Días de recolección (III). Ajo morado

Seguimos con los trabajos de verano que en su gran mayoría son tareas de recolección. Después de la recolección de los cereales y leguminosas (podéis ver las entradas anteriores), en nuestra zona viene el cultivo estrella que es el ajo morado. Ya os hemos hablado en multitud de ocasiones del ajo morado de «Las Pedroñeras», que en nuestra zona sigue siendo el motor de la economía y además un cultivo que nosotros hemos cultivado durante muchos años y que además nos gusta mucho. 

Esta vez, visitamos a nuestro amigo Paco para ver como trabajaba con su nueva máquina arrancadora-atadora de ajos. Es una máquina del fabricante JJBroch. Su gran característica es que trabaja con tres surcos a la vez cuando lo normal es ver estas máquinas de dos surcos o incluso de uno. Como consecuencia de trabajar con tres surcos a la vez, la máquina permite trabajar más hectáreas al día y otra cosa a tener en cuenta es que el tractor no pisa tanto terreno y por tanto no se rompen tantos ajos que se quedan en el suelo después de trabajar en surcos vecinos.  

Como podéis ver en el vídeo, la velocidad de trabajo es alta (en torno a 10 km/h) por lo que los tres atadores trabajan a pleno rendimiento. La máquina la controla una persona ya que los tres cuerpos van en paralelo… para ello, lo ideal es usar una sembradora de 6 surcos y así no tener problemas con las posibles variaciones de distancia que se pueden dar en los cierres entre surcos. Después de este trabajo, hay que colocar los manojos para que el ajo tenga un buen secado y ya estarán listos para entregar en Coopaman.

English version.

Días de cosecha (II). Cereales y leguminosas

Seguimos con los trabajos de recolección y en esta ocasión nos centramos en los cereales de invierno y las leguminosas, dos tipos de cultivos que en nuestra zona son los más usados desde hace ya unos años. 

Este año, la cosecha ha sido una de las mejores que podemos recordar. Las lluvias de invierno y primavera han sido perfectas y hemos tenido unos rendimientos muy exitosos en casi todas las parcelas. El año pasado también fue muy lluvioso pero el rendimiento no fue tan parejo. Por tanto, podemos decir que la media de cereal ha sido de unos 5.000 kg/ha y la media de leguminosas (en nuestro caso lentejas Elton) de unos 1.700 kg/ha. Además, el precio también es bastante bueno y ya lo hemos fijado con los valores que podéis ver en esta tabla

En cuanto a la cebada, que tal vez es el cultivo más importante para nosotros, en nuestra zona y especialmente en nuestro pueblo siempre se ha sembrado la variedad Hispanic como variedad principal. Desde hace unos años, otras variedades como Planet, Nure, Sfera, Lavanda, Traveler, Kalea… multitud de variedades han tomado el relevo y están dando unos rendimientos mucho más altos que la Hispanic. En parcelas con un cultivo sano, donde la Hispanic puede sacar un rendimiento de 4.000 kg/ha, estas variedades nuevas pueden alcanzar los 5.500 kg/ha sin problemas. Para la próxima sementera, hemos decidido dejar la variedad Hispanic y sembrar Nure y Sfera, que este año nos han dado muy buenos rendimientos. 

Para finalizar queremos terminar con una salida, esta vez tuvimos la oportunidad de visitar a nuestro amigo Paco, que estaba cosechando triticale tal y como podéis ver en el vídeo y las fotos con su cosechadora John Deere T550. Un triticale Amarillo que estaba sacando muy buen rendimiento (en torno a 6.000 kg/ha) y que se veía que la cosechadora estaba trabajando a pleno rendimiento… esperamos que os guste el vídeo y las fotos… a nosotros nos gustó muchísimo la cosechadora. 

English version.

Sembrando Adormidera

El cultivo de la adormidera es bastante común en España y más concretamente en la provincia de Albacete. España es el segundo productor mundial, sólo adelantado por Australia, de la adormidera o también conocido como el opio legal. Es un cultivo que controla una única empresa, Alcaliber, desde el año 1973 ya que es la única empresa que tiene permiso de su cultivo y explotación del Ministerio de Sanidad. Por tanto, Alcaliber es la empresa que contrata la producción de la amapola roja a los agricultores a través del alquiler de sus tierras, esta empresa es la que le suministra las semillas y les aporta a los técnicos que, junto al agricultor, seguirán todo el proceso productivo con revisiones periódicas. Asimismo es misión suya, una vez la planta está seca, recogerla con cosechadoras especiales y procesarla para la obtención de los opiáceos. Después de ser procesados con ellos se formularán los distintos medicamentos, a través de sus dos materias primas: el opio y la paja.

