Ebro 6100. Los colosos del campo

Todavía hoy recordamos cuando el tractor Ebro se anunciaba subido en una pirámide de troncos con el eslogan “Los colosos del campo” o cuando tiraba de un convoy de vagones de tren, y de esto hace ya más de 25 años. Sin duda alguna eran los años gloriosos de Ebro… desgraciadamente todos sabemos la historia, siendo una verdadera pena la parada de fabricación de los tractores Ebro. Aun así, aún se pueden ver muchos tractores Ebro en los campos españoles y siempre nos recuerdan los tiempos de nuestra niñez.
Como podéis ver en la extensa galería fotográfica que nos envía nuestro amigo David Rubio, el tractor Ebro sigue más vivo que nunca… goza de una eterna juventud. David tiene una explotación agrícola y ganadera en el sur de León con unas 800 hectáreas y unos 5.000 cerdos. Los tractores que tiene son los siguientes:
  • Massey Ferguson 135
  • Ebro 8070 DT MTV
  • Ebro 6100 DT CI
  • Ebro 6100 DT CI
  • John Deere 6910
  • John Deere 7530
  • Fendt 930
Viendo las fotos y los tractores modernos que tiene, siempre nos hacemos la pregunta ¿Por qué le gustan los tractores Ebro? La respuesta es bastante sencilla. Le gustan porque son tractores que consumen poco. Son tractores muy fuertes y apenas tienen averías y además cuando las tienen son averías baratas. El mantenimiento de estos tractores es sencillo y barato… el Ebro 6100 nos cuenta que ha sido uno de los tractores más rentables que ha tenido. Es cierto que hoy en día los utiliza como tractores de apoyo en tareas de acarreo, tratamientos fitosanitarios, pasadas de rodillo, etc. Los trabajos más fuertes los deja para los tractores más grandes, pero en el pasado los tractores Ebro sacaban todo el trabajo adelante sin ningún problema.
Si vemos las especificaciones del Ebro 6100, nos daremos cuenta que cuenta con muchas de las especificaciones que hoy en día tienen los tractores del mercado… y eso que estamos hablando de un tractor con unos 40 años.
  • Motor Perkins con especificación Ebro; 6 cilindros. Inyección directa. 5800 cc. Potencia homologada a la TDF 95 CV. Potencia máxima DIN70020 102 CV a 2200 rpm.
  • Embrague monodisco en seco.
  • Caja 4 velocidades sincronizadas. Caja de gama con 3 velocidades (sincronizadas la gama media y la marcha atrás). Total 12×4.
  • Blocaje diferencial trasero hidráulico (6 discos) accionado por pedal.
  • Frenos de disco en baño de aceite accionados hidráulicamente (diámetro 280 mm).
  • Mecanismo de seguridad en el arranque. TDF independiente con accionamiento hidráulico (5 discos) proporcional al avance y al motor. 540 y 1000 rpm. 
  • Doble tracción con reducción final epicíclica. Grupo cónico centrado en el eje y bloqueo diferencial automático.
  • Tripuntal trasero de categoría II con control de tiro y posición y mixto (sensibilidad en barras inferiores). Capacidad máxima elevación a 610 mm de 3.500 kg.
  • Bomba hidráulica independiente de 50 L/min con 2 salidas de doble efecto.
  • Dirección hidrostática con bomba de 22 L/min.
  • Batalla de 2.573 mm.
  • Peso en orden de marcha 4.400 kg.
  • MMA de 2.600kg y 5.130 kg en eje delantero y trasero respectivamente.
  • Depósito de 146 litros.
  • Cabina con plataforma plana y pedales colgados. Indicadores de temperatura agua, nivel combustible, voltímetro, presión bomba hidráulica, líquido frenos, carga batería, intermitencias, luces, emergencia, indicadores de TDF, doble tracción y calentadores. 
  • Conmutadores de luces de posición, cruce, carretera y ráfagas.
Desde aquí enviamos nuestra felicitación a David Rubio por esta fantástica colección de Ebro de la que disfruta todos los días y por tenerlos tan bien cuidados. ¡¡Enhorabuena!!
Versión en español.

Riego de implantación

La semana pasada terminamos uno de los objetivos que nos habíamos fijado hace unos años: terminar de plantar todas las olivas que teníamos planificadas. En total unas 2.500 olivas en 14ha a un marco de plantación de 7×7 metros y 8×8 metros. Aquí podéis ver algunos artículos que hemos publicado sobre las formas de plantación que hemos utilizados: método tradicional y usando GPS.
Una vez terminada la última fase de plantación (en torno a 1.000 olivas), hicimos el riego de implantación. Es un riego que más que por las necesidades hídricas en sí, es por la acción mecánica de compactación y eliminación de aire en el subsuelo que ayuda a la raíz a ligarse bien a la tierra. La dosis de agua que utilizamos fue entorno a unos 10 litros/oliva. Tal vez un poco baja la cantidad de agua utilizada (una dosis ideal sería de unos 40 litros/oliva), pero las limitaciones de tiempo muchas veces son las que mandan. En este riego de implantación también aprovechamos para introducir ácido fosfórico y ácidos húmicos que sin duda ayudarán al principal objetivo: no perder ninguna oliva que se ha plantado y tener un suelo rico alrededor de cada oliva.
La siguiente tarea después del riego de implantación es pasar el cultivador para poder tapar la tierra que se ha mojado en el riego y así evitar la evaporación que se pueda producir por las altas temperaturas que estamos sufriendo durante estos días y aprovechar para quitar el surco que ha creado la máquina de plantación y así tener la parcela nivelada.
Por cierto, tuvimos la visita de los pequeños de la casa que son grandes aficionados al olivar y a la maquinaria agrícola en general… que buena mañana pasamos con ellos. Y otro momento para el recuerdo fue la comida en el Restaurante El Bodegón junto a la gente de la empresa de servicios agrícolas “Los Mudis” (de Las Pedroñeras – Cuenca) que nos han hecho toda la plantación del olivar con una gran profesionalidad. ¡Sin duda, una jornada muy divertida!

