Un socio de categoría

En octubre de 2019 tuvimos la suerte de poder asistir a un evento en Valencia donde se presentaron las nuevas series 6M, 7R y 8R/RT/RX de John Deere… fue un buen evento enfocado a concesionarios y clientes.  La verdad es que las nuevas series nos impresionaron y desde entonces queríamos probar uno de ellos, más concretamente un nuevo 6M. Dicho y hecho, este pasado verano durante unos días tuvimos uno de ellos entre nuestras manos para verlo y probarlo en nuestro pueblo con total libertad (además venía equipado con un atomizador John Deere M120). Desde entonces tenemos pendiente publicar esta entrada para comentar nuestras impresiones… aunque las podéis ver en los vídeos que hicimos. Además, el pasado 19 de noviembre se hizo un evento online para todos los agricultores donde se presentaba la nueva serie 6M (podéis ver un resumen desde aquí). Evento divertido que contó con la intervención de Jesús Calleja pero tal vez un tanto superficial (nos gustó más el evento online de FendtONE ya que fue más profesional y más detallado).

La nueva serie 6M viene a dar un paso más en la ya súper contrastada serie 6M de John Deere sustituyendo al súper ventas 6 MC… cosa no menor ya que ha sido el tractor más vendido en España en los últimos años y con gran diferencia respecto sus competidores, por lo que la nueva serie 6M arranca con el listón muy alto. Esta nueva serie 6M incorpora, a grandes rasgos, especificaciones que anteriormente solo se disponían en la serie 6R, es decir, en tractores de alta gama. Por tanto, hablar de la nueva 6M ya no es hablar de tractores de especificaciones medias sino que ahora el agricultor dispone de casi todo lo que necesita para la agricultura española.

Si hablamos del tractor que probamos, el nuevo John Deere 6110 M, tenemos que reconocer que nos gustó muchísimo. Equipado con la cabina Premium, caja de cambios CommandQuad, distribuidores eléctricos, salpicadero en el poste lateral de la cabina, etc parece que realmente estás en un 6R, es decir, en un tractor de categoría. Algunas de las cosas que más nos sorprendieron fueron su pequeño radio de giro de 4,3 metros (cuando estás girando y estás habituado a un radio de giro, con el nuevo 6M aún puedes girar mucho más el volante), los frenos del tractor que prácticamente son similares a un coche y las suspensiones (puente delantero y cabina) que son realmente cómodas. Sí que pudimos ver que algunas cosas se pueden mejorar, como es el acceso a la cabina que es estrecho y la tecla de accionar el elevador trasero que no está en una posición muy ergonómica.

A continuación os dejamos las características más destacables del nuevo 6110 M:

  • Motor John Deere PowerTech EWL de 4 cilindros y 4,5 litros.
  • Potencia máxima: 135 CV.
  • Par máximo de 515 Nm a 1.600 r.p.m (reserva de par de 40%).
  • Depósito de combustible de 205 litros diesel y 19 litros de adblue.
  • Caja de cambios CommandQuad de 24×24.
  • Velocidad máxima de 40 km/h (a 1.670 rpm).
  • Suspensión mecánica en cabina e hidroneumática en el puente delantero.
  • Elevador trasero electrónico con capacidad de carga de hasta 5.700 kg (elevador delantero opcional de 4.000 kg de elevación).
  • 3 velocidades de TDF (540, 540E y 1000).
  • Cabina con nivel de sonoridad de 70dB.
  • Salpicadero en el lateral derecho a color.
  • Bomba hidráulica de 80 l/min (centro abierto) con opción a 114 l/min (centro cerrado y detección de carga).
  • Peso máximo autorizado de 10.450 kg y carga útil de 4,7 toneladas.
  • Batalla: 2.400 mm.
  • Radio de giro de 4.35m.

Sin más dilación,  queremos felicitar a John Deere por el gran tractor que ha diseñado.

English version.

