Precipitaciones en 2019

En el artículo que publicábamos con las precipitaciones de 2.018 terminábamos preguntándonos como terminaría el año 2.019… pues terminó bien, pero como veremos a continuación, aunque en algunos momentos estuvimos casi rozando el desastre.
Como ya es habitual, os mostramos datos de lluvia de nuestra zona. Son datos muy localizados (La Alberca de Záncara – Cuenca), pero pensamos que el patrón de lluvias que comentaremos a continuación podrían ser aplicables, sobre todo, a la zona centro de España (la zona norte y la zona sur tienen bastantes más precipitaciones a lo largo del año). En esta ocasión tenemos datos de los últimos 20 años, gracias a nuestro gran amigo José María de la Fuente que nos ha cedido los datos que tiene registrados. Desde que aún éramos pequeños… casi desde que comenzamos a escribir y de eso ya han pasado algunos años, recordamos a José María anotando las lluvias de forma constante, por lo que tiene un archivo que ahora es digno de ver.
Como resumen, el año 2.019 lo podemos considerar como un año normal en cuanto a lluvias, aunque con algunas salvedades, ya que la cosecha estuvo a punto de perderse debido a las escasas lluvias hasta marzo. A mediados de marzo llovió unos 15 mm (litros por metro cuadrado) que sin duda alguna salvaron la cosecha del cereal y leguminosas. Después, en Semana Santa, llovió entorno a 100 mm que sin duda alguna produjo tener una cosecha buena que hizo el año bastante aceptable. En total fueron 421 mm que está cerca de la media anual que tenemos en los últimos 20 años (461 mm).
Si nos centramos en las lluvias por estaciones del año, vemos que en esta ocasión la más lluviosa ha sido otoño. Normalmente suele ser invierno, pero en 2.019 los meses de enero y febrero fueron muy secos. Como hemos comentado antes, la primavera fue bastante lluviosa y salvó la cosecha. Para terminar el año, los meses de noviembre y diciembre fueron muy lloviosos… los más mayores de nuestro pueblo comentaban que han sido meses como lo eran antiguamente, es decir, con lluvias casi todas las semanas. Esto está genial, aunque en estas circunstancias las tareas de siembra se complican. Nosotros preferimos sembrar con barro en lugar de polvo.
Si observamos los datos que nos ofrece José María de las lluvias desde el año 2.000, vemos que la cantidad de lluvia no ha disminuido muy considerablemente, ya que las medias se mantienen entre la década de los años 2.000 y la década de los años 2.010. La verdad es que viendo estos datos, nos llama la atención el pensamiento que todos tenemos y es que siempre afirmamos que “cada vez llueve menos”. Tal vez la sensación que tenemos está mal enfocada y podríamos decir, con los datos en la mano, que cada vez llueve peor aunque la cantidad sea la misma. Cada vez hay menos días de lluvia y estas lluvias suelen ser mas torrenciales (efecto Dana, por ejemplo) cuando antes las lluvias eran más constantes con más días lluviosos y menos cantidad de lluvia por día… ¿qué pensáis vosotros?
Otro indicador que a nosotros nos gusta seguir periódicamente es la gráfica de agua embalsada en España, que suele ser también un buen reflejo de como van las precipitaciones a nivel nacional.  
El año 2.020 ha comenzado con buenas expectativas en cuanto a lluvia… dejamos la pregunta con la que comenzábamos para contestarla el próximo año con respecto a las lluvias de este año 2.020. 
Esperemos que sea un buen año en cuanto a la cosecha y sobre todo en cuanto a salud. Desde aquí aprovechamos para enviaros mucho ánimo y que juntos superemos esta gravísima situación que nos está generando este maldito virus covid-19. 

FIMA 2020

FIMA siempre es una auténtica fiesta para los agricultores y sobre todo para los amantes de la maquinaria agrícola. La 41ª edición cerró sus puertas el pasado 29 de febrero batiendo récords en sus cifras: 237.466 visitantes, 1.652 marcas expuestas en sus 163.500 metros cuadrados, 41 innovaciones técnicas premiadas, más de 3.000 reuniones y encuentros internacionales entre las firmas expositoras, más de 2.000 asistentes a las jornadas y actividades paralelas, cerca de 80 nacionalidades se dieron cita en FIMA 2020,… sin duda alguna una de las ferias agrícolas más importantes de Europa. Todos estos números hacen que cuando se habla con los expositores se confirme que ha sido una de las mejores ediciones.
Nosotros tuvimos la suerte de visitar la feria dos días y pudimos ver la gran mayoría de stands. La maquinaría expuesta siempre está sobre dimensionada y en muchos casos fuera del alcance de muchos agricultores españoles, pero entendemos que es un buen lugar para que las marcas muestren músculo y exhiban todo su potencial. La sensación que nos llevamos fue de que  los stands tenían menos máquinas que otros años, pero muy bien seleccionadas para tener una representación de la marca perfecta.
La tendencia del uso de nuevas tecnologías está clara aunque en muchos casos el agricultor no demanda tanta digitalización que en muchos casos se convierte en complejidad a la hora de trabajar con la máquina o el no saber sacar el 100% de su rendimiento por no saber configurar. También se nota que los cultivos leñosos van tomando cada vez más importancia en España y por tanto toda la maquinaria relacionada aumenta. De ahí que había muchos expositores con atomizadores, trituradores, máquinas y herramientas de poda, paraguas vibradores, etc.
En cuanto a los stands, el más visitado asumimos que fue de John Deere aunque uno de los más espectaculares, como suele ocurrir con frecuencia, era el de New Holland (tal vez este año no era tan espectacular como en otras ocasiones). Cabe destacar también los stands de Durán Maquinaria Agrícola y Lemken, que han mejorado mucho con respecto a pasadas ediciones. El stand de Kubota también nos gustó bastante aunque tal vez tenían demasiados tractores para los metros cuadrados ocupados por lo que se veía demasiado saturado.
El sector de palas cargadoras y manipuladores telescópicos también está muy de moda y pudimos ver gran variedad de marcas y modelos. Algunas de las cosas que nos llamó la atención fue que muchos fabricantes incorporaron mega pantallas de vídeo que, por lo menos a nosotros, pasaban casi inadvertidas ya que te fijas en las máquinas y no en las pantallas. El stand de Arbos era mucho más modesto si lo comparamos con el de FIMA 2018… tal vez más acorde a su situación de la marca en España. Por otro lado, pudimos ver dos stand virtualizados… hablamos del stand de Massey Ferguson y Hardi, que tenían unas gafas de realidad virtual donde podías ver sus productos… es algo muy novedoso que no nos convenció demasiado pero veremos si la idea se afianza en el futuro.
En cuanto a novedades expuestas que nos llamaron la atención, os mencionamos las más destacadas:


Vídeos: Fotos:

Para el rastrojo de maíz… el arado

El uso del arado es beneficioso aunque hoy en día muchas explotaciones agrícolas tienen muy consolidada la siembra directa y además muchas veces es la única forma de poder llegar bien en tiempos a la hora de sembrar. Sin embargo, en algunos casos el hacer un alzado del rastrojo es muy necesario, sobre todo en parcelas de riego y que se han sembrado de maíz o girasol. Esto se debe a que la tierra se endurece mucho con los riegos y las rodadas de tractores, cosechadoras, pivots, etc. se marcan mucho. Hemos estado hablando con nuestro amigo Fernando Martín (de Medina de Rioseco – Valladolid), que estaba alzando los rastrojos de maíz con su arado Pöttinger Servo 35 S y su John Deere 6190 R
El arado es de 5 cuerpos con una distancia entre cuerpos de 1,10 m. Es una distancia muy grande que sin duda ayuda mucho a tener buen desahogo, pero el arado se hace mucho más pesado cuando va suspendido, de hecho tuvo problemas para levantarlo hasta que ajustaron el chasis del tercer punto del arado en una posición más alta. Las palas son de tiras, por lo que alivia peso y además funcionan muy bien en terrenos húmedos ya que suelta mejor la tierra y le hace menos tiro al tractor. En cuanto al sistema non-stop, es un sistema hidroneumático que se puede configurar desde el tractor para variar la presión y por tanto la agresividad de disparo (trabaja normalmente en torno a 100 bar). Si se tiene un terreno sin piedras, lo recomendable es un arado con fusible, pero si tienes piedras o trabajas en terrenos muy duros, el sistema hidroneumático es muy recomendable ya que trabaja mucho mejor que la ballesta y es mucho más cómodo de adaptar a las condiciones del terreno. Una de las ventajas principales de los arados de fusible es que el primer cuerpo va más pegado al tractor, por lo que trabaja mucho mejor y además ese tipo de arado es más ligero.
El arado dispone de un sistema de memoria que permite, cada vez que cambias de cabecero los movimientos de cierre, volteo y apertura de forma robotizada. La apertura se hace a la distancia que tienes programada. Lo normal es arar a una distancia de 40 cm con lo que llevaría un ancho de trabajo de 2 metros. Se puede poner a un máximo de 2,5 metros de ancho de trabajo pero se necesita más potencia del tractor y, evidentemente, si va muy cerrado puedes tener problemas de desahogo si tienes muchos residuos. Al ser un arado de 5 cuerpos, el tractor va metido en surco, pero con la pala que utiliza hace un surco bastante grande y el neumático no sufre a pesar de ser neumáticos anchos. Pensamos que lo ideal hoy en día son los arados fuera de surco para aprovechar, por ejemplo, los sistemas de autoguiado pero están más recomendados para arados de como mínimo 6 cuerpos. 
En cuanto a las rasetas no son necesarias ya que el arado voltea muchísimo. Además, el arado al trabajar con rasetas, la parte superficial del terreno la voltea primero y por tanto queda muy enterrada. Eso está muy bien cuando quieres eliminar los residuos, grano que ha tirado la cosechadora o malas hierbas, pero cuando echas estiércol, por ejemplo, este queda muy tapado y en algunas ocasiones no es lo que se busca. Por este último motivo, Fernando ha optado por quitar las rasquetas.
Otra característica a destacar es la rueda de control de profundidad. En este caso es una rueda doble que es mucho mejor que las ruedas pendulares. La rueda doble no sufre en los movimientos de volteo como la rueda única pendular y además se puede poner en el penúltimo cuerpo y por tanto no te estorba para arar cerca de una linde o cualquier obstáculo que tengas en la parcela. Si la rueda va al lado del último cuerpo, tienes que dejar distancia al obstáculo y no se aprovecha todo el terreno.
Por último cabe destacar las peculiaridades de los discos de corte. Como podéis ver en las fotos, está equipado con dos discos de corte dentados que van delante del último cuerpo. Esto ayuda a que el último cuerpo tenga una profundidad de trabajo correcta y por tanto que todo el arado trabaje por igual. Además se consigue que la pared del último surco se quede mucho más limpia y por tanto la “llave” o “cerradera” sea más perfecta.
English version.

Olivar superintensivo en secano

Como ya hemos hablado en varios artículos, en nuestra explotación agrícola estamos ampliando el terreno de olivar que tenemos. Desde hace tres años hemos plantado varias parcelas de olivar utilizando un marco de plantación de 7×7 (son parcelas de secano) y variedad Picual. Muchos de los agricultores y seguidores en redes sociales nos han animado a apostar por el olivar superintensivo en secano, por lo que nos hemos ido a preguntar a una de las mejores empresas especializadas en este tipo de cultivos de alta densidad, la empresa cordobesa CBH.
Las principales características a tener en cuenta a la hora de decantarse por un olivar superintensivo en secano podrían ser las siguientes:   
  • Limitado geográficamente a zonas con pluviometría media superior a 400 mm/año.
  • Imprescindible implantación otoñal del cultivo.
  • Densidades de plantación: de 2.000 a 3.500 plantas/ha.
  • La distancia entre las plantas de olivo debe ser de 1 a 1,5 metros.
  • Distancia entre líneas de 3 a 3,5 metros.
  • Setos estrechos (75-80 cm) y no muy altos (2,5 metros), con capilaridad lumínica total y alta eficiencia productiva. Los setos de dimensiones reducidas son de fácil manejo y además hay que tener en cuenta la mecanización total de aplicaciones de productos fitosanitarios, poda y recolección.
  • Alto número de tabiques vegetales por Hectárea.
  • Necesidades menores de agua y nutrientes (árboles de vigor reducido), y menor susceptibilidad a plagas y enfermedades (mayor aireación y solarización).
  • Apto tanto en agricultura convencional como ecológica.
  • Producciones en torno a 7.000 kg/ha.
  • Las variedades más recomendables son Arbequina, Arbosana y Lecciana ya que son variedades con vigor más reducido y alta productividad.
  • Los costes de mantenimiento son bastante inferiores a explotaciones de riego.
Una vez evaluados los puntos anteriores tenemos que tener en cuenta que este tipo de plantación tiene una precoz entrada en producción y por tanto el retorno de la inversión empieza antes (con tres o cuatro años ya se comienza a tener producciones bastante considerables).
La inversión por hectárea está en torno a 4.000-6.000€ según el número de plantas, variedad, forma de la parcela… sin duda alguna es una cantidad a tener en cuenta, aunque la inversión inicial y el coste de mantenimiento, en principio, son bastante buenos por la puesta en producción tan acelerada que tienen estas plantaciones y el gran potencial de productividad que genera.

English version.