Tecnovid, Oleotec, Enomaq, Oleomaq y e-Beer

Los sectores vitivinícola, oleícola y cervecero se dieron cita la pasada semana en Zaragoza para celebrar conjuntamente cinco ferias. Un total de 1.286 expositores (552 son extranjeros) desplegaron toda su oferta en los más de 56.000 metros cuadrados de los seis pabellones utilizados del recinto Feria Zaragoza.
  • 11ª Edición de Tecnovid (Salón Internacional de Técnicas y Equipos para Viticultura).
  • 7ª Edición de Oleotec (Salón Internacional de Técnicas y Equipos para la Olivicultura).
  • 22ª Edición de Enomaq (Salón Internacional de Maquinaria y Equipos para Bodegas y del Embotellado).
  • 7ª Edición de Oleomaq (Salón Internacional de Maquinaria y Equipos para Almazaras y Envasado).
  • 1ª Edición de e-Beer (Salón Internacional de Maquinaria y Equipos para la Industria Cervecera).
Era la primera vez que visitamos la feria y nos gustó mucho aunque esperábamos algo más de variedad en la maquinaria especializada en olivar, que es nuestro gran interés. Realmente, la feria estaba más centrada en la viticultura que en las olivas. De todas formas, es totalmente recomendable la visita a la feria.
Con respecto a Tecnovid y Oleotec, es decir, la maquinaria especializada para viña y olivar, el pabellón 6 estaba bastante bien organizado, donde pudimos ver un gran repertorio de variedad de maquinaria agrícola (sobre todo atomizadores), destacando los stand de New Holland, General Agrícola e Industrias David. New Holland tenía muy buena representación de toda su maquinaria especializada en viña y olivar (tractores y vendimiadoras). General Agrícola tenía un buen stand con una gran variedad de atomizadores, trituradores,… e Industrias David siempre nos llaman la atención lo bien acabados que están sus aperos (tenemos la misma sensación que con los aperos Gascón Internacional: aperos muy bien rematados con detalles que marcan la diferencia). También, otros stand interesantes fueron los de Ovlac (aperos de máxima calidad), Gregoire (la nueva cabina con los interiores Deutz-Fahr nos gustó mucho), Gascón International (aperos que transmiten robustez), Niubo (aperos muy especializados) y Gil (versatilidad y calidad). Por contra, echamos de menos mucha maquinaria especializada como tractores Same, Fendt, Arbos… incluso no pudimos ver ningún paraguas vibrador para olivar.
El resto de pabellones estaban dedicados a los otros certámenes celebrados, donde pudimos ver una gran variedad de maquinaria para bodegas, almazaras, productores de cerveza, enólogos, etc. Es impresionante la cantidad de variedad que hay en todo tipo de maquinaria del sector… creo que pudimos ver más de 100 embotelladoras diferentes, cientos de botellas, diferentes formatos de etiquetas, cajas para embalar botellas, corchos, depósitos de acero inoxidable, etc. Fue también interesante conocer todo eso.

English version.

​Precipitaciones en 2018

​Tal y como ya hicimos el año pasado comentando las precipitaciones del año 2017, en esta ocasión os daremos algunos detalles de la lluvia caída en 2018 en nuestra zona. Es cierto que son datos muy localizados en nuestra zona que obtenemos de nuestra estación meteorológica, pero que pueden ser bastante representativos de la zona centro de España. Tanto la zona norte como la zona sur tienen un comportamiento muy diferente ya que allí las precipitaciones son mucho mayores.
Como resumen, el año 2018 lo podemos considerar como un buen año en cuanto a cosecha y un año muy lluvioso. El total de precipitaciones fue de 551mm que es una cifra muy considerable sobre todo ya que los meses de febrero, marzo y abril fueron muy abundantes de agua. También hablamos en esta entrada que incluso algunos cultivos se vieron perjudicados por demasiada lluvia en junio como fue el ajo spring, pero para el cereal, leguminosa y cultivos leñosos fue fantástico. También sufrimos la abundancia de agua en algunas parcelas en las que el abono se echó pronto (durante los meses de enero o febrero) y al ser la precipitación tan grande el abono se perdió y la planta no lo pudo asimilar al ritmo adecuado. Aun así, la cosecha fue bastante buena llegando, por ejemplo, a una media de cebada de unos 3.500 kg/ha en tierras de secano.
Si nos centramos por estaciones, el invierno es la estación del año donde más llueve como es normal en España. También es muy normal que durante verano la lluvia sea mínima y si hay alguna precipitación suele ser en algunos casos torrencial como ocurrió en 2017. Esta falta de agua es el motivo por el cual los agricultores han dejado de plantar girasoles en nuestra zona y han optado por la leguminosa que nos está dando muy buenos resultados.
Por último, en cuanto a la precipitación anual, si vemos la que se ha producido en los últimos 4 años nos damos cuenta que no es nada estable, así que no tenemos más remedio que seguir con la incertidumbre del agua cada vez que miramos a nuestros cultivos.
Esperemos que en este 2019 sigan las precipitaciones del año pasado, aunque ha comenzado bastante mal… veremos como termina.

English version.