Una buena herramienta para el tratamiento del olivar

 Siempre se ha dicho que para trabajar es necesario disponer de buena herramienta para así poder trabajar más cómodamente y sobre todo más eficientemente. Esta afirmación nos viene como anillo al dedo en esta ocasión ya que las dos máquinas (tractor y atomizador) utilizadas son realmente algunas de las mejores máquinas con las que podemos trabajar en nuestro olivar. 

Con el tratamiento realizado hace unas semanas a los olivos que aún no están en producción terminamos las tareas de cuidado por esta campaña… ahora tendremos que esperar a que pasen los fríos para que de nuevo en el próximo mes de marzo comencemos con tareas de poda de formación y vuelta a empezar… como podéis ver en las fotos y vídeo, los olivos están preciosos. Para los olivos que están en producción, realizaremos otro tratamiento después de la recolección en el mes de diciembre. El tratamiento de otoño que hemos hecho está basado básicamente en cobre, que ayudará a la planta a superar mejor los meses invernales. También proporcionamos abono y aminoácidos para aprovechar las últimas semanas de crecimiento de esta campaña. 

Respecto al atomizador John Deere M120, como podéis ver en el vídeo, es una máquina muy robusta que realmente trabaja muy “fino”. El tratamiento se hace rápidamente. Si después evaluamos las hojas del olivo, se nota bastante bien el tratamiento realizado. Esta es una de las pruebas básicas que se puede realizar para ver si el tratamiento ha sido aplicado correctamente. Podríamos asemejarla a la famosa “prueba del algodón” (como decía un viejo anuncio televisivo). Una de las pegas que podemos sacarle a este tipo de máquinas donde la regulación de la dosis no es automática, es que para realizar dicha regulación se necesita experiencia ya que no es sencillo. Nosotros tuvimos que hacer varias pruebas antes de hacer el tratamiento… es cuestión de conocer la máquina y tener un poco de tiempo inicialmente.  

Las principales características del atomizador podrían ser las siguientes: 

  • Bomba de hasta 160 l/min y presión de hasta 50 bar. 
  • Depósito de polietileno de 2.000 litros con dos agitadores. 
  • Grupo neumático: 800 mm y 900 mm. 
  • Regulador neumático: Fijo (se puede instalar paquete inteligente iS1.0 e iS1.1). 
  • Varios sistemas de control: control sincronizado manual Hidromatic, control por 2 canales y presión con regulación eléctrica y opcionalmente utilización de una tablet WiFi. 
  • Diferentes opciones de deflectores (viña, anti-deriva, frutales, etc). 
  • Ventilador con diseño eficiente (muy silenciosos) que produce un volumen de aire hasta 81.300 m3/h con una necesidad de solo 38 CV de potencia. 

El crecimiento de los olivos va a muy buen ritmo (no les falta de nada… es más, casi que diríamos que son tratados como deportistas de élite), así que estamos deseando mostraros las próximas tareas. 

English version.


