LA FLOILANA: ¿la finca más pequeña de la casa o la más grande?

En el viaje que hicimos el pasado mes de febrero a la fábrica de Massey Ferguson en Beauvais (Francia), pudimos conocer a Marcos Vázquez. Él es un gran agricultor gallego, propietario de Casa de Vázquez; además de un gran amante de la maquinaría agrícola. Durante estos días están con la recogida de las manzanas para la producción de Sidra y le hemos pedido que nos envíe fotos y comentarios sobre este trabajo. Aquí tenéis, con todo lujo de detalles, lo que nos cuenta nuestro amigo Marcos.

Comenzaremos por describir la parcela en la que estamos trabajando:

  • Superficie: 550 m2
  • 15 manzanos. Plantados de forma perimetral en la parcela.
  • Producción 2017: 1.900 kg de manzana ecológica
  • Precio: 0.28€/kg
  • Ingresos brutos: 553.28€ (0.99€/m2)
  • Dedicación: una persona recoge unos 460kg de manzana al día. Además, con las tareas de poda y pastoreo, conllevan una dedicación de 4 días al año.

El dilema empieza aquí, en liberar la mente de los conceptos de “pequeño”, “grande”, “productivo”, “rentable”, etc., porque son tan relativos que cualquier evidencia tan simple como ésta de la “Froilana” puede desmontarlos.

La producción de manzanas para sidra en la Casa de Vázquez en Trasliste se lleva haciendo desde hace más de 2 décadas. Dicha producción parte de dos pilares, que proyectó el titular de la casa de labranza de aquella época (20 años atrás), padre de nuestro amigo Marcos. El primer pilar parte de su etapa como emigrante en Suiza a principios de los 70 dónde pudo ver plantaciones perimetrales de árboles frutales en muchas fincas. El segundo pilar se basó en que ciertas fincas de reducida dimensión, al introducir la mecanización era muy difícil su manejo (incluso el Ebro 44 se hacía grande para 500 metros cuadrados).
A partir de ahí, empezó a pensarse que las manzanas podrían ser algo más que un alimento de época para auto consumo, y así pasar a convertirlas en una oportunidad para la sostenibilidad de la finca.
En el año 1999 se introdujo un elemento diferenciador que marca un punto de inflexión en el aprovechamiento de esta manzana: la certificación como producción de calidad, mediante la calificación del producto como ecológico por el CRAEGA (Cosejo regulador de agricultura ecológica de Galicia creado recientemente por aquel entonces). De forma progresiva, se introdujeron modificaciones de forma constante con los objetivos de aumentar la producción, y segundo, reducir la diferencia de producción entre campañas.

La plantación en general se plantea como algo simbiótico con la producción de carne de vacuno (también con certificación ecológica y denominación de origen con Ternera Gallega Suprema), puesto que debajo de los árboles, en ciertas épocas y con cuidados determinados se aprovecha el pasto y al mismo tiempo las vacas abonan el terreno. Por otra parte, se continúa aumentando el número de árboles en las fincas que tienen menos de 3.000 metros cuadrados.

Como se aprecia en el gráfico, la producción, a pesar de los esfuerzos, no es estable, pero pese a que en los últimos 5 años se están renovando árboles, tanto en la gráfica de producción como la de ingresos la tendencia clara es al aumento (este último dato se debe gracias a la diferenciación con la certificación en ecológico).

CAMPAÑA 2017

Fue una campaña convulsa. Los árboles que plantamos en la parroquia de Trasliste, Ayuntamiento de Láncara, produjeron en exceso y hubo que realizar sacudidas preventivas para evitar roturas de ramas. Aun así, algunas se rompieron de forma considerable. En los árboles plantados en las fincas de la parroquia de Franqueán, Ayuntamiento de O Corgo, las heladas tardías acabaron por completo con la producción. Para este año con la nueva plantación, lo esperado era superar la producción de 2011 (15.500kg) pero que al final no pudo ser quedándonos en 13.500kg.

En cuanto al precio, se ha conseguido un importante aumento, como reconocimiento al esfuerzo y a la perseverancia en este tipo de trabajo, se ha conseguido una subida de entorno al 4% respecto al año 2015 (año en que la producción ya fue considerable). Toda la producción se vendió a la empresa Customdrinks (Chantada), perteneciente a Estrella Galicia, que elabora entre otros productos la Sidra Ecológica “Maeloc”.

Entre las mejoras en el manejo que se han introducido con el paso del tiempo, la más destacada es la manipulación de la manzanas en sacas. Y la carga para el transporte a planta se lleva a cabo con un útil para la pala del tractor en forma de “L”, que permite rebasar los laterales (aprovechando un desnivel del terreno) del camión o remolque que se usa para el transporte a la factoría.

En el año 2015 se adquirió un remolque nuevo del fabricante gallego “Blanco y Oro” para dicha explotación. También, disponen de un tractor Massey Ferguson 5460 Dyna4 Tier III con capacidad para remolcar con facilidad por la carretera, por lo que se decidió realizar el transporte de las manzanas en tractor directamente hasta la planta, representando un importante ahorro en dinero (consume 55 litros de gasóleo en recorrer los 150 km de ida y vuelta).

Esperan introducir en un futuro inmediato la sacudida mecanizada y posiblemente, a medio plazo, también parte de la recogida mecanizada. En la actualidad la recogida se realiza de forma totalmente manual, con mano de obra familiar y asalariada. 

 
 

Suspensión neumática en los contrapesos delanteros. Proceso de fabricación

A raíz de la publicación de nuestro amigo Heliodoro sobre la suspensión en los contrapesos delanteros, nuestro amigo Julián Martínez decidió fabricarse su propia suspensión para su nuevo tractor Massey Ferguson 5712 SL. Él es muy “manitas” y dispone de bastante herramienta para trabajar… aquí podéis ver como ya fabricamos una herramienta para descargar sacas en la sembradora.

Según nos comenta, el proceso no es muy complicado… aunque requiere de alguna ayuda profesional para poder hacerlo bien. Lo primero que hizo fue buscar en Internet algunos planos que le dieran la pista de como tendría que ser. A partir de ahí, fabricó las piezas en madera y generó un prototipo que después pasaría a hierro. Cuando ya tenía el prototipo en madera ajustado, solo tuvo que cortar las piezas en planchas de hierro de 20mm y 15mm (lo encargó a una empresa que utiliza corte por láser). Los amortiguadores y balones neumáticos, los compró por separado vía Internet también. En total, el coste ha sido de unos 600€.

Como podéis ver en las fotos, el soporte va anclado al tractor mediante un bulón y dos tornillos de 20mm. El sistema aguanta una carga de unos 800kg a una presión máxima de 7 bar. Es una amortuguación neumática, por lo que es más limpia que al ser hidráulica y es mucho más fácil de variar la presión y calibrar en función al numero de contrapesos que se quiera colgar.

Actualmente, el sistema lleva 9 pastillas de 55kg (entorno a 500kg) y la suspensión va calibrada con 3,5 bar de presión de aire. Como podéis ver en el vídeo, el sistema funciona muy bien y las sensación que se tiene al conducir el tractor, tanto en carretera como en campo, es mucho mejor que si no dispones de este sistema de suspensión. De acuerdo que un sistema de suspensión integrado en el puente delantero tiene más prestaciones, pero para tractores que no tienen ese sistema de suspensión, bien por se antiguos o porque el comprador ha optado por no ponerlo por temas económicos, es una muy buena alternativa.

Vídeo:

Fotos:

Ensilando sorgo forrajero: picado, transporte y prensado

El pasado mes de agosto visitamos a nuestros amigos de la Ganadería Gala Merino (Escalona del Prado – Segovia). En esta ocasión fuimos porque estaban con las tareas de ensilado y especialmente de un cultivo nuevo para nosotros: el Sorgo Forrajero.
 La Ganja Gala Merino suministra toda su producción de leche (más de 3,5 millones de litros anuales) a Danone. Este año la empresa francesa ha galardonado a la Granja con el Premio a la Competitividad Sostenible ya que cumple con los más altos requerimientos de respeto al Medio Ambiente ( utiliza placas solares, dispone de cuatro robots de ordeño y el diseño de la granja resulta óptimo en ventilación y permite aumentar el bienestar animal).
El Sorgo Forrajero no es un cultivo muy común en España, pero puede resultar una buena alternativa al maíz ensilado. En esta ocasión, el Sorgo se sembró (con siembra directa) sobre una parcela que tenía cebada de invierno y que también fue picada y ensilada en primavera. Las necesidades hídricas del Sorgo suelen ser bastante más reducidas que el maíz (casi llegan a la mitad de riegos que necesita) y además se puede hacer dos cortes (estaban haciendo el primero). Los rendimientos que estaban obteniendo en la jornada de trabajo que estuvimos estaban entorno a 40.000 kg/ha. 
 A nivel nutricional, los análisis hechos al Sorgo indican que el nivel medio de proteínas es del 12,6%, que resulta bastante bajo comparado con otros cultivos de características similares, como podría ser el Centeno, que tiene un nivel de proteínas del 15%, aunque su producción es muchísimo menor. Por otro lado, cuando ensilas maíz se busca obtener un buen nivel de almidones, no de proteínas por lo que son alimentos complementarios. En esta ocasión, el Sorgo Forrajero se incluirá en la ración de comida de las vacas para aumentar la calidad de la leche.

Un sistema especial para regar olivos: usar una tinaja

​En posts anteriores, ya os hemos ensañado como se plantaban los olivos y hemos hablado en varias ocasiones de la recolección que se hace entorno a navidad. Como sabéis, la sequía en España se está agudizando y el tener terrenos de regadío es todo un lujo. En nuestro caso, hemos decidido invertir en riego para nuestros olivos, y aunque no se puede considerar como una parcela con riego, podremos hacer algunos riegos de apoyo, sobre todo en primavera y verano, que esperamos a la larga sean muy productivos.

Como veis en las fotos, hemos instalado una tinaja que nos ayudará a regar. Se trata de una tinaja de 14.000 litros que la hemos elevado unos 1,5 metros del suelo. Para llenarla utilizamos una cuba de 5.000 litros (no tenemos pozo en la parcela) que junto con una bomba de achique nos permite hacer el llenado completo en unas horas. Gracias al desnivel que tiene la parcela y la altura que hemos instalado la tinaja tenemos más de 4 m.c.a. que es lo mínimo que un gotero necesita para echar agua… estamos obteniendo un caudal de 5 l/h.

La parcela tiene unos 480 metros de longitud en la que hemos puesto 68 olivas​ por fila​ (marco de plantación de 7x7m). La tinaja está situada en el punto más alto de la parcela, por lo que divide la hilera de olivas en 57 y 11. Para realizar los riegos, hemos creado unas secciones para así aprovechar mejor la presión de agua, dividiendo la parcela en cuatro secciones que regamos con el siguiente orden:

  • 1ª sección: 171 olivas.
  • 2ª sección: 171 olivas.
  • 3ª sección: 114 olivas.
  • 4º sección: 86 olivas.
 Si repartimos los 14.000 litros de agua de la tinaja entre las 542 olivas plantadas, tenemos una dosis de riego de casi 26 litros por oliva… que no está nada mal. Como el gotero echa unos 5 litros a la hora, tenemos que regar unas 5 horas por cada una de las secciones.