Vendimiando Tempranillo

Podríamos comenzar esta entrada con la expresión taurina “Cambio de tercio”. Con el verano terminado, las tareas del campo cambian drásticamente y sobre todo los cultivos en los que hay que centrar la atención son diferentes.   

Las tareas de recolección del cereal y leguminosas han terminado aunque sí que se continúa con la recolección del girasol. La provincia de Cuenca es una de las más importantes de España en el cultivo del girasol, pero en nuestro pueblo concretamente se ha abandonado el cultivo desde hace ya unos años. El bajo precio que tiene, la dificultad de limpiar el rastrojo y el mermado rendimiento de la tierra al año siguiente nos han hecho rotar con leguminosas en vez de con girasol.  

Otro de los cultivos que toman principal protagonismo en La Mancha es “la uva”. La vendimia se realiza en los meses de septiembre y octubre y por tanto todas las bodegas y cooperativas están en pleno rendimiento en este momento para la recepción de toda la uva y su posterior procesado para obtener los vinos de calidad que se generan año tras año.   

En esta ocasión visitamos a nuestro amigo Rubén, que trabaja en una empresa dedicada a la vendimia ya que disponen de varias máquinas vendimiadoras New Holland. Nos desplazamos a una parcela situada entre Villarrobledo y El Provencio (estos pueblos son muy vitícolas) para ver trabajar a la New Holland VX7090 BRAUD. Estaba vendimiando uva de la variedad Tempranillo (vino tinto) y como veis, la velocidad de trabajo era bastante alta (entorno a 4km/h) ya que la producción no era excesivamente notable. Para los que hemos vendimiado a mano en muchas ocasiones, ver la máquina trabajando es todo un placer… aunque la recolección no sea del todo efectiva ya que se deja algunos granos (tal vez entorno al 5%), al igual que ocurre cuando se vendimia manualmente. El precio de vendimiar está entorno a 200€/ha y esta máquina puede vendimiar hasta 12ha/día si no tiene problemas de descargas y las parcelas son grandes. 

En cuanto a las máquinas de vendimiar, en España las dos marcas más usadas son New Holland (69 unidades nuevas vendidas en 2019) y Gregoire (23 unidades nuevas vendidas en 2019). También se pueden ver algunas Pellenc (15 unidades nuevas vendidas en 2019) trabajar por las viñas españolas, pero estas son las menos. Hablando con los maquileros que trabajan con este tipo de máquinas todos nos indican lo mismo: New Holland es la máquina que más rendimiento saca y por tanto más hectáreas puedes vendimiar al día pero Gregoire es la que mejor cuida la vid… Tal vez como nos decía un buen amigo nuestro: para mi viña Gregoire pero para vendimiar a terceros New Holland. 

Y es que el mundo de las máquinas vendimiadoras es complejo ya que son muchos los factores a tener en cuenta, especialmente en el sistema de vendimia que cada fabricante implementa diferentes tecnologías con detalles muy diferenciadores. En este caso vamos a hablar del sistema de escamas (cangilones) de New Holland que es capaz de absorber grandes cantidades de uva. 

Las viñas con variedades de uva tinta pueden generar entorno a 13.000 kg/ha de uva y en viñas de uva blanca se puede obtener hasta 25.000 kg/ha (si hablamos por vid, podemos tener rendimientos de 4kg/vid hasta 25kg/vid)… por ejemplo en la variedad Airén es bastante común tener un gran volumen de uva (una vid puede llegar a tener hasta 25 kg de uva) y es en esas viñas donde el sistema de sacudidores y cangilones que tiene New Holland saca el máximo rendimiento.

English version.