Arcusin al cuadrado. Finalizando campaña de recolección

Con el objetivo de terminar con la campaña 2020 y especialmente con la temporada de recolección y así dar paso a los trabajos de preparación de suelo de la sementera 2020, el último trabajo que nos queda por mostraros es la recogida de las pacas que se generan de los trabajos de empacado que comentamos en la anterior entrada.
Como os comentamos, tres empresas dedicadas al empacado son las que se encargan de trabajar en el término de nuestro pueblo (La Alberca de Záncara – Cuenca). El término tiene unas 10.000 hectáreas y hay que recoger las pacas en un tiempo breve ya que tenemos la costumbre de comenzar a levantar los rastrojos en el mes de agosto para así poder destruir los restos de paja durante los días de calor en los que esta tarea es más sencilla que en los días de septiembre cuando el clima comienza a ser más fresco y húmedo. Prácticamente todas las pacas se recogen con los carros autocargadores, aunque en alguna ocasión son los camiones los que se trasladan al campo para ser allí cargados… pero es mínimo en comparación con el trabajo que realizan los remolques autocargadores.
Las empresas de empacado que trabajan en nuestro pueblo disponen de tres remolques Arcusin y uno Plegamatic; para trabajar en todo el término esta maquinaria se queda bastante corta ya que además hay que recoger todas las pacas en pocas semanas… aún así hacen un buen trabajo. En esta ocasión visitamos a la empresa “Hnos. Rosado” que este año han comprado otro remolque Arcusin AutoStack FSX (ya disponían de uno) como podéis ver en nuestro vídeo y fotos. El trabajo con estos remolques es muy sencillo y sobre todo rápido (el remolque está completamente robotizado). Disponen de varios sitios donde dejar las pacas para así no tener que hacer muchos kilómetros de transporte. El remolque se carga muy rápidamente, en unos 6 minutos se puede tener cargado con las 27 pacas (90x80cm) o con las 18 pacas (90x120cm), por lo que si la descarga se hace en una zona cercana a la parcela de trabajo, esta queda sin pacas en muy pocos minutos.
Si hablamos un poco de los dos remolques Arcusin que aparecen en las fotos, una de las principales diferencias que se pueden apreciar entre el nuevo remolque y el antiguo es la forma de sujetar las pacas a la hora de descargar. En el antiguo (enganchado al Fendt 817) se tenía unas abrazaderas en la parte trasera que sujetan (como una prensa) las pacas de la primera fila y este nuevo remolque (enganchado al John Deere 6150 R), las pacas son apoyadas en vez de sujetadas. El sistema antiguo, en algunas ocasiones provoca roturas de cuerdas y con este cambio se ha eliminado el problema… podéis verlo en el vídeo en la parte de descarga.

English version.


Jornadas de siega de forrajes

En aquellas explotaciones agrícolas donde hay ganado (cabras, ovejas, vacas,…) llevan una semanas en plena actividad para segar los forrajes que luego se utilizarán para dar de comer a los animales. En esta ocasión, nuestros amigos César Rivera (de Calera y Chozas – Toledo) y José Vicente (Cuenca) nos han enviado unas fotos de sus trabajo de segado y empacado… el factor común que los une es la segadora Pöttinger Novacat. La segadora que utiliza José Vicente es la Novacat 351 Alpha-Motion y el equipo de César es más completo ya que tiene una segadora frontal y una trasera suspendida. José Vicente tiene la explotación agrícola a tan solo unos kilómetros de la ciudad de Cuenca, por lo que ir allí y ver la segadora trabajar con la bonita ciudad de Cuenca en el horizonte es un lujo que no muchas personas tienen el placer de disfrutar en estos días.
El trabajo con este tipo de máquinas es bastante rápido. Según nos comenta José Vicente, la velocidad de trabajo es de 18 km/h (en alfalfa, titarros, veza, etc) y 15 km/h en avena o triticale… por tanto, puede segar unas 30 ha en una jornada de trabajo con la segadora de 3,5 metros de ancho de trabajo. La segadora se regula en una posición flotante y se adapta al suelo perfectamente. Si la parcela está bien preparada para no tener piedras, se disfruta segando a gran velocidad. La segadora trabaja a 1.000 r.p.m. de toma de fuerza y dispone de un multiplicador de revoluciones que permite que los discos trabajen en perfectas condiciones con un caudal de mies muy grande. A la gran velocidad de trabajo que hemos comentado y trabajando con las cuchillas a ras de suelo, el corte se hace perfecto.
También se puede incorporar el acondicionador de rodillos, que en el caso de la alfalfa nos permite hacer una deshidratación mucho más rápida. Si se utiliza el acondicionador se puede empacar en unos 2 días (cuando el forraje tiene menos de 15º de humedad). Si no se utiliza el acondicionador, la espera puede llegar hasta una semana. Es el caso de la avena, en el que la siega ya se hace con algo de grano y para no machacar el grano, no activa el acondicionador.
En próximos artículos os enseñaremos como se utilizan estos forrajes para dar de comer a los animales… seguro que será muy interesante.
English version.