Sementera 2019. ¿Disco o reja?

“Que la siembra directa está muy consolidada en muchas zonas de España” es un hecho. Y que casi con todos los agricultores con los que hablamos y practican esta técnica de siembran están contentos con los resultados es también un hecho. Por tanto, lo que no entendemos es por qué no está completamente consolidada en todas las zonas… puede que la clave de esto sea que no todas las zonas tienen las mismas características de terreno, climatología, etc. o incluso la cultura de los agricultores frente el cambio, ya que es necesario tener una mentalidad abierta y estar dispuestos al cambio. Algunos agricultores se quedan a mitad de camino y hacen mínimo laboreo, que también puede ser una solución buena.
Como ya hemos dicho en varios artículos dedicados a la sementera, en nuestra zona nadie practica la siembra directa, por lo que nos hemos ido a hablar con nuestro amigo Fernando (de Medina de Rioseco – Valladolid) y Daniel (de Barchín del Hoyo – Cuenca). Nuestros dos amigos son grandes agricultores, con explotaciones amplias de cientos de hectáreas en cultivos extensivos que practican siembra directa desde hace varios años. La conclusión que sacan es que los resultados son muy similares a los de la siembra tradicional y los costes son bastante menores, sobre todo costes en maquinaria agrícola y tiempo ya que los trabajos de preparación de suelo se eliminan y las tareas se limitan a sembrado, abonado y pulverización.
Uno de los dilemas para el agricultor que quiere hacer siembra directa es la elección de la sembradora y por tanto si es una sembradora de discos o de rejas… que a su vez es una pieza clave en esta técnica de siembra. Fernando trabaja con una sembradora Gil de discos y una sembradora Solá de rejas. En su terreno, la sembradora de discos trabaja mucho mejor ya que hace una conservación perfecta de la capa superficial de la tierra donde se deja la semilla (el disco abre el terreno, deposita la semilla y se cierra… una operación similar a la realizada por un bisturí). Fernando observa que la sembradora de rejas rompe más el terreno y en sus parcelas la semilla tarda más en germinar. Otra de las ventajas que las sembradoras de siembra directa con discos tiene es que se puede utilizar menos dosis de semilla ya que la nacencia es mucho más optima al llevar, en el tren de siembra, las ruedas que van aprentando la tierra y la semilla. Esta acción garantiza la mínima pérdida de semilla. Además de eso, al ir cada cuerpo o surco independiente, la profundidad de la semilla es muy pareja en todos los surcos, regulando dicha profundidad de forma muy sencilla. Por contra, al mantener la capa vegetal y no hacer nada de alzado de rastrojos, los topillos campan a sus anchas y en algunas zonas el problema se está convirtiendo en algo muy serio.
Por otro lado, Daniel nos comenta que para él la sembradora de rejas es la ideal, ya que suelen tener mucho terreno arcilloso y cuando se siembra, si está húmedo, el disco no trabaja bien. Otro problema que tienen es que cuando la paja (que es picada por la cosechadora e incorporada como materia orgánica a la tierra) no se ha descompuesto bien y está húmeda, el disco en muchas ocasiones no es capaz de clavar en la tierra y la semilla se queda demasiado superficial. No es necesario comentar que para terrenos con mucha piedra, la reja trabaja mucho mejor al penetrar mejor entre las piedras que el disco. Otra factor a tener en cuenta es el mantenimiento de la sembradora. Las de discos llevan mucho más mantenimiento que la de rejas ya que los desgastes son mayores pasados unos años de trabajo.
Como os decíamos, los costes suelen ser menores ya que las tareas de preparación de suelo se eliminan por completo. Es cierto que el uso de herbicidas para controlar las malas hierbas aumenta, por lo que hay que tener un control de su uso para no aumentar los gastos y la contaminación. Daniel hace un tratamiento con herbicida justo antes de sembrar para así eliminar las pocas malas hierbas que han podido nacer con las lluvias de otoño. Si no llueve, la recomendación es esperar las lluvias o sembrar lo más tarde posible para poder hacer una purga de malas hierbas antes de la sementera.

English version.

