Demoagro 2019

Demoagro, sin duda alguna, es el paraíso para los amantes de la maquinaria, agricultores que quieren probar y probar maquinaria antes de comprar, agricultores que quieren tener un contacto más allá de su concesionario… no se puede pedir más. En esta 4º edición de Demoagro (podéis ver las ediciones anteriores en estos enlaces: 2017, 2015 y 2013), unas 22.000 personas pudieron ver y disfrutar, durante los tres días que dura de la feria, de las más de 800 máquinas de un centenar de firmas internacionales y españolas gracias a los 53 expositores que allí estaban.
La organización y distribución de la feria estaba genial, en esta ocasión la feria contaba con un solo anillo que la hacía mucho más accesible para poder visitar a todos los expositores. Había menos terreno que en ediciones anteriores, pero pensamos que este era suficiente. La maquinaria especializada de la sección de demorecolección se encontraba en la parte exterior del anillo que conformaba la feria. En la parte interna del anillo se encontraban las zonas para las demostraciones comunes y había una zona intermedia dedicada a la zona de demosuelo. Sin duda alguna, esta era una muy buena distribución de la feria.
En cuanto a la maquinaria expuesta, se sigues con la tónica de pasadas ediciones donde todos los fabricantes aprovechan para mostrar toda su potencia. Posiblemente demasiada maquinaria grande (y cara) para la pobre agricultura que en general tenemos en nuestro país… creo que casi no vimos ninguna maquinaria que pueda ser útil en nuestra explotación agrícola. Mención especial también para los tractores del grupo Argo. Se notaba que era su primer año y querían hacer ruido… desde primera hora de la feria estaban todos los tractores en movimiento… no como en otras parcelas donde se respiraba un ambiente bastante pasivo.
Otra de las cosas que nos encantó fueron las demostraciones comunes, bueno, especialmente la de demosuelo que fue la única que pudimos ver. Se podía apreciar como trabajaba cada apero y cada tractor e incluso se podía sentir la competitividad entre los fabricantes… fue muy bonito. Tal vez para futuras ediciones, se debería potenciar más este tipo de acciones poniendo reglas más claras, para que todos los tractores sean de similar potencia y todos los aperos sean de similares características. Con esta premisa, podríamos comparar qué apero y tractor trabajan mejor ya que el terreno está preparado para la prueba, cosa que no es así en las diferentes parcelas de los expositores debido a que una vez que ha pasado el apero varias veces, el suelo ya no es el ideal para verlo trabajar (por ejemplo, en la parcela de JCB Fastrac, no tiene sentido ver una grada rápida Pöttinger trabajar donde la tierra está completamente molida y además se trabaja a unos 5km/h). Por tanto, por favor, os animamos a potenciar más las demostraciones comunes pero con reglas más ajustadas para que se pueda ver un espectáculo justo entre fabricantes. De igual forma se podría aplicar a demostraciones de empacado con rotoempacadora y grandes empacadoras, siembra directa y convencional, aperos de mínimo laboreo, tareas de desfonde, tareas con segadoras, hileradores, encintadoras, manipulación de pacas, etc.
Pero como suele ser habitual, es muy difícil que todo sea ideal. Y con esto, tuvimos  la sensación de que la feria no termina de establecerse con un éxito rotundo. Nosotros tuvimos el placer de disfrutar del segundo y tercer día de la edición. El segundo día por la mañana, la feria contaba con un buen número de visitantes pero por la tarde se quedó todo parado y el segundo día ocurrió algo similar. Tal vez la zona pobre de restaurantes y establecimientos hosteleros influye mucho debido a que la gente se va a comer y le cuesta volver. Por otro lado, creemos que el espíritu de Demoagro es ver las máquinas en movimiento y algunos expositores tenían mucha maquinaria parada en la exposición… para eso ya iremos a FIMA. Así que tal vez si se eliminase gran parte de la maquinaria en estático y ese dinero se invirtiese en “jamón”, las parcelas de los expositores no se quedarían vacías y la gente estaría mucho más atraída para quedarse viendo maquinaria trabajando. Esto es simplemente una humilde opinión por si puede ayudar en algo a la organización.
Por último, no podemos cerrar este artículo sin dar las gracias a todos los expositores porque todos tenían muchísimas ganas de resolver cualquier duda, la atención fue exquisita y todos tenían como objetivo hacer una feria de lo más atractiva para los visitantes. ¡Una feria absolutamente recomendable!

Deutz-Fahr
Vídeos:
Ovlac
Vídeo:
John Deere
Farming Agrícola
Arbos
Vídeos:
Case IH
Vídeos:
Durán Maquinaria
Claas
Vídeo:
Gascón International
McCormick

Expovicaman 2019

La pasada semana visitamos la feria Expovicaman en Albacete. Es una feria de carácter regional. Sin embargo, está bastante bien ya que tiene una gran variedad de maquinaria. La gran mayoría de concesionarios y fabricantes de la zona están exponiendo sus novedades.
En esta ocasión nos sorprendió la feria gratamente ya que pensamos que ha sido una de las mejores ediciones de los últimos años. Felicitamos a los organizadores porque pasamos un día realmente divertido. Siempre es agradable visitar las ferias ya que es un buen punto de encuentro con los fabricantes e importadores de maquinaria que en muchos casos son buenos amigos.
Os dejamos las fotos que pudimos hacer. Esperamos que os gusten y os animamos a que visitéis la feria en su próxima edición en el año 2021.

English version.

Feria de Lerma 2019

Nuestro amigo Kiko nos envía un buen reportaje fotográfico de la Feria de Lerma que se celebró la primera semana de mayo. Como podéis ver en las fotos, es una feria muy dedicada a aperos agrícolas y además tiene un gran mérito ya que se celebra anualmente.
Nosotros no hemos visitado nunca la Feria de Lerma, pero sí que hemos estado en varias ocasiones en la localidad de Lerma la cual es realmente preciosa. Os animamos que conozcáis Lerma y su feria.

Plantando cebollas

Uno de los cultivos que se planta en esta época del año, la primavera, es la cebolla. La pasada semana estuvimos con nuestro amigo César Luis (de Las Pedroñeras) en una de sus parcelas donde estaban plantando cebollas y la verdad es que la herramienta a utilizar llamada “pico pato” y la técnica a aplicar resultó bastante curiosa como podéis ver en nuestras fotos y en este vídeo que hemos encontrado buscando en internet.
Las cebollas llegan a la parcela desde el invernadero en bandejas de 448 plantas (también pueden servirse en bandejas de 1.000 plantas y 724 plantas). César solo tenía bandejas de 448 plantas. La cantidad de plantas necesarias para una hectárea suele estar alrededor 200.000 plantas (unas 450 bandejas por hectárea). Esta cantidad puede variar según la distancia entre plantas ya que la distancia entre surcos es fija (45cm). Como podéis ve en las fotos, los operarios tienen un tubo que termina en punta por donde van echando las plantas que quedan plantadas en la tierra. Una persona puede plantar unas 90 bandejas (unas 40.000 plantas) en un día. El precio que cobran por este trabajo está en torno a 1,6€/bandeja y el precio que César Luis paga al invernadero por la planta es de 0,009€/planta.
Pero antes de poder plantar la cebolla, primero hay que preparar muy bien la tierra y hacer un buen abonado. César Luis en esta ocasión ha echado 250kg/ha de abono Entec 20-10-10. Después de las tareas de plantación es necesario dar un riego de unas 4 horas (por aspersión) para que no tenga perdidas de plantas y las raíces puedan agarrar bien. Otra tarea que hay que hacer justo después de plantar y regar es la de los tratamientos fitosanitarios en los que se aporta enraizante y dimetoato. Estos tratamientos fitosanitarios son muy importantes ya que la planta viene cortada del invernadero. En esos cortes que tienen las hojas se puede introducir algunas enfermedades bastante peligrosas, por lo que tiene que realizar unos 4 tratamientos fitosanitarios durante el primer mes.
Una vez que ha pasado el periodo de los tratamientos fitosanitarios y que aumenta el calor debido a que estaríamos en el mes de junio, los riegos se hacen prácticamente constantes ya que la cebolla es un cultivo que necesita mucha agua. El objetivo final es tener una producción de unos 90.000 kg/ha que junto a un precio razonable (unos 0,12€/kg) hagan de esta opción un cultivo atractivo. Este cultivo tiene fama de tener unos precios muy variables donde hay años que se puede ganar dinero pero otros se puede perder mucho.