Trabajos milimétricos en la siembra del Ajo morado

Volvemos a uno de nuestros cultivos favoritos y sin duda el motor de la economía de nuestra zona… el Ajo Morado «Las Pedroñeras». Tuvimos el placer de compartir una mañana con nuestros amigos Jesús, Benito y Sergio y la verdad es que fue un lujo poder ver cómo sembraban el ajo morado. 

Desde comienzos del mes de diciembre hasta finales del mes de enero, es la mejor época de realizar los trabajos de siembra del ajo morado. Una vez que ya se sembraron el ajo Sprint, en septiembre, y también el ajo blanco (este prácticamente en nuestra zona ha dejado de cultivarse), toca el turno del más importante y de más calidad, el ajo morado. 

El trabajo de siembra es una labor que hay que realizar con mucho cuidado ya que será el primer paso para tener una buena cosecha en verano. Por tanto, la velocidad de trabajo está en torno a 2,5 km/h y la dosis a plantar es muy importante. Esta dosis se controla de acuerdo al número de ajos que se siembran en un metro, que viene a estar en torno a los 11 ajos/metro. Si haces cálculos de la longitud de la besana y sacas una media del peso de cada diente de ajo (varía según el calibre de la cabeza del ajo), puedes determinar la cantidad de kilogramos que necesitas para sembrar una hectárea. 

Como podéis ver en el vídeo, están trabajando con dos sembradoras mecánicas JJ Broch de 8 surcos, por lo que pueden sembrar bastantes hectáreas en un día. Estas máquinas permiten trabajar a los tractores sin problemas, con un muy bajo régimen de motor y con bastante ligereza ya que la máquina no es muy pesada… todo lo contrario respecto a otra máquina neumática del mismo fabricante, que requería de muchas revoluciones de motor para que la turbina de aire generase el caudal adecuado y mucho peso al ser una máquina mucho más pesada. Otro punto importante en la sembradora es elegir correctamente los piñones a utilizar, que irán en función del tamaño de los ajos y la cantidad que se quiera echar por metro. Además, el tamaño de las cucharillas que cogen los ajos de la tolva también hay que tenerlas correctamente para que no cojan ajos dobles o fallen en la captura.  

Por último, otra herramienta casi indispensable hoy en día es el sistema de autoguiado que se utiliza, que para estos trabajos es necesario la máxima precisión y por tanto disponer de señal RTK. El John Deere 6130M trabaja con un autoguiado John Deere y el Massey Ferguson 5713S trabaja con el autoguiado Cerea.

English version.

Ventas de maquinaria agrícola nueva en España en 2020

Como es ya habitual año tras año, os mostramos los datos de la venta de maquinaria agrícola nueva en España durante el 2020, que a su vez se publica por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (tenéis la información mensual aquí). A continuación os haremos un resumen de lo que nosotros consideramos más interesante. Antes de meternos en cifras, destacar que viendo el año ya terminado con el grave problema de la pandemia, las cifras de ventas no son tan malas como podríamos esperar después del año vivido.

La cifra de tractores nuevos vendidos ha disminuido a los 10.676 (en 2019 fue de 12.156). Una cifra que está en la línea de los 10.000 tractores nuevos vendidos anualmente que es la cifra de referencia desde hace 10 años. Nuestra apuesta (durante este verano) sería una cifra en torno a los 9.000 por lo que se ha superado con creces, por tanto se puede decir que no ha sido un mal año en cuanto a la venta de tractores nuevos se refiere.

Las ventas de tractores nuevos por marcas siguen lideradas por John Deere (2.429 unidades en 2020, 2.972 unidades en 2019 y  2.866 unidades en 2018) y New Holland (1.403 unidades en 2020, 2.021 unidades en 2019 y 2.059 unidades en 2018). Este año John Deere mantiene el liderato en las ventas por grupo comercial. Nos gustaría destacar las subidas de Deutz-Fahr y Fendt en la venta de tractores nuevos por marcas que han llegado a las posiciones tercera y cuarta del ranking, posiciones que el año pasado ocupaban Kubota y CaseIH. A continuación podéis ver en la gráfica las ventas por marca:

Por otro lado, un dato interesante a analizar es la marca más vendida por potencia media en la que Fendt continúa siendo líder un año más con 188 CV/tractor, (178 CV/tractor en 2019 y 176 CV/tractor  en 2018). Tenéis más información en las siguientes tablas:

El tractor más vendido ha sido el John Deere 6115MC, que se mantiene en el puesto un año más. Suponemos que este será el último ya que se deja de fabricar y es sustituido por la nueva serie 6M

