Nuevo Fendt 211… the special one

 Tras varios días de duro trabajo con el nuevo Fendt 211 Profi+ FendtONE Gen3 (es una gran cantidad de siglas las que lo definen, pero no es para menos por su gran número de especificaciones), la mejor definición que se puede dar a este tractor es que Fendt se vuelve a superar a sí mismo. El Fendt 211, uno de los tractores más pequeños de este fabricante alemán, tiene especificaciones similares a cualquier otro modelo de las otras series de más potencia. Este te marca una vez que has trabajado con él, sobre todo por la gran agilidad y suavidad que tiene.

Tuvimos la suerte de poder trabajar con él unos días para realizar distintas labores en el campo: tareas de preparación de suelo en los barbechos para preparar la siembra de girasol, trabajos de pulverización en tratamientos fitosanitarios en leguminosas y trabajos de olivar con el atomizador Hardi Zaturn 2000. En todos estos trabajos, el tractor saca una nota sobresaliente. Tenemos que mencionar también el consumo del motor de 3 cilindros que equipo: es cierto que son motores que tienen unos consumos muy reducidos, pero cuando se le exige trabajo duro de tiro, como es normal, el consumo aumenta considerablemente. Fue la sensación que tuvimos al trabajar con el cultivador de 15 brazos (por cierto demasiado grande para este tractor). Aunque no hicimos un análisis detallado, la sensación que tuvimos fue que el consumo fue alto.

El tractor tiene multitud de virtudes… algunas de las cosas que más nos gustó fueron: velocidad máxima a muy bajo régimen de motor, el cambio continuo es muy cómodo para trabajos de carretera y trabajos de TdF, la gestión del tractor se hace de forma muy sencilla y se aprende rápido gracias al nuevo concepto FendtONE, el sistema de auto guiado funciona muy bien con entradas a la línea muy rápidas y suaves,… así podríamos estar indicando multitud de puntos fuertes que tiene el nuevo Fendt 211.

En cuanto a las características más técnicas, estas serían las más importantes:

  • Motor Agco Power AP 33 AWI de 3 cilindros, 3,3 litros y Fase V.
  • Potencia máxima de 114 CV.  
  • Par máximo de 508 Nm a 1.600 r.p.m. 
  • Depósito de diésel de 125 litros y 16 litros de adBlue.
  • Caja de cambios sin escalonamientos Vario ML 75.
  • Velocidad máxima de 40 km/h a 1.550 r.p.m.
  • Suspensión mecánica en cabina e hidroneumática en el puente delantero.
  • Elevador trasero de hasta 4.200 kg (elevador delantero de 2.540  kg de elevación).
  • 3 velocidades de TDF (540/540E/1000).
  • Bomba hidráulica de 104 l/min (centro cerrado con línea sensora).
  • Radio de giro: 4,2 metros.
  • Distancia entre ejes: 2370 mm.  
  • Peso total permisible: 7.500 kg.
  • Peso en vacío: 4.280kg.

Aunque hemos hablado de la gran cantidad de fortalezas que tiene el nuevo Fendt 211, también hay algunos pequeños detalles que para nosotros son mejorables para futuras evoluciones del tractor. Estas podrían ser:

  • Los estribos para subir a la cabina van anclados al depósito de combustible. Es una idea bastante usada en muchos modelos y marcas de tractores, pero a nosotros no nos termina de convencer ya que el depósito sufre demasiado.
  • La cabina está muy bonita pero debería ir mejor rematada por dentro. La parte frontal va al descubierto y se ven los posters pintados de verde.
  • No se disponen de muchos faros de trabajo, sobre todo en la parte trasera donde solo hay dos.
  • Luces de posición e intermitencias son pequeñas y en algunas ocasiones no se ven correctamente.

Para concluir, tenemos que remarcar que es un pequeño tractor con una gran capacidad y algunas funcionalidades muy innovadoras para un equipo de su gama. Pero como todo en esta vida hay pequeños detalles que podrían mejorarse y estaríamos encantados de ver estos pequeños cambios.


