Primavera lluviosa… campos preciosos

Como bien dice el refrán “Agua de primavera, si no es torrencial, llena la panera”, la primavera lluviosa que estamos teniendo está permitiendo que ver los cultivos en el campo sea todo un espectáculo. A día de hoy, el campo está precioso. Los cultivos están en pleno crecimiento gracias a las abundantes lluvias que estamos teniendo en invierno y primavera (ha llovido unos 200mm desde que comenzó el año), por lo que las perspectivas son de una buena cosecha. De todas formas, no lo diremos muy alto porque aún quedan muchas noches y en cualquier momento se puede tener una granizada o una helada nocturna… tendremos que hacer un buen seguro para poder dormir  tranquilo. Como podéis ver en las fotos, las cebadas, trigos, guisantes, vezas, lentejas, etc. todo está fantástico y es que hasta los ajos prácticamente no han necesitado aporte de agua extra.
Durante este mes hemos estado pasando el rodillo en las lentejas Estón. El objetivo es que el suelo se compacte para que la raíz pueda hacer su función sin problemas y también para que las parcelas donde hay piedras se puedan esconder un poco para que la cosechadora pueda trabajar correctamente. La leguminosa es una planta que no tiene mucha altura, por lo que la cosechadora necesita trabajar a pocos centímetros del suelo y eso es muy complicado si hay piedras.
También hemos estado trabajando en el olivar. Desde que terminamos los últimos riegos y tratamientos en octubre, prácticamente no hemos hecho nada, por lo que ya tenía falta de dedicarle tiempo. Cinco son las tareas que hemos hecho durante estos últimos días: poda, triturado de los restos de poda, atado de olivas jóvenes a los tutores, tratamiento de brotación a todas las olivas y labrar el terreno para matar las malas hierbas.

English version.

Siega y trillado de la lenteja castellana

“Buen año de lentejas” podría ser un resumen de lo ocurrido. Ya os mostramos hace unos meses cuando sembramos las lentejas que este año volvíamos a cultivar las clásicas lentejas Castellanas después de muchos años sin sembrarlas. El tiempo ha pasado y ha llegado la hora de la recolección. Como ya hemos comentado en artículos anteriores, este año ha sido lluvioso y a pesar de que para todos los cultivos no ha sido lo ideal, las lentejas si han dado buen rendimiento. Tuvimos que hacer algún tratamiento fitosanitario extra en el mes de junio, pero hemos logrado salvar la cosecha.
Como podéis ver en las fotos, no hemos utilizado una cosechadora de cereal para este cultivo ya que las cosechadoras tienden a dañar las lentejas y como estas son para consumo humano no pueden estar rotas. Debido a esto, la recolección se realiza en dos etapas:
  • En primer lugar se hace una siega de la planta para dejarla en caballones durante unos días para que se terminen de secar. Como podéis ver, las hemos segado bastante secas, hecho que hay que evitar y hemos tomado nota de ello. Lo más idóneo es segarlas cuando tienen un color amarillo verdoso (alimonado) para evitar que el fruto se caiga al suelo y por tanto se pierda. Fue un error nuestro, porque se secaron rápidamente en pocos días debido a las altas temperaturas y no nos dimos cuenta. Tuvimos que segarlas de madrugada para así poder aprovechar el ambiente más húmedo.
  • Una vez segadas y secas, se utiliza un trillo que hace una separación del grano y la paja de forma muy eficaz, obteniendo unas lentejas muy limpias y sin ningún daño (lo podéis ver en nuestra última foto). Sin duda un proceso interesante de ver y muy divertido. Nosotros no disponemos de este tipo de maquinaria, por lo que tenemos que contratarlo a una empresa dedicada a estas tareas. El precio de siega es de 55€/ha y el precio del trillo es, bien compensable por la paja obtenida (la paja de lentejas es muy valorada por los ganaderos) o bien a 65 €/h. En nuestro caso, y para no tener que desembolsar más dinero, optamos por la primera opción y por tanto el trillo se pagará con la paja obtenida.

