Sembrando Adormidera

El cultivo de la adormidera es bastante común en España y más concretamente en la provincia de Albacete. España es el segundo productor mundial, sólo adelantado por Australia, de la adormidera o también conocido como el opio legal. Es un cultivo que controla una única empresa, Alcaliber, desde el año 1973 ya que es la única empresa que tiene permiso de su cultivo y explotación del Ministerio de Sanidad. Por tanto, Alcaliber es la empresa que contrata la producción de la amapola roja a los agricultores a través del alquiler de sus tierras, esta empresa es la que le suministra las semillas y les aporta a los técnicos que, junto al agricultor, seguirán todo el proceso productivo con revisiones periódicas. Asimismo es misión suya, una vez la planta está seca, recogerla con cosechadoras especiales y procesarla para la obtención de los opiáceos. Después de ser procesados con ellos se formularán los distintos medicamentos, a través de sus dos materias primas: el opio y la paja.

La adormidera que se cultiva en España, variedad Nigum, está destinada a la transformación industrial para la obtención de morfina, codeína y tebaína. Todo este proceso está rodeado de las más estrictas medidas de seguridad, a través de agentes de la Guardia Civil o de la Policía Nacional.

La adormidera es un cultivo que encaja perfectamente en los regadíos tan extensivos que hay en la provincia de Albacete y además es un cultivo que tiene muy buenos rendimientos, pudiendo llegar a unos 3.000kg/ha (el precio puede variar según el año pero está entorno a 0,80 €/kg). Además, la cantidad de agua que necesita no es excesiva (similar al cereal) y es un cultivo que está completamente mecanizado.

Si nos centramos en las tareas de siembra que estaba realizando nuestro amigo Juan, como podéis ver en nuestras fotos y vídeo, lo principal es tener un terreno bien preparado. Este terreno necesita no tener mucha labor e incluso estar un poco duro (se trabaja con un preparador o cultivador aunque lo ideal es usar la grada rotativa muy superficialmente y después pasar el rodillo antes de sembrar). La semilla se deja muy superficial ya que será el primer riego que se haga el encargado de taparla. Como podéis ver, la sembradora no lleva rastra y se utiliza una sembradora de discos para así tener una precisión máxima al dejar la semilla en el suelo.

En una jornada de trabajo, se pueden sembrar muchas hectáreas ya que el equipo que lleva Juan consta de dos sembradoras Amazone D9-3000 Super gemelas que tienen un ancho de trabajo de 6 metros. La dosis de siembra que se utiliza es de 2 kg/ha por lo que no necesita parar para llenar la tolva durante la jornada y la velocidad de trabajo está en torno a 6,5 km/h. Después de la siembra, se realiza un tratamiento de pre-emergencia para prevenir la nascencia de malas hierbas y un riego pequeño para fijar la semilla… pero esto será otro tema a tratar.

English version.


Días de siembra con la Airsem DM

 En las últimas semanas hemos publicado entradas dedicadas a la preparación de suelo con el objetivo de tener el terreno listo (cama de siembra) para la siembra convencional que nosotros practicamos (en nuestra zona nos atreveríamos a decir que todos los agricultores así lo hacen). En el mes de mayo decidimos cambiar la sembradora que teníamos (Solá Neumasem 799) por una Gil Airsem DM 6040 (también estuvimos valorando la compra de una sembradora Aguirre). Después de los trabajos de siembra durante los dos últimos meses, la conclusión es que ha sido un cambio completamente acertado y no es porque la Solá no sembrase bien, el problema que teníamos era que se trataba de una máquina muy pesada para nuestro tractor. 

La sembradora Gil Airsem DM es un modelo nuevo que el fabricante español “Sembradoras Gil”   ha lanzado al mercado para poder usarla en siembra directa, mínimo laboreo o siembra convencional. La gran diferencia para cada una de esas técnicas de siembra es el muelle que se utiliza en los brazos. En nuestro caso, va configurada para siembra convencional. Las principales características del modelo que tenemos nosotros son:  

  • Ancho de trabajo: 6m. 
  • Distancia entre surcos: 15cm (40 chorros). 
  • Tolva de polietileno de 2.000 litros. 
  • Turbina mecánica a 1.000 r.p.m. 
  • Distribuidor mecánico. 
  • Ancho de transporte: 2,5m. 
  • Peso de la máquina en vacío: 1.600kg. 
  • Tren de siembra de 4 filas. 
  • Cuatro ruedas de control de profundidad. 
  • No incorpora preparador. 

Una vez terminadas las tareas de siembra, tanto de cereal como de leguminosas, las sensaciones que hemos tenido han sido muy positivas. La máquina es ligera pero muy robusta por lo que nuestro tractor (Deutz-Fahr M600 Agrotron) trabaja muy bien con ella. El control de profundidad es muy sencillo y eficaz y la adaptación al terreno de toda la máquina es fantástica, por lo que estamos teniendo unas siembras con nascencia muy uniforme y rápida. Como ya hemos indicado en alguna otra ocasión, lo ideal para la semilla es que se entierre solamente en torno a 3cm (debe quedar muy superficial). El acceso al sistema de pesado es muy accesible y calcular la dosis de semilla es rápido: solamente consiste en girar la rueda del distribuidor 7 vueltas y multiplicar por 100 el peso de la cantidad de semilla obtenida. Con eso tendremos los kg/ha que vamos sembrando… es super preciso.