La adormidera que se cultiva en España, variedad Nigum, está destinada a la transformación industrial para la obtención de morfina, codeína y tebaína. Todo este proceso está rodeado de las más estrictas medidas de seguridad, a través de agentes de la Guardia Civil o de la Policía Nacional.

La adormidera es un cultivo que encaja perfectamente en los regadíos tan extensivos que hay en la provincia de Albacete y además es un cultivo que tiene muy buenos rendimientos, pudiendo llegar a unos 3.000kg/ha (el precio puede variar según el año pero está entorno a 0,80 €/kg). Además, la cantidad de agua que necesita no es excesiva (similar al cereal) y es un cultivo que está completamente mecanizado.

Si nos centramos en las tareas de siembra que estaba realizando nuestro amigo Juan, como podéis ver en nuestras fotos y vídeo, lo principal es tener un terreno bien preparado. Este terreno necesita no tener mucha labor e incluso estar un poco duro (se trabaja con un preparador o cultivador aunque lo ideal es usar la grada rotativa muy superficialmente y después pasar el rodillo antes de sembrar). La semilla se deja muy superficial ya que será el primer riego que se haga el encargado de taparla. Como podéis ver, la sembradora no lleva rastra y se utiliza una sembradora de discos para así tener una precisión máxima al dejar la semilla en el suelo.

En una jornada de trabajo, se pueden sembrar muchas hectáreas ya que el equipo que lleva Juan consta de dos sembradoras Amazone D9-3000 Super gemelas que tienen un ancho de trabajo de 6 metros. La dosis de siembra que se utiliza es de 2 kg/ha por lo que no necesita parar para llenar la tolva durante la jornada y la velocidad de trabajo está en torno a 6,5 km/h. Después de la siembra, se realiza un tratamiento de pre-emergencia para prevenir la nascencia de malas hierbas y un riego pequeño para fijar la semilla… pero esto será otro tema a tratar.

English version.


Preparación de suelo: picando piedras

Otra de las tareas de preparación de suelo para tener una buena cama de siembra es la eliminación de las piedras… especialmente en parcelas en las que abundan estas piedras. 

En este sentido al agricultor puede optar por una de las dos opciones recoger las piedras y dejarlas en una linde de la parcela o elegir la opción de triturarlas, que es el caso que nos ocupa. Si optamos por recogerlas, la ventaja es que la tierra no sufre alteración alguna en cuanto a los aportes al suelo que puede generar la piedra molida pero sí que se forman majanos que suelen ser sitios donde habitan conejos (esto puede ser un problema grave). Si optamos por picar la piedra, se suele decir que el aporte que genera la piedra molida puede empobrecer las cualidades del suelo… en nuestro caso hemos molido la piedra y no hemos notado pérdida de rendimiento de la parcela. 

Hace unos años ya publicamos una entrada donde hablábamos sobre estos trabajos de trituración como podéis ver aquí. En esta ocasión visitamos a nuestro amigo Jose Ángel para ver trabajar su trituradora TMC Cancela como podéis ver en nuestro vídeo y fotos. Es una máquina diseñada para un trabajo superficial con tractores de media potencia, por lo que es ideal para agricultores que no hacen un uso súper intensivo de la máquina. TMC Cancela tiene otros modelos para uso más intensivo pero ya requiere de tractores de alta potencia y en nuestra zona no son los habituales. 

Antes de realizar el triturado de piedra es fundamental que las piedras se encuentren en la superficie para que así la máquina pueda trabajar más rápido. Para ello se utilizan las sembradoras de cereal. Una primera tarea es pasar la sembradora que se encarga de levantar todas las piedras gracias a flexibilidad sus brazos y dejarlas en la superficie. Una vez hecha esta labor, se pasa la máquina que triturará las piedras superficiales y las que se encuentren enterradas a unos centímetros. Son trabajos que antes de realizarlos tienes que pensar si realmente son necesarios, ya que el precio que se paga por ellos está en torno a 90 €/h. El rendimiento que la máquina puede sacar por hora varía muchísimo según la cantidad de piedra a triturar y la profundidad de trabajo.

English version.