​​La huerta está a pleno rendimiento

Toca cambiar de tema. Después de dos semanas hablando sobre el ajo morado, nos gustaría continuar hablando de una agricultura más casera. Nuestra huerta este año nos está dando unas hortalizas fantásticas. Digo que es una agricultura más casera porque todo lo que recogemos es para el consumo familiar. Como podéis ver en las fotos, los tomates, pepinos, calabazas, pimientos,… son de magnífica calidad. En nuestro pueblo (y en nuestra zona en general) es muy común que los agricultores en verano tengan un pequeño huerto para consumo propio. Genera mucho trabajo porque todas las tareas son manuales, pero es muy gratificante.
Gracias a la tinaja que instalamos el año pasado y que usamos para regar la huerta mediante un sistema de riego por goteo (también la usamos para llenar nuestro pulverizador en la época de escarda) nuestra huerta tiene un color estupendo. Esperamos estar recogiendo tomates durante unas dos semanas más.

Habas para comerlas con jamón

Durante los meses de diciembre y enero sembramos las habas en nuestro huerto. Es el primer cultivo que hacemos… tomates, calabazas, pepinos, etc los sembraremos con el buen tiempo.
Esta vez hemos utilizado dos variedades de habas: muchamiel y superlargas. Pensamos que principalmente la gran diferencia es que las primeras tendrán las vainas con 6 habas y las otras las tendrán con unas 12.
Para sembrarlas hemos utilizado los arados de los ajos. Con ellos hemos marcado los surcos y después las hemos sembrado manualmente. Como podéis ver en las fotos, las hemos echado en grupos de unas 5 habas y separados entre ellos unos 15 cm.
La recolección será en el mes de mayo. Estas se cocinan con jamón y es un plato exquisito… para los que nunca las han probado, os invito a hacerlo, seguro que os gustan.

El final de la huerta

El pasado fin de semana quitamos todas las matas de tomates, pimientos, berenjenas y sandías que teníamos en la huerta. Aún quedan las matas de calabaza, que quitaremos en los próximos días cuando estas estén más maduras. Este año hemos podido regarla con nuestra tinaja, por lo que hemos tenido una buena cosecha, aunque mi padre dice que cambiará de variedad de tomates para el próximo año, ya que la que hemos usado este año no ha terminado de convencerle por completo.
También comenzamos a preparar la tierra, ya que vamos a sembrar habas en Noviembre. El terreno está muy bien abonado con estiercol y hay que aprovecharlo.