Air Filter Blaster. Una buena herramienta para eliminar polvo

Una de las tareas de mantenimiento más repetidas en verano es la limpieza de filtros del aire del motor de tractores, cosechadoras, etc. En verano, sin duda alguna, el trabajar sobre rastrojos o barbechos con el cultivador o grada rápida crea un ambiente muy hostil como podéis ver en las fotos ya que se genera muchísimo polvo. Desde aquí invitamos a los fabricantes de tractores y maquinaria autopropulsada a que hagan sus pruebas y ensayos en nuestra zona donde seguro encontrarán situaciones extremas de polvo y calor.
Estas tareas, si se hacen manualmente, nos llevan mucho tiempo ya que necesitamos limpiar el filtro todos los días de trabajo. Incluso si se hace un uso del tractor muy intensivo, es necesario limpiarlo varias veces al día. Para mejorar el trabajo buscamos en internet una herramienta que nos ayudase a hacer esta tarea mucho más fácil y sobre todo mucho más sencilla. Fue en la web www.armadis.nl (son el principal distribuidor para el mercado europeo) donde encontramos el “Air Filter Blaster”. Es un ciclón de limpieza que trabaja con aire comprimido. El compresor de aire tiene que trabajar como mínimo a 6 bar de presión siendo lo más recomendado entre 8 y 10 bar. Sin duda, disponer de un compresor con un gran calderín ayuda muchísimo a obtener un buen rendimiento. En nuestro caso usamos un compresor con un calderín de 100 litros y el Air Filter Blaster trabaja bastante bien. 
La herramienta dispone de un rotor (es la parte principal) que reparte el aire dentro del filtro (filtros cilíndricos o de cartucho). Este rotor debe ser del tamaño de los filtros a limpiar, por lo que se dispone de rotores de 3”, 4.5”, 6” y 9” (son intercambiables). Como podéis ver en el vídeo, la tarea de limpiar el filtro se realiza en pocos segundos y de forma muy sencilla.

English version.

​Un cultivador diseñado para la viña

​Publicamos una entrada más de nuestra sección “Pruebas en campo”. Hace tiempo propusimos a algunos fabricantes que nos dejasen sus aperos para poder probarlos y publicar nuestras impresiones. Algunos como Ovlac, Durán Maquinaria Agrícola, Bellota,  … nos han permitido trabajar con ellos. En esta ocasión estuvimos con nuestro amigo Oscar (en El Provencio) probando el cultivador Minichisel Viña del fabricante español Ovlac. Ya estuvimos probando con él la grada rápica Minivid de Ovlac. Gracias Oscar por tu colaboración. Al mismo tiempo, también pudimos ver su nuevo Deutz-Fahr Agroplus 420 trabajando… un tractor con una puesto de conducción muy cómodo y del que sobre todo Oscar destacaba su bajo consumo.
El minichisel viña es una versión del popular Minichisel de Ovlac que cuenta con una configuración muy parecida (brazos de 35x35mm, gran despeje y sistema Non Stop por elastómeros de goma 100% libre de mantenimiento). Los brazos están posicionados en distintas líneas dentro de la misma fila para evitar embozamientos (pensamos que una mejora sería una configuración de cuatro filas de brazos). Suele ser muy común tener viñas con diferente marco de plantación y por tanto con diferentes anchuras entre hileras, por lo que el marco telescópico (hidráulico) es fundamental en este tipo de cultivadores.
El viticultor puede elegir este apero con 7, 9 ó 11 brazos, teniendo una anchura de trabajo desde 1,65m hasta 2,95m. En cada uno de los extremos lleva un brazo curvo que ayuda a trabajar entre las vides. Este también se puede cambiar por un intercepas hidráulico o mecánico. En la demostración, pudimos comprobar que una mayor separación de ese arado curvo sería ideal para cuando hay mucho residuo.
Sin duda, os recomendamos que conozcáis este cultivador trabajando.

English version.

Vídeo:

Fotos:

Una herramienta para todo: El cultivador

Sin duda, el cultivador es el apero estrella en nuestra comarca. Con los veranos tan secos, en los que el terreno se pone muy duro y los otoños poco lluviosos el uso de vertedera (o cualquier otro apero que profundice) es casi imposible, por lo que la forma de ir preparando poco a poco el lecho de siembra es con varias pasadas de cultivador (o con aperos similares como la grada rápida, viga niveladora, rastra de púas,…).

Ya hemos comentado que nosotros practicamos una agricultura tradicional, por lo que tenemos que trabajar la tierra antes de sembrar. Es cierto que si llueve, la mejor forma de prepararla es utilizar la vertedera, aunque en nuestro pueblo tampoco se usa por ser las tierras muy arcillosas. Por tanto, lo más usado es la grada de discos y el cultivador… sin duda, el cultivador es imprescindible en la cochera de cualquier agricultor de nuestra zona.

Normalmente nosotros realizamos varias pasadas de cultivador, comenzando en agosto (para destruir el rastrojo… este trabajo tal vez lo ideal es hacerlo con una grada rápida), otra en septiembre para terminar de destruir el rastrojo, en octubre otra pasada para eliminar la ricia que ha salido con las primeras lluvias del otoño y antes de sembrar una última pasada para tener una cama de siembre perfecta. Para todo ello, el cultivador Minichisel de Ovlac es fantástico.

El minichisel de Ovlac está fabricado en 2 y 3 filas, suspendido o arrastrado, con anchuras de trabajo desde los 2,5 hasta los 10 metros. Los brazos son de 35×35 y permiten trabajar hasta 25 cm de profundidad. El sistema Non Stop es a base de elastómeros (tacos de caucho) 100% libres de mantenimiento. Este sistema permite al brazo elevarse más de 30cm ante un obstáculo. La distancia entre brazos para el cultivador de 2 filas es de 27,5cm (pensamos que es excesiva y por tanto la única pega que le vemos al apero) y para el cultivador de 3 filas es de 23cm.

English version.

Vídeo:

Fotos:

El surco más recto gana

Las fiestas patronales de nuestro pueblo fueron la semana pasada. Dentro de las múltiples actividades que se realizan esos días, una de ellas es el Concurso de Arada. Hace años, recuerdo que también se celebraba el Concurso de Habilidad con Remolque, pero este desgraciadamente ya no se realiza. Según se comenta, algunos participantes decían que siempre ganaban los mismos y que perdía emoción. Pensamos que tal vez hoy en día ya no estamos tan capacitados para competir en esa modalidad como estaban generaciones anteriores 🙁
En otras zonas de España se realizan campeonatos de arada con vertedera. En nuestra zona la vertedera no se utiliza (veranos muy secos y tierras muy pegajosas en otoño e invierno), por lo que siempre se ha competido a ver quien echa el surco más recto.
Como podéis ver en las fotos, el concurso es “sencillo”. Se trata de hacer un surco lo más recto posible desde tu posición (se asignan por sorteo) hasta la mota (una marca de color blanco que se puede ver en el horizonte). La distancia está a 1,5 km… comienzan las dificultades. Otro problema más que tienen que tener en cuenta los participantes son las distintas parcelas por las que pasan, que seguramente serán de distinto terreno y con diferentes labores, que generarán desviaciones laterales. Nosotros no hemos participado nunca… nuestro surco sería de los peores y con más razón ahora que trabajamos con un autoguiado. Esperemos que las generaciones nuevas mantengan esta bonita competición… desafortunadamente, lo tendrán complicado.

English version.