Girasoles I: El lecho de siembra está preparado

Es hora de retomar las tareas del girasol. Después de labrar el rastrojo con los discos en Enero, ahora necesitamos hacer dos pases de cultichisel para dejar la tierra preparada y poder comenzar a sembrar girasoles. Hacemos dos pasadas de cultichisel ya que la segunda se hace en sentido perpendicular al que utilizaremos a la hora de sembrar.
En nuestra opinión, lo ideal es comenzar a sembrar los girasoles en el mes de abril (las de ciclo largo), pero algunas veces es imposible, ya que afortunadamente este año hemos tenido lluvias durante estos días, por lo que algunos agricultores las siembran durante mayo e incluso los primeros días del mes de junio (semillas de ciclo más corto)… al final todas serán cosechadas en septiembre (siempre que el verano sea seco) o en octubre… pero sobre la siembra y la recolección hablaremos en algunas entradas futuras.

Siembra directa en Belmontejo

Nuestro amigo y seguidor Rubén Melero, de Belmontejo, nos envía unas fotos sobre la siembra directa. En nuestro pueblo ningún agricultor la practica (todos llevamos a cabo la siembra convencional), por lo que no hemos podido hablar con anterioridad sobre este tema en el blog. Gracias Rubén por tus fotos y comentarios. También os recomiendo que visitéis el artículo dedicado a maquinaria de siembra directa publicado en el blog www.masquemaquina.com. ¡Un artículo muy interesante!
Él nos indica que tras la cosecha del cereal y el girasol, no han trabajado las tierras en ningún momento. Con las lluvias del mes de octubre nacieron muchas malas hierbas y unos cinco días antes de comenzar a sembrar (sembraron a principios de diciembre) escardaron las parcelas con Glifosato del 36% a 2,5 l/ha (Eurosato) + 0,2 l/ha de mojante (Agral). Tras la escarda, comenzaron a sembrar. Con este tratamiento tardío esperan no tener que volver a tratar las tierras en primavera.
La sembradora usada es una Gil Airsem 4F-4024-SNL de siembra directa de rejas. Tiene dos tolvas para el abono, que puede ser microgranulado o complejo. El ancho de trabajo es de 4 metros (16cm entre surcos) y el ancho de transporte es de 2,7 metros. La sembradora en vació pesa 1.500kg. La tolva de grano tiene una capacidad de 1.400 litros (unos 1100kg de cebada) y entre las dos tolvas de abono pueden cargar unos 450kg. En total la máquina puede pesar aproximadamente unos 3.000kg. El tractor utilizado es un John Deere 6810, que no tiene problemas para tirar de la sembradora (trabaja a 9km/h a 1.700 r.p.m. en la marcha C3. La turbina trabaja entorno a 4.000 revoluciones). Sólo puede tener algún pequeño problema cuando hace maniobras en laderas. Por ello, se ha aumentado el número de contrapesos delanteros.
Las dosis utilizada de abono es de 90 Kg/ha del 18-46(DAP) y la de cebada esterel es de 200 Kg/ha.

Arando antes de abonar

Después de las primeras lluvias de otoño y una vez que la ricia ha nacido, hacemos una pasada de chisel para preparar las parcelas que vamos a abonar en los próximos días que, a su vez, serán sembradas de cereal en noviembre. Utilizaremos abonos minerales, pero de esto hablaremos en algún post siguiente.
En cuanto a la labor realizada con los chisel, comentar que es fantástico el poder labrar con los dos tractores con los que contamos. Nuestro Deutz-Fahr Agrotron M600 utiliza unos cultichisel Gil de 19 brazos (5 metros de ancho de trabajo) y el John Deere 5720 utiliza unos chisel Quilez de 11 brazos (3 metros de ancho de trabajo). Con este equipo, podemos trabajar cómodamente y abarcar mucho terreno a lo largo del día con una velocidad de trabajo en el Agrotron de 7,5km/h y de 6,7km/h en el John Deere.
Después de abonar estas parcelas, tendremos que hacer otra pasada de chisel para tapar el abono tirado. Esta pasada suele hacerse de forma perpendicular a la dirección que utilizaremos para sembrar, con el fin de no sufrir desviaciones de la sembradora que nos originen no tener los surcos rectos. Respecto al rastrojo de la campaña anterior, cuando terminemos de dar esta pasada de chisel, lo tendremos totalmente molido y tendremos una cama de siembra perfecta.

 English version.