Surcando ajos morados

Volvemos con uno de los cultivos favoritos nuestros, aunque nosotros llevamos sin cultivarlos desde el año 2014. El ajo morado es el cultivo más importante para el motor de la economía de nuestra zona y como tal es un cultivo que se mima, dado que su rentabilidad es muy interesante y por tanto la calidad del producto tiene que ser máxima para alcanzar dicha rentabilidad. En esta ocasión visitamos a nuestro amigo Julián de la Fuente, un buen agricultor que tiene una importante explotación ajera… y viendo el vídeo una maquinaria de primera.

Nos interesaba ver a Julián trabajando en plena faena ya que estaba utilizando el auto guiado John Deere con señal RTK y el surcador del fabricante local J. Quílez… Amén del 6110R que siempre es un tractor con el que se te van los ojos. Trabajar con el auto guiado metido entre surcos de ajos a 45cm es siempre muy curioso de ver trabajar. Por otra parte, ver el surcador J. Quiléz también es interesante ya que está diseñado con tres vibro cultivadores por surcos y sobre todo porque el chasis tiene un sistema que se puede desplazar según vas trabajando. Este chasis se desplaza mediante un sistema hidráulico para así poder corregir posibles errores sobre todo en laderas donde el tractor, debido a las ruedas tan estrechas que tiene, puede sufrir deslizamientos.

Por tanto, el trabajo de surcar es sumamente rápido. fácil y cómodo… recordamos cuando éramos niños que algunos agricultores lo hacían, por ejemplo, con los tractores Astoa… hemos evolucionado mucho desde entonces.

El objetivo de este trabajo es eliminar las malas hierbas de forma mecánica (también se pueden hacer algunos tratamientos fitosanitarios con herbicidas selectivos) y dejar el terreno preparado para que todas las cabezas de los ajos estén bien tapadas. Otros objetivos destacables serían: 

  • Mejora el aireado y la oxigenación de la tierra.
  • La rotura del suelo incrementa el número de macroporos que se encargan de almacenar gases, como por ejemplo el oxígeno, muy beneficioso para las raíces de las plantas. 
  • Permite la entrada de aire desde el exterior, en concreto entra nitrógeno atmosférico. 
  • Si el suelo está muy seco, con elevada filtración de agua, buscamos que retenga un poco mejor el agua y los ajos la asimilen mejor. 
  • Se consigue reducir la diferencia de temperatura entre la noche y el día, lo que contribuye al buen desarrollo del ajo.

Después, se instalará el riego por goteo y prácticamente ya no habrá que pasar a la parcela hasta su recolección.

English version.

Trabajos milimétricos en la siembra del Ajo morado

Volvemos a uno de nuestros cultivos favoritos y sin duda el motor de la economía de nuestra zona… el Ajo Morado «Las Pedroñeras». Tuvimos el placer de compartir una mañana con nuestros amigos Jesús, Benito y Sergio y la verdad es que fue un lujo poder ver cómo sembraban el ajo morado. 

Desde comienzos del mes de diciembre hasta finales del mes de enero, es la mejor época de realizar los trabajos de siembra del ajo morado. Una vez que ya se sembraron el ajo Sprint, en septiembre, y también el ajo blanco (este prácticamente en nuestra zona ha dejado de cultivarse), toca el turno del más importante y de más calidad, el ajo morado. 

El trabajo de siembra es una labor que hay que realizar con mucho cuidado ya que será el primer paso para tener una buena cosecha en verano. Por tanto, la velocidad de trabajo está en torno a 2,5 km/h y la dosis a plantar es muy importante. Esta dosis se controla de acuerdo al número de ajos que se siembran en un metro, que viene a estar en torno a los 11 ajos/metro. Si haces cálculos de la longitud de la besana y sacas una media del peso de cada diente de ajo (varía según el calibre de la cabeza del ajo), puedes determinar la cantidad de kilogramos que necesitas para sembrar una hectárea. 

Como podéis ver en el vídeo, están trabajando con dos sembradoras mecánicas JJ Broch de 8 surcos, por lo que pueden sembrar bastantes hectáreas en un día. Estas máquinas permiten trabajar a los tractores sin problemas, con un muy bajo régimen de motor y con bastante ligereza ya que la máquina no es muy pesada… todo lo contrario respecto a otra máquina neumática del mismo fabricante, que requería de muchas revoluciones de motor para que la turbina de aire generase el caudal adecuado y mucho peso al ser una máquina mucho más pesada. Otro punto importante en la sembradora es elegir correctamente los piñones a utilizar, que irán en función del tamaño de los ajos y la cantidad que se quiera echar por metro. Además, el tamaño de las cucharillas que cogen los ajos de la tolva también hay que tenerlas correctamente para que no cojan ajos dobles o fallen en la captura.  