Con respecto a maquinaria nueva vendida en 2020, os mostramos la siguiente tabla donde podéis ver mensualmente las ventas realizadas. Ahí tenéis información de tractores, remolques, maquinaria de preparación de suelo, recolección, etc. Cabe mencionar que se han vendido un total de 32.204 máquinas nuevas (35.430  unidades en 2019 y 41.249 unidades en 2018 y  37.667 unidades en 2017), lo que implica una caída importante respecto al año anterior y continua con la tendencia descendente año tras año. Un dato curioso que podemos ver es la venta de sembradoras, que tiene una fuerte subida de ventas en el mes de junio (415) gracias al Plan Renove. 

Destacamos los siguientes datos:

  • Remolques: 3.834 unidades en 2020, 3.506 unidades en 2019 y 5.961 unidades en 2018.
  • Por otra parte tenemos la maquinaria suspendida o arrastrada:
    • Equipos de preparación de suelo: 2.914 unidades en 2020, 2.990 unidades en 2019 y 3.850 unidades en 2018.
    • Equipos de siembra: 932 unidades en 2020, 971 unidades en 2019 y 936 unidades en 2018.
    • Equipos de tratamientos fitosanitarios: 6.234 unidades en 2020, 7.158 unidades en 2019 y 8.571 unidades en 2018.
    • Equipos de aporte de fertilizantes y agua: 2.254 unidades en 2020, 2.175 unidades en 2019 y 3.471 unidades en 2018.
    • Equipos de recolección: 2.174 unidades en 2020, 2.020 unidades en 2019 y 2.706 unidades en 2018.
La caída de ventas de maquinaria nueva se salva gracias a la venta de cosechadoras de cereal, destacando en este 2020 las 216 unidades vendidas frente a las 201 unidades en el 2019 (285 unidades en 2018 y 304 unidades en 2017), De nuevo, el líder sigue siendo Claas. La barrera de las 300 unidades vendidas queda lejos año tras año. Este sector está completamente monopolizado por Claas (83 unidades), New Holland (69 unidades) y John Deere (46 unidades). Cabe comentar también que el resto de fabricantes, que hace años parecía que tendrían una fuerte importancia en el mercado, se van diluyendo cada año, teniendo cifras de ventas prácticamente insignificantes: Deutz-Fahr (6 unidades), Massey Ferguson (6 unidades), Fendt (3 unidades) y Case IH (3 unidades).
Siguiendo con maquinaria de recolección autopropulsada, nos queda hablar de las ventas de vendimiadoras autopropulsadas nuevas que este año siguen aumentando respecto a años anteriores, llegando a la cifra de 111 unidades (107 unidades en 2019 y 100 unidades en 2018). Vuelve a liderar el mercado, un año más, New Holland con un 65% de las ventas. Podemos concluir, que el mercado lleva varios años con una cifra bastante estable que ronda las 100 unidades vendidas nuevas. Pensamos que es una buena cantidad que hace pensar que el sector vitivinícola y del olivar son sectores con gran potencial.
Algunas otras gráficas más sobre la venta de tractores nuevos:
Para finalizar, os dejamos unas fotos de nuestro amigo Benito y de nuestros amigos de la empresa de servicios “Los Mudis”, que con la compra del  Massey Ferguson 5713S y el Deutz-Fahr 6215 Agrotron respectivamente, contribuyen a aumentar las ventas anuales de tractores nuevos en el 2020. ¡¡Qué los disfrutéis con muchas horas de trabajo!!

Días de sementera: directa, mínimo laboreo o tradicional. Y tú, ¿Qué prefieres?