Un socio de categoría

En octubre de 2019 tuvimos la suerte de poder asistir a un evento en Valencia donde se presentaron las nuevas series 6M, 7R y 8R/RT/RX de John Deere… fue un buen evento enfocado a concesionarios y clientes.  La verdad es que las nuevas series nos impresionaron y desde entonces queríamos probar uno de ellos, más concretamente un nuevo 6M. Dicho y hecho, este pasado verano durante unos días tuvimos uno de ellos entre nuestras manos para verlo y probarlo en nuestro pueblo con total libertad (además venía equipado con un atomizador John Deere M120). Desde entonces tenemos pendiente publicar esta entrada para comentar nuestras impresiones… aunque las podéis ver en los vídeos que hicimos. Además, el pasado 19 de noviembre se hizo un evento online para todos los agricultores donde se presentaba la nueva serie 6M (podéis ver un resumen desde aquí). Evento divertido que contó con la intervención de Jesús Calleja pero tal vez un tanto superficial (nos gustó más el evento online de FendtONE ya que fue más profesional y más detallado).

La nueva serie 6M viene a dar un paso más en la ya súper contrastada serie 6M de John Deere sustituyendo al súper ventas 6 MC… cosa no menor ya que ha sido el tractor más vendido en España en los últimos años y con gran diferencia respecto sus competidores, por lo que la nueva serie 6M arranca con el listón muy alto. Esta nueva serie 6M incorpora, a grandes rasgos, especificaciones que anteriormente solo se disponían en la serie 6R, es decir, en tractores de alta gama. Por tanto, hablar de la nueva 6M ya no es hablar de tractores de especificaciones medias sino que ahora el agricultor dispone de casi todo lo que necesita para la agricultura española.

Si hablamos del tractor que probamos, el nuevo John Deere 6110 M, tenemos que reconocer que nos gustó muchísimo. Equipado con la cabina Premium, caja de cambios CommandQuad, distribuidores eléctricos, salpicadero en el poste lateral de la cabina, etc parece que realmente estás en un 6R, es decir, en un tractor de categoría. Algunas de las cosas que más nos sorprendieron fueron su pequeño radio de giro de 4,3 metros (cuando estás girando y estás habituado a un radio de giro, con el nuevo 6M aún puedes girar mucho más el volante), los frenos del tractor que prácticamente son similares a un coche y las suspensiones (puente delantero y cabina) que son realmente cómodas. Sí que pudimos ver que algunas cosas se pueden mejorar, como es el acceso a la cabina que es estrecho y la tecla de accionar el elevador trasero que no está en una posición muy ergonómica.

A continuación os dejamos las características más destacables del nuevo 6110 M:

  • Motor John Deere PowerTech EWL de 4 cilindros y 4,5 litros.
  • Potencia máxima: 135 CV.
  • Par máximo de 515 Nm a 1.600 r.p.m (reserva de par de 40%).
  • Depósito de combustible de 205 litros diesel y 19 litros de adblue.
  • Caja de cambios CommandQuad de 24×24.
  • Velocidad máxima de 40 km/h (a 1.670 rpm).
  • Suspensión mecánica en cabina e hidroneumática en el puente delantero.
  • Elevador trasero electrónico con capacidad de carga de hasta 5.700 kg (elevador delantero opcional de 4.000 kg de elevación).
  • 3 velocidades de TDF (540, 540E y 1000).
  • Cabina con nivel de sonoridad de 70dB.
  • Salpicadero en el lateral derecho a color.
  • Bomba hidráulica de 80 l/min (centro abierto) con opción a 114 l/min (centro cerrado y detección de carga).
  • Peso máximo autorizado de 10.450 kg y carga útil de 4,7 toneladas.
  • Batalla: 2.400 mm.
  • Radio de giro de 4.35m.

Sin más dilación,  queremos felicitar a John Deere por el gran tractor que ha diseñado.

English version.

Una buena herramienta para el tratamiento del olivar

 Siempre se ha dicho que para trabajar es necesario disponer de buena herramienta para así poder trabajar más cómodamente y sobre todo más eficientemente. Esta afirmación nos viene como anillo al dedo en esta ocasión ya que las dos máquinas (tractor y atomizador) utilizadas son realmente algunas de las mejores máquinas con las que podemos trabajar en nuestro olivar. 

Con el tratamiento realizado hace unas semanas a los olivos que aún no están en producción terminamos las tareas de cuidado por esta campaña… ahora tendremos que esperar a que pasen los fríos para que de nuevo en el próximo mes de marzo comencemos con tareas de poda de formación y vuelta a empezar… como podéis ver en las fotos y vídeo, los olivos están preciosos. Para los olivos que están en producción, realizaremos otro tratamiento después de la recolección en el mes de diciembre. El tratamiento de otoño que hemos hecho está basado básicamente en cobre, que ayudará a la planta a superar mejor los meses invernales. También proporcionamos abono y aminoácidos para aprovechar las últimas semanas de crecimiento de esta campaña. 