Por último, otra herramienta casi indispensable hoy en día es el sistema de autoguiado que se utiliza, que para estos trabajos es necesario la máxima precisión y por tanto disponer de señal RTK. El John Deere 6130M trabaja con un autoguiado John Deere y el Massey Ferguson 5713S trabaja con el autoguiado Cerea.

English version.

Días de recolección (III). Ajo morado

Seguimos con los trabajos de verano que en su gran mayoría son tareas de recolección. Después de la recolección de los cereales y leguminosas (podéis ver las entradas anteriores), en nuestra zona viene el cultivo estrella que es el ajo morado. Ya os hemos hablado en multitud de ocasiones del ajo morado de «Las Pedroñeras», que en nuestra zona sigue siendo el motor de la economía y además un cultivo que nosotros hemos cultivado durante muchos años y que además nos gusta mucho. 

Esta vez, visitamos a nuestro amigo Paco para ver como trabajaba con su nueva máquina arrancadora-atadora de ajos. Es una máquina del fabricante JJBroch. Su gran característica es que trabaja con tres surcos a la vez cuando lo normal es ver estas máquinas de dos surcos o incluso de uno. Como consecuencia de trabajar con tres surcos a la vez, la máquina permite trabajar más hectáreas al día y otra cosa a tener en cuenta es que el tractor no pisa tanto terreno y por tanto no se rompen tantos ajos que se quedan en el suelo después de trabajar en surcos vecinos.  

Como podéis ver en el vídeo, la velocidad de trabajo es alta (en torno a 10 km/h) por lo que los tres atadores trabajan a pleno rendimiento. La máquina la controla una persona ya que los tres cuerpos van en paralelo… para ello, lo ideal es usar una sembradora de 6 surcos y así no tener problemas con las posibles variaciones de distancia que se pueden dar en los cierres entre surcos. Después de este trabajo, hay que colocar los manojos para que el ajo tenga un buen secado y ya estarán listos para entregar en Coopaman.

English version.

Innovando en la recolección del ajo

Durante estos días, el sector del ajo está en plena actividad con las tareas de recolección. Hace unas semanas, los agricultores “ajeros” comenzaron con la recolección del ajo spring y ahora están con la recolección del ajo morado, que sin duda, es el ajo más codiciado en las cocinas de España y gran parte del mundo. En nuestra zona, Las Pedroñeras, el ajo es el motor de la economía y por tanto es el cultivo que más se cuida y se mima  para tener una cosecha de altísima calidad.
En esta ocasión visitamos a los hermanos Casas (Gabriel, Julián y Juan) en sus instalaciones y campos donde este año el ajo ha estado plantado. Ellos son auténticos ajeros, lo llevan en la sangre y lo viven con mucha pasión. Este año han modernizado las tareas de recolección con el objetivo de hacerlo mucho más rápido y poder tener los ajos en los almacenes lo antes posible. A continuación os detallamos el proceso.
En primer lugar utilizan una máquina de recolectar ajos Zocapi de 4 surcos que va cortando el tallo. Esta máquina tiene un brazo de descarga que deja los ajos en el remolque. Estos remolques van directamente al almacén donde los ajos son depositados en palots (cajas de unos 350kg) para su posterior procesado. Este procesado consiste en secar los ajos y posteriormente cortar las raíces antes de llevarlos a la Cooperativa que se encargará de realizar los últimos trabajo de preparación antes de su comercialización en España y en el resto del mundo. Una de las grandes diferencias que se tiene con este nuevo método de recolección es que el tallo se corta en el momento de la recolección y que el ajo no pasa ningún día en el campo después de ser recolectado, por lo que evitas problemas con las lluvias que se pueden dar en verano de forma esporádicas y generalmente bastante torrenciales y eliminan problemas de robos que en algunas ocasiones son bastantes habituales. Además, el trabajo con los ajos en los almacenes siempre es mucho más confortable que trabajar en el campo donde el calor de verano es un factor que hace muy duras las tareas de recolección y corte.
Os dejamos un vídeo donde podéis ver el proceso completo de recolección y os animamos a consumir «Ajo Morado de Las Pedroñeras«, que sin duda alguna es uno de los productos a destacar en nuestra famosa dieta mediterránea.

English version.