También tenemos que indicar que algunas cosas son mejorables (teniendo en cuenta que son cosas mínimas) y que tal vez serían tareas a tener en cuenta para el futuro. Estas podrían ser: 

  • Eliminar las tapas de la tolva por otra solución más accesible (como podría ser una lona): no son cómodas para abrirse y además dificultan mucho la descarga de la semilla por su gran altura.
  • Actualizar las funcionalidades del ordenador: tiene que tener avisos más contundentes cuando, por ejemplo, olvidas conectar la turbina o se vacía la tolva.

English version.


Selección de semilla

Conseguir buena semilla consta de varios pasos para asegurar la mejor cosecha. Por un lado está la elección de una buena semilla, que sin duda alguna será el primer paso para alcanzar una buena cosecha el próximo año. En nuestro caso y en nuestra opinión para el caso de muchos agricultores, el grano de la cosecha anterior habitualmente se usa como semilla para la sementera siguiente. Por otro lado, la semilla restante se compra y así, al mismo tiempo, se renueva la semilla, sobre todo en cereales y leguminosas.

El grano que se utiliza de la cosecha anterior hay que seleccionarlo para tener una semilla lo más igualada posible, libre de impurezas y así poder hacer una sementera fiable. Lo normal en este caso es ir a una cooperativa o empresa que se dedica a limpiar y seleccionar grano ya que para ello tienen máquinas especializadas para este trabajo… el coste suele rondar los 0,03€/kg. Es bien sabido que el agricultor en multitud de casos nos gusta inventar sobre todo con las herramientas que tenemos en nuestras casas y así ahorrar dinero, reutilizar herramientas e incluso enseñarle los inventos al vecino.

En esta ocasión, nuestro amigo Fernando nos ha enviado un invento de cómo selecciona el grano de alfalfa con su cosechadora Deutz-Fahr 7206 (en su zona no hay ninguna empresa especializada donde se dediquen a seleccionar ese grano). Como podéis ver en las fotos y el vídeo, Fernando ha equipado la máquina con una tolva para ir echando el grano. La cosechadora va tragando el grano y lo va seleccionando. Hay que ajustar muy bien el ventilador (dar muchas revoluciones) y cerrar mucho las cribas… parece que el invento funciona, incluso llena las sacas directamente. Sobre todo es útil para épocas en las que hay prisa para preparar la semilla y la cosechadora está parada. Como contrapartida, pensamos que no sale muy rentable ya que la cosechadora no destaca por tener unos consumos bajos de gasoil al ser máquinas con motores potentes. 

English version.



Olivar superintensivo en secano

Como ya hemos hablado en varios artículos, en nuestra explotación agrícola estamos ampliando el terreno de olivar que tenemos. Desde hace tres años hemos plantado varias parcelas de olivar utilizando un marco de plantación de 7×7 (son parcelas de secano) y variedad Picual. Muchos de los agricultores y seguidores en redes sociales nos han animado a apostar por el olivar superintensivo en secano, por lo que nos hemos ido a preguntar a una de las mejores empresas especializadas en este tipo de cultivos de alta densidad, la empresa cordobesa CBH.
Las principales características a tener en cuenta a la hora de decantarse por un olivar superintensivo en secano podrían ser las siguientes:   
  • Limitado geográficamente a zonas con pluviometría media superior a 400 mm/año.
  • Imprescindible implantación otoñal del cultivo.
  • Densidades de plantación: de 2.000 a 3.500 plantas/ha.
  • La distancia entre las plantas de olivo debe ser de 1 a 1,5 metros.
  • Distancia entre líneas de 3 a 3,5 metros.
  • Setos estrechos (75-80 cm) y no muy altos (2,5 metros), con capilaridad lumínica total y alta eficiencia productiva. Los setos de dimensiones reducidas son de fácil manejo y además hay que tener en cuenta la mecanización total de aplicaciones de productos fitosanitarios, poda y recolección.
  • Alto número de tabiques vegetales por Hectárea.
  • Necesidades menores de agua y nutrientes (árboles de vigor reducido), y menor susceptibilidad a plagas y enfermedades (mayor aireación y solarización).
  • Apto tanto en agricultura convencional como ecológica.
  • Producciones en torno a 7.000 kg/ha.
  • Las variedades más recomendables son Arbequina, Arbosana y Lecciana ya que son variedades con vigor más reducido y alta productividad.
  • Los costes de mantenimiento son bastante inferiores a explotaciones de riego.
Una vez evaluados los puntos anteriores tenemos que tener en cuenta que este tipo de plantación tiene una precoz entrada en producción y por tanto el retorno de la inversión empieza antes (con tres o cuatro años ya se comienza a tener producciones bastante considerables).
La inversión por hectárea está en torno a 4.000-6.000€ según el número de plantas, variedad, forma de la parcela… sin duda alguna es una cantidad a tener en cuenta, aunque la inversión inicial y el coste de mantenimiento, en principio, son bastante buenos por la puesta en producción tan acelerada que tienen estas plantaciones y el gran potencial de productividad que genera.

English version.