Vendimia: Tareas de bodega

Una de las tareas por antonomasia en España durante el inicio del otoño es la vendimia. Es cierto que estas tareas han evolucionado muchísimo desde hace unos años, hace unos 20 años esta era una labor totalmente manual y muy social, en la actualidad la vendimia se hace de forma mecanizada casi en su totalidad. Ya hemos hablado de la vendimia en algunos artículos de años anteriores, así que en esta ocasión nos hemos ido a la bodega a esperar la uva que se está vendimiando.
La bodega que hemos visitado es la “Cooperativa del Campo Nuestra Señora de la Asunción”, se encuentra en nuestro pueblo (La Alberca de Záncara – Cuenca). Es una bodega pequeñita que, hoy en día, en realidad no tiene mucha actividad ya que nuestro pueblo no es una zona de muchas viñas (el ajo morado es el motor de la economía), pero sí que recibe unos cuantos millones de kilogramos de uva durante la época de vendimia. La bodega está alquilada a la empresa “Bodegas Gallego & Laporte“, que es la encargada de comercializar los vinos que allí se hacen. Por cierto, en las fotos podéis ver una zona de la bodega que es bastante antigua y es preciosa. La tienen muy bien cuidada así que os recomendamos que la visitéis.
Como podéis ver en nuestro vídeo, presenciamos la recepción de un camión de uva de la variedad Syrah. En el vídeo os explicamos el proceso de recepción de uva que es completamente mecanizado, destacando a continuación todas las tareas desde que el camión entra por las puertas de la bodega hasta que abandona el recinto bodeguero:
  1. El camión es pesado para saber la cantidad de uva que va a entregar en la bodega. A la vez, se toman varias muestras de la uva para conocer el grado de azúcar que tiene la uva (grados Baume). El agricultor cobrará la uva en función de los kilogramos y el grado Baume que tiene.
  2. Una vez pesado y con las muestras de grado recogidas, el camión descarga en el pozo. Estos pozos son de acero inoxidable y tienen unos sinfines que llevarán la uva al siguiente paso.
  3. La uva pasa por una máquina despalilladora que se encarga de separar los granos del escobajo. El escobajo se deshecha y los granos pasan a la siguiente máquina donde se prensarán.
  4. Los granos de uva son molidos para obtener el mosto. El mosto, junto con la pulpa de los granos se trasladan a unos depósitos de acero inoxidable donde estarán varios días.
  5. El mosto y la pulpa que están en los depósitos de acero inoxidable están en constante recirculación para que se haga una mezcla perfecta entre el mosto y la pulpa. De este modo, el mosto toma color ya que se trata de una uva negra y de ahí saldrá vino tinto.
  6. Cuando la densidad del mosto y pulpa es la adecuada, el mosto pasa a unos depósitos donde estará fermentando durante los días que el enólogo considere oportuno y la pulpa pasa a las máquinas de prensado.
  7. La pulpa se prensa para obtener mosto restante, el cual es enviado a los depósitos para su fermentación.
  8. Los desechos de la prensa, llamados orujo, son sacados de la bodega para su posterior uso en la generación de vinagres, por ejemplo.

Con el mosto que está fermentando en los depósitos, una vez se termine ese proceso de fermentación, se comenzarán las tareas de trasegado (traspasar el vino de un depósito a otro) y tareas de filtrado… esto dará un vino de La Mancha de calidad… pero estas tareas serán otro tema que abordaremos en el futuro.
English version.

John Deere 5090 GF… un viticultor robusto

Como ya hicimos con el John Deere 5100 R, el concesionario de John Deere de nuestra zona (Tajada Barrio, S.L.) nos ha prestado otro tractor. En esta ocasión la solicitud vino por nuestra parte ya que teníamos ganas de poder probar el John Deere 5090 GF y así poder compararlo con el John Deere 5100 R, en su versión estrecho, dentro de la viña. Como siempre, el reto se cumplió sin problemas y pudimos tener el tractor a nuestra disposición durante varios días para poder hacer las pruebas que consideramos oportunas.
Nada más ver el tractor, la sensación que trasmite es de robustez. Cuando te subes a la cabina notas una gran amplitud que sin duda alguna es una gran ventaja en estos tractores especialistas los cuales suelen tener cabinas estrechas y donde al pasar muchas horas de trabajo con una cabina amplia siempre es muchísimo más confortable. El capó elevado da una sensación de fortaleza al tractor que en campo se puede comprobar. Como es normal, el capó elevado resta visión desde el puesto de conducción, así que tendrán que llegar a un compromiso en ese aspecto en versiones futuras. La suavidad del tractor es bastante relevante, tanto en la viña como en carretera o en maniobras en el almacén.
Otro punto que nos resultó un poco extraño fue el sistema de subir el elevador trasero mediante una ruleta que acciona un cable. La ruleta cuando se llena de polvo o tierra no va lo suave que le gustaría al agricultor. Este problema, en la versión con elevador electrónico no existe. Aun así el tractor es de categoría. En nuestro pueblo hay un John Deere 5090 GF y el dueño está muy contento. También lo hemos podido comprobar hablando con un agricultor de un pueblo vecino (Sisante) en Demoagro 2019, el cual también nos confirmó que el tractor trabaja realmente bien.
Las principales características del John Deere 5090 GF son las siguientes:
  • Motor FPT de 4 cilindros y 3.4 litros Fase IIIB Sólo diesel.
  • Potencia nominal: 91 CV.
  • Par máximo de 366 Nm a 1.500 r.p.m (reserva de par de 31%).
  • Depósito de combustible de 73 litros.
  • Caja de cambios PowrReverser de 24×12.
  • Velocidad máxima de 40 km/h.
  • 2 velocidades de TDF (540 y 540E).
  • Bomba hidráulica de 126 l/min (centro abierto).
  • Batalla:  2.148 mm.
  • Radio de giro de 3.38m.
  • Despeje (min-max): 243-330mm.
  • Anchura total (min-max): 1.303-1.951mm.
  • Peso total: 3.035kg.
  • Peso máximo autorizado: 4.400kg.
Y como un tractor sin su apero serviría para muy pocas cosas, para hacer nuestras pruebas de campo utilizamos un cultivador de viña del fabricante FerroPro, S.L. Esta empresa está ubicada en El Provencio (Cuenca) y están muy especializados en aperos vitivinícolas, haciendo una fabricación a medida según las necesidades de cada cliente. Además son distribuidores de los aperos General Agrícola. El apero utiliza es un cultivador de 10 brazos (40x30mm) y dos intercepas hidráulicos… ¡un apero ideal para la viña!

English version.


¿Cuándo es el momento óptimo para la vendimia? El grado alcohólico probable te lo indica

Si quieres hacer buen vino necesitas partir de una buena materia prima, es decir, la uva se tiene que vendimiar en su estado óptimo. Un punto muy importante en este aspecto es el grado Baume y grado alcohólico probable que tiene la uva para así fijar la fecha de su recolección, también llamada vendimia (hay una relación directa entre el grado Baume y grado alcohólico probable). Como ya os hemos comentado en multitud de veces donde hablamos de vendimia, viñas, uva,… nosotros no somos expertos ya que no tenemos este cultivo. Por ello, hemos visitado a nuestro gran amigo Oscar Escribano en su finca de El Provencio (Cuenca) para hablar sobre la vendimia, grado alcohólico probable, estado óptimo de la uva, etc.
Para saber cuando el viticultor debe vendimiar, normalmente se utiliza un refractómetro de campo o de mano que ayuda a conocer el grado de azúcar aproximado del mosto de nuestras uvas. Para ello, es importante coger unas muestras representativas de la viña (como podéis ver en las fotos), recorriendo la parcela y seleccionando tanto uvas que están al sol (tal vez un 60% de la muestra) como uvas que no están expuestas al sol (un 40% de la muestra). También hay que tener en cuenta que el grado varía a lo largo del día y por la mañana el grado es menor que en las horas centrales del día. Una vez seleccionadas las uvas para la muestra, estas se tienen que exprimir al máximo para tener un mosto representativo. Una vez se tiene este mosto, se utiliza el refractómetro para ver el grado. Un refractómetro contiene en su interior un prisma que nos permite medir el índice de refracción del mosto de la  uva. Para ello, la luz pasa a través de una fina capa de fluido y entra en el prisma de refracción, donde a través del ángulo de refracción producido, podemos evaluar o identificar una muestra de líquido. En nuestro caso, a partir del índice de refracción podemos conocer la concentración de azúcar (medida en grados  Baume) de nuestra muestra. El refractómetro lleva en su interior una escala convertida directa a grados  Baume para evitar el uso de tablas de conversión (podéis ver fotos del refractrómetro de mano de Oscar). El viticultor que no tiene refractómetro puede llevar una muestra a la bodega donde se la analizan gratuitamente, como podéis ver en las fotos. En algunas variedades como Verdejo, Moscatel, Cabernet, Sauvignon Blanc,… son los técnicos de la bodega quien hacen el seguimiento y fijan la fecha de vendimia.
Oscar lleva toda su producción de uva a la Bodega Campos Reales, situada en El Provencio. Allí analizan la uva antes de entrar a la bodega (tienen 6 descargaderos para así poder organizar todas las entradas de diferentes variedades). La máquina que utilizan es mucho más precisa que el refractómetro de mano que hemos comentado anteriormente. Esta máquina saca multitud de parámetros durante los 7 minutos que tarde en analizar la muestra. Algunos de estos parámetros (como podéis ver en las fotos) son pH, acidez, potasio, podredumbre, grado alcohólico probable, … Sin duda alguna una de las mejores bodegas de Castilla-La Mancha que hace unos vinos extraordinarios.
El agricultor cobra la uva en función de los kilogramos entregados y del grado alcohólico probable que obtiene. En este sentido, depende de la variedad que entrega a la bodega. En variedades “de lujo” que hemos comentado anteriormente (Moscatel, Cabernet, Sauvignon Blanc,…) no se mide el grado (bueno se mide para saber lo que se entra a la bodega pero no se paga por kilogrado al viticultor). Aquí os indicamos algunos ejemplos:
  • Uva Cencibel (tinto): 
    • Uva de I categoría: 13.6 o más grados alcohólico probable. 
    • Uva de II categoría: 12.5 – 13.5 grados alcohólico probable. El viticultor tiene una penalización en el precio.
    • Uva de III categoría: menos de 12.5 grados alcohólico probable. El viticultor tiene una penalización en el precio.  

  • Uva Airen o Macabeo (blanco): El viticultor no tiene rango de grado alcohólico probable. Normalmente se obtiene un grado alcohólico probable entre 12 y 13 (podéis verlo en las fotos).

Desde aquí os invitamos a probar la gran selección de vinos que tienen en la Bodega Campos Reales… seguro que es una experiencia inolvidable.

English version.