Una vez las lentejas están en el almacén hay que hacer un tratamiento fitosanitario para evitar que le salga “sapo” y ya estarán listas para su venta. El precio de la lenteja Castellana es super atractivo, rondando los 700€/t (la producción está entorno a unos 1.000 kg/ha) pero estas deben estar sin daños y sin manchas (las manchas suelen salir por alguna enfermedad que no ha sido controlada correctamente) y por tanto, el precio puede disminuir según la calidad de la lenteja. Ahora tenemos que buscar comprador y obtener el mejor precio posible.
La otra modalidad de venta que se suele hacer para otra variedad, la lenteja pardina, es la de tener un contrato firmado cuando se siembran. La empresa que suministra la semilla se compromete a comprar la lenteja pardina a 480€/t y el agricultor tendrá que devolver un 150% de la semilla utilizada. A nosotros nos gusta más la opción de la lenteja castellana, que sin duda, tiene más riesgo pero es mucho más atractiva y emocionante.

English version.

Trillando lentejas: Un cultivo tradicional mecanizado

Hace unos años, uno de los cultivos que en nuestro pueblo fue el motor de la economía eran las lentejas. Actualmente solo un agricultor continúa sembrándolas. Recordamos cuando nuestro padre cultivaba lentejas y en los veranos pasábamos muchos días trabajando en ellas. Los procesos de recogida y trilla eran totalmente manuales. La cosecha se realizaba con una pequeña segadora BCS, como ya publicamos el año pasado en este artículo. Tenemos un grato recuerdo de aquellas tareas 🙂

Como hemos comentado, muy pocos agricultores continúan cultivando lentejas. Es un cultivo muy delicado y que varía mucho el precio. Nuestro amigo Timo Alcañiz es uno de los que aún saca rentabilidad a este cultivo. Hoy en día, todas las tareas están mecanizadas, por lo que él realiza estos trabajos sin problemas. Está muy especializado en este cultivo y por tanto dispone de todas las herramientas necesarias. Según nos comentaba Timo cuando lo visitamos en sus tareas de trilla, este año las lluvias de junio le han producido una pérdida de un 30% de la producción. Como podéis ver en las fotos, hay muchas lentejas que se quedan en el suelo ya que al mojarse el cascabillo se abre y el fruto se cae al suelo.

Respecto a la maquinaria que está utilizando, es una antigua trilladora fabricada en Val de San Lorenzo (León). Según nos comenta, funciona muy bien aún. Esta máquina le permite trabajar con comodidad muchas hectáreas al día (depende de la cantidad de horas trabajadas y la velocidad de trabajo que está en torno a 4km/h). Dispone de una tolva de unos 1.000kg y el remolque que acumula la paja lo tiene que vaciar cada dos horas más o menos.

Un cultivo y una maquinaria muy especial… si algún seguidor tiene información sobre maquinaria que no es muy común ver en el campo, estaremos encantados de publicarla en el blog para compartirla con todos los seguidores. 

English Version

Videos:

Fotos:

Segando lentejas con una antigua Lenz

En los últimos días de la primavera y primeros días de verano, lo normal por nuestra zona, es segar las lentejas. El año pasado hablamos sobre este trabajo, mostrando un procedimiento de cosecha prácticamente manual. En esta ocasión, la cosecha ya está totalmente mecanizada. Algunos agricultores, incluso cosechan sus lentejas directamente con la cosechadora (normalmente son modelos antiguos y sobre todo pequeños). La lenteja es un cultivo muy delicado a la hora de su recolección ya que es muy importante que no estén partidas y no tengan ningún desperfecto (a todos nos gusta comernos un plato de lentejas completamente redondas y enteras).
En esta ocasión, visitamos a nuestros amigos Timo Alcañiz y su hijo Javier. Estaban trabajando con su antigua segadora Lenz H240 (tiene una anchura de trabajo de 2,1m) y su tractor Claas Axos 340. Como podéis ver en el video y en nuestras fotos, la tarea es fatigante ya que el tractor va marcha atrás para trabajar (la velocidad de trabajo es de unos 3,5km/h)… pueden cosechar unas 4ha por día. A cambio de esto, el rastrojo queda perfectamente y las lentejas no sufren ningún daño.
Las lentejas estarán en el campo durante unos días hasta que estén totalmente secas. Después de esto, pasarán una trilladora… intentaremos hacer otro vídeo para poder mostraros el proceso de recolección completo.

English version.

Vídeo:

Fotos: