Días de recolección (V). Almendros

A finales del mes de agosto, tuvimos la ocasión de visitar una parcela donde estaban realizando trabajos de recolección de almendro, por lo que añadimos una entrada más a nuestra serie de artículos dedicados a la recolección.

Tuvimos la oportunidad de compartir una vaisita a Daimiel con nuestros amigos de Talleres MarSeMar (concesionario oficial de Gregoire en Villarrobledo – Albacete) para ver trabajar la nueva máquina Gregoire GX9.6 de la empresa Servicios Agrícolas Visita (Malagón – Ciudad Real)… ¡¡fue una jornada muy interesante!!.  

Allí pudimos ver, en primer lugar, una parcela de superintensivo de almendros que estaba muy bien cuidado. Además, al lado, había otra parcela de superintensivo de olivar que aún estaba mucho mejor. No eran las únicas ya que en nuestro viaje pudimos ver muchas parcelas similares. La verdad es que estaban preciosas y la sensación que teníamos al estar allí era de envidia sana por ver esos cultivos tan bien cuidados y productivos.

En cuanto a la máquina de recolección Gregorie GX 9.6, cabe destacar que es una máquina remodelada con muchas cosas nuevas a destacar, enfocada a cultivos como olivar y almendros en plantaciones de superintensivos, de la que podemos destacar entre otras muchas cosas más:

  • Un cabezal de recolección nuevo que para superintensivos saca mucho más rendimiento y a la vez trata la vegetación de los árboles con mucha suavidad y por tanto los daños ocasionados en las ramas son mínimos.
  • Las tolvas tienen una capacidad de 5.000 litros. Esta gran capacidad ayuda a llegar al final del hilo en los cultivos superintensivos y por tanto mucho menos tiempo empleado en la descarga.

En definitiva, esta es una máquina que dará mucho que hablar por sus altas prestaciones en cultivos de alto rendimiento y que seguiremos su trabajo en futuros artículos. 

English version.

 

Injertando pistachos

El pasado mes de agosto visitamos a nuestro primo Juan Ángel, que estaba en una de sus parcelas donde hace unos años comenzó con la aventura de plantar pistachos… estaba realizando las tareas de injerto. Como ya os hemos dicho en alguna ocasión, nosotros estamos volcados con el olivar así que el pistacho es un cultivo bastante desconocido para nosotros.

Una de las elecciones a realizar cuando se hace una plantación de pistachos es la elección de la planta injertada o sin injertar… básicamente la gran diferencia es el precio y los años que tardarán en estar en plena producción. Un árbol injertado estará en producción algunos años antes que si lo plantamos sin injertar. Si nos centramos en el precio, tenemos estas opciones:

  • Árbol injertado: 15€
  • Planta sin injertar de 1 año: 0.8€
  • Planta sin injertar de 2 años: 2€
  • Planta sin injertar con portainjerto UCB1: 7€

En cuanto al portainjertos que se utiliza, las opciones más comunes son cornicabra y UCB1. El portainjertos cornicabra es mucho más económico pero en estos últimos años el más utilizado es el UCB1.

Si nos adentramos un poco en las tareas de injertado de pistachos, en nuestra zona estas tareas se realizan entre los meses de julio y septiembre ya que hay que buscar el mejor momento de savia en el árbol. Después de unos días será necesario revisar los injertos para ver los que se han perdido. Para poder realizar el injerto, el árbol tiene que tener unos 18 meses o más con un grosor de tronco de unos 12 mm o más. Las yemas que se utilizan para realizar el injerto son cogidas de árboles más viejos que ya están en producción o también se pueden comprar en los viveros. A Juan Ángel le gusta hacer el injerto a una altura que se quede dentro del protector, ya que cuando comience a salir el nuevo tallo, siempre es más sencillo guiarlo hacia arriba al ponerle el protector.

El objetivo final es conseguir un árbol de pistachos de la variedad Kerman, Larnaka o Sirora, que después de unos 3 años de realizar el injerto comenzarán a producir pistachos en cantidades más o menos importantes.

