.380 (esta fue presentada en Fima 2012). La experiencia fue extraordinaria.
Grégoire se crea en 1972 y desde entonces se ha especializado en maquinaria para el viñedo. La evolución de sus máquinas ha estado enfocada a los olivos y la G10 marca un hito importante en la evolución de la recolección mecanizada del olivar intensivo.
La recolección de la aceituna es una tarea realmente costosa, por lo que la G10 viene a solventar este problema. Destaca por su productividad máxima, mínimas pérdidas y trabajo fácil y bien hecho. La clave principal de la G10 está en el diseño de su cabezal y en el sistema de dirección automática, destacando tres ideas innovadoras en una máquina de este tipo: 4 ruedas motrices, cabina móvil y alineación automática con el olivo.
La G10 es una máquina muy voluminosa. Esta pesa 23.000kg y es debido a su bastidor y al cabezal recolector. Este cabezal está formado por 8 rotores independientes que se adaptan a la forma del olivo perfectamente. La alineación automática permite al conductor centrarse en otros parámetros de funcionamiento, motor (es un Deutz de 205CV), brazo de descarga (no tiene tolvas),… la G10 se alinea con el árbol de forma continua y sin interrupción gracias a un sistema de sensores. La máquina está pensada para marcos de olivar intensivo (6*4, 6*5, 7*4, 7*5… hasta obtener una densidad de árboles entre 285 a 400 árboles/ha).
Esperamos verla pronto por “La Mancha” y que Grégoire nos invite en próximas demostraciones.