Con la llegada del mes de Noviembre llega la sementera. Sin duda alguna, para nosotros es la época más bonita de la agricultura y sobre todo si hay un buen tempero. Este año gracias a las lluvias de otoño (ha llovido unos 90mm desde principios de septiembre) las tareas de siembra las estamos haciendo en condiciones ideales. El procedimiento es siempre el mismo: preparar el terreno, echar un buen abonado de fondo (por ejemplo, unos 200kg/ha del 8-24-8) y sembrar el cereal de invierno (con una dosis de unos 220 kg/ha de semilla). Esto no es tan estricto como puede parecer así contado. El agricultor sabe en que parcelas se necesita más o menos abonado o la dosis y variedad de semilla elegida. Lo ideal sería hacerlo mediante las herramientas que la Agricultura 4.0 nos ofrece (mapas de rendimiento, maquinaria «inteligente»,…), pero por desgracia todo eso aún está por llegar.
Hace unos días visitamos a nuestros amigos Francisco y Fernando (La Roda – Albacete) y nos comentaban que iban a empezar a hacer siembra directa. Nos decían que sus rendimientos son bastante bajos (entorno a 2.000 kg/ha) y con el precio de venta del cereal (entorno a 170 €/t de cebada), los insumos (abonos, tratamientos fitosanitarios, combustible, etc.),… tenían que controlar mucho los gastos para poder tener una producción rentable. Por este motivo, y después de ver algunas parcelas de siembra directa de sus vecinos, han decidido iniciarse en esta técnica de siembra. La duda que nos surge es si realmente el ahorro es tan considerable ya que han tenido que comprar una sembradora de siembra directa (suelen ser bastante más caras que para siembra tradicional) y tendrán que hacer tratamientos de glifosato en vez de pasar el cultivador o una grada rápida que sin duda son aperos de muy bajo consumo de diesel.
Como podéis ver en nuestras fotos, nosotros seguimos haciendo una agricultura tradicional ya que tenemos unos rendimientos aún bastante aceptables (una media de 3.000 kg/ha) y que realmente llevamos a cabo un mínimo laboreo ya que no trabajamos con vertedera o aperos similares que requieren de un gran consumo de gasoil. En nuestra zona el apero estrella es el cultivador y prácticamente solo se utiliza dicho apero. 
Desde luego, un dilema que no sabemos resolver. ¿Qué opináis vosotros?

Pobre recogida de aceituna

La campaña de recogida de aceitunas está terminado prácticamente en toda España. En nuestra zona, la producción ha sido notablemente más reducida que en años anteriores principalmente debido a la gran sequía que se ha producido en 2017. Como podéis ver en el vídeo, comentamos que normalmente estamos en una producción de unos 3.000kg en una hectárea y este año sólo hemos tenido 670kg. Como dato positivo tenemos que indicar que el rendimiento graso se mantiene, es decir, la calidad de la aceituna es muy buena y por tanto generará un aceite virgen extra de máxima calidad. En la misma parcela que comentamos, nuestro rendimiento graso está entorno al 22% y en esta ocasión hemos llegado incluso al 23,3%, como podéis ver en la primera foto. 
Nuestro amigo Rafa Villanueva nos envía algunas fotos de su olivar. Es un olivar plantado en 1996 con unos 1056 olivos (unas 8,6ha) con un marco de producción de 9×9. Es un marco amplio, pero después de 20 años de la plantación, Rafa nos indica que ha sido totalmente un acierto ya que son terrenos con poco suelo, un poco arenosos y de secano. Tienen la mitad del olivar de Cornicabra y la otra mitad de Picual. Sin duda, la Picual les ha generado más producción, aunque la Cornicabra siempre saca algo más de rendimiento graso y los olivos son mucho más vigorosos. Tienen una producción media de unos 2.000kg/ha con un rendimiento graso entorno al 21%. 
El olivar es un cultivo que nos gusta mucho y para el que estamos ampliando nuestra explotación. El año pasado plantamos 600 olivos y este año seguiremos con nuevas plantaciones… todas ellas de la variedad Picual.  Las labores anuales que requiere este cultivo se pueden resumir en: 
  • 3 pases de cultivador para mantener a raya las malas hierbas y ayudar a retener la humedad en el suelo.
  • Un par de tratamientos fitosanitarios de primavera y otro de otoño que suele incorporar el control contra la mosca.
  • El abonado es todo prácticamente encomendado a la vía foliar con los tratamientos fitosanitarios, aunque cada 3-4 años tratamos de aplicar 400-500 kg/ha de abonos inorgánicos (si practicas agricultura ecológica se utiliza abonos ecológicos 6-7-7 o similares de origen orgánico y de liberación lenta).
  • Poda. Lo más recomendable es podar la mitad del olivar cada año. Si tienes la opción de picar la leña e incorporándola como materia orgánica es ideal.
  • Quitar los chupones en agosto o septiembre.
  • Recogida de la aceituna.  Si es mecanizada con vibrador de paraguas la tarea es muy rápida (el olivo tiene que estar formado con un pie). Los costes de recolección mecanizada (€/kg) respecto a olivares tradicionales, se reducen a menos de la mitad.
Respecto a la recolección mecanizada hablaremos en futuros artículos. En esta ocasión os dejamos algunas fotos de nuestros amigos Espejo y Curita, con sus vibradores de paraguas (frontal y trasero).

English version.