Días de recolección (IV). Entrega de cereal

En estos días estamos terminando con nuestras tareas de verano y especialmente las de recolección a las que les hemos dedicado las últimas cuatro entradas del blog. Dicho esto, nos centramos ahora en la entrega del grano a las empresas que se dedican a su comercialización. En nuestro pueblo, lo más habitual es la descarga directa en la eras donde, en época de recolección, las empresas que compran cereales y leguminosas tienen preparadas. Es cierto que hay algunos agricultores que guardan la cosecha en sus naves pero lo más normal es la entrega directa desde el campo… nosotros lo hacemos así. Una vez hecho esto, el grano se podrá cobrar cuando el agricultor quiera,  de acuerdo a los precios que marque la lonja de cereales, en nuestro caso es la de Albacete.  

Como podéis ver en las fotos y el vídeo, hemos visitado la era de la empresa Antonio Caballero, S.L. Esta es una empresa de las más importantes de nuestra zona y en nuestro pueblo la que más cereal compra en campaña… como podéis ver el montón de cebada es considerable y eso que el día que estuvimos fue a mitad de campaña de recolección. Aprovechamos para dar las gracias a Jose Antonio (responsable de la empresa Antonio Caballero, S.L. en nuestra zona) que nos facilitó mucho la visita. 

Uno de los objetivos de este trabajo fue poder trabajar con la manipuladora telescópica Kramer KT407. La tarea de cargar varios camiones con la máquina fue bastante rápida y sobre todo divertida. La Kramer KT407 es una telescópica que desde lejos se ve que es una máquina de altísima calidad, pero cuando te acercas a ella, te das cuenta que estás ante un producto Premium e incluso podríamos decir que se trata de una telescópica muy exclusiva.  

Durante las horas de trabajo que estuvimos con la Kramer KT407 también vimos algunos detalles a mejorar… no todo es perfecto, así que podríamos indicar que: 

  • El tacto con el volante es un poco duro… tal vez una dirección más suave sería muy ventajosa. 
  • La pérdida de visibilidad en el lado derecho cuando subes el brazo es notable (no ves los retrovisores)… tal vez se podrían incorporar unas cámaras para evitar esas zonas muertas de visibilidad. 
  • Cuando realizas trabajos con tres funciones a la vez (bajar brazo, recoger brazo y abrir cazo, por ejemplo), los movimientos eran bastante lentos… imaginamos que se puede solucionar con las diferentes configuraciones que ofrece la máquina en su parte hidráulica, pero es algo que nos llamó la atención. 
  • Controlar el brazo a máximo alcance es complejo. 

Como conclusión, destacaríamos que este manipulador telescópico de Kramer es una máquina de muy alta calidad cuyo eslogan del fabricante alemán podría ser: ”Kramer: en los detalles está la diferencia». Nos gustó mucho trabajar con ella y el comportamiento de la máquina. Con una herramienta como esta no te puedes cansar de cargar camiones… enhorabuena a Kramer porque tienen un producto «Super»

English version.


Días de recolección (III). Ajo morado

Seguimos con los trabajos de verano que en su gran mayoría son tareas de recolección. Después de la recolección de los cereales y leguminosas (podéis ver las entradas anteriores), en nuestra zona viene el cultivo estrella que es el ajo morado. Ya os hemos hablado en multitud de ocasiones del ajo morado de «Las Pedroñeras», que en nuestra zona sigue siendo el motor de la economía y además un cultivo que nosotros hemos cultivado durante muchos años y que además nos gusta mucho. 

Esta vez, visitamos a nuestro amigo Paco para ver como trabajaba con su nueva máquina arrancadora-atadora de ajos. Es una máquina del fabricante JJBroch. Su gran característica es que trabaja con tres surcos a la vez cuando lo normal es ver estas máquinas de dos surcos o incluso de uno. Como consecuencia de trabajar con tres surcos a la vez, la máquina permite trabajar más hectáreas al día y otra cosa a tener en cuenta es que el tractor no pisa tanto terreno y por tanto no se rompen tantos ajos que se quedan en el suelo después de trabajar en surcos vecinos.  

Como podéis ver en el vídeo, la velocidad de trabajo es alta (en torno a 10 km/h) por lo que los tres atadores trabajan a pleno rendimiento. La máquina la controla una persona ya que los tres cuerpos van en paralelo… para ello, lo ideal es usar una sembradora de 6 surcos y así no tener problemas con las posibles variaciones de distancia que se pueden dar en los cierres entre surcos. Después de este trabajo, hay que colocar los manojos para que el ajo tenga un buen secado y ya estarán listos para entregar en Coopaman.

English version.