Respecto al atomizador John Deere M120, como podéis ver en el vídeo, es una máquina muy robusta que realmente trabaja muy “fino”. El tratamiento se hace rápidamente. Si después evaluamos las hojas del olivo, se nota bastante bien el tratamiento realizado. Esta es una de las pruebas básicas que se puede realizar para ver si el tratamiento ha sido aplicado correctamente. Podríamos asemejarla a la famosa “prueba del algodón” (como decía un viejo anuncio televisivo). Una de las pegas que podemos sacarle a este tipo de máquinas donde la regulación de la dosis no es automática, es que para realizar dicha regulación se necesita experiencia ya que no es sencillo. Nosotros tuvimos que hacer varias pruebas antes de hacer el tratamiento… es cuestión de conocer la máquina y tener un poco de tiempo inicialmente.  

Las principales características del atomizador podrían ser las siguientes: 

  • Bomba de hasta 160 l/min y presión de hasta 50 bar. 
  • Depósito de polietileno de 2.000 litros con dos agitadores. 
  • Grupo neumático: 800 mm y 900 mm. 
  • Regulador neumático: Fijo (se puede instalar paquete inteligente iS1.0 e iS1.1). 
  • Varios sistemas de control: control sincronizado manual Hidromatic, control por 2 canales y presión con regulación eléctrica y opcionalmente utilización de una tablet WiFi. 
  • Diferentes opciones de deflectores (viña, anti-deriva, frutales, etc). 
  • Ventilador con diseño eficiente (muy silenciosos) que produce un volumen de aire hasta 81.300 m3/h con una necesidad de solo 38 CV de potencia. 

El crecimiento de los olivos va a muy buen ritmo (no les falta de nada… es más, casi que diríamos que son tratados como deportistas de élite), así que estamos deseando mostraros las próximas tareas. 

English version.


Olivar. Triturado de restos de poda

Como ya comentamos en la entrada del mes pasado, una de las tareas que hemos tenido que hacer en el olivar durante estos últimos meses ha sido la poda, tanto en los olivos jóvenes como en los que tenemos en pleno rendimiento. Estas tareas de poda en los olivos en producción las solemos hacer todos los años, aunque un año practicamos una poda agresiva y al año siguiente una poda mucho más liviana. Este año no hemos hecho una poda muy agresiva y por tanto no hemos juntado excesiva cantidad de restos de poda. En los olivos jóvenes la poda la realizamos todos los años y el objetivo es muy distinto, ya que se trata de formar el árbol pero sin quitar demasiada hoja ya que podría descompensar la relación hoja-raíz. En los olivos grandes, cuando se hace una poda “en condiciones”, lo mejor es cortar con el motosierra, por lo que imaginar el tamaño de restos de poda que suelen generarse.
En el mes de diciembre compramos un triturador de iD-David de segunda mano. La verdad es que estábamos buscando un triturador desde hace meses y este nos gustó bastante (iD-David es una empresa española muy especializada en maquinaria para cultivos leñosos). Lo compramos en Talleres Marsemar (Villarrobledo – Albacete) y lo hemos utilizado bastante (tanto para triturar restos de poda de olivar y almendros). Las sensaciones que hemos tenido cuando hemos trabajado con él son muy buenas. El triturador es el iD-David TD-SO y necesita un tractor de por lo menos 120CV ya que a la hora de arrancar necesita potencia… nosotros lo llevamos en nuestro Agrotron M600 (130CV) y el tractor va muy bien trabajando a 1.700 r.p.m de motor y 490 r.p.m de toma de fuerza… el que sufre es el triturador cuando entra mucha madera, sobre todo de almendro.
El objetivo de triturar las ramas es poder incorporar estos restos de poda al terreno ya que al triturarlos, los trozos de madera terminan descomponiéndose e incorporándose al terreno como materia orgánica. Pensamos que puede ser una muy buena opción para el olivar y almendro. Además, por Andalucía el triturado de ramas ya se hace desde hace bastantes años y los resultados son muy positivos.

English version.