Buen año de aceitunas

La cosecha de aceitunas se presentaba como un año record, pero se quedó en un buen año. Después del año pasado tan catastrófico, este año se presentaba muy bien y así ha sido. El resultado de nuestros 132 olivos en producción ha sido de 5.000kg (38kg/olivo) con un rendimiento graso del 17,1%. Es cierto que el rendimiento ha sido bastante bajo para lo que normalmente tenemos, que suele no bajar del 21%, así que este año no hemos cumplido con las expectativas. Otro problema que tuvimos fue que en la almazara el medidor de rendimiento era nuevo… así que no queremos pensar que estuviese mal calibrado ese día, porque incluso un amigo sacó 14,9% con aceituna cornicabra, cosa que parece casi imposible. El año no ha sido de record ya que respecto a cantidad de aceitunas, lo tenemos en 6.000kg y respecto al rendimiento graso es del 23,4%.
Los dos días de recolección fueron muy divertidos. El tiempo acompaño y no hubo viento que siempre es un problema para trabajar con las mayas y además este año tuvimos ayuda. Contratamos a una cuadrilla de cuatro operarios que nos ayudaron. El precio es de unos 0,20€/kg de aceituna cogida. Como podéis ver en las fotos, iban dos personas con dos vareadores Sthil (un vareador de gancho SP 451 y un vareador de peine SP 90) y otras dos cambiando las lonas (trabajando tres hileras de olivas a la vez). Uno de nosotros se encargaba de quitar las ramas antes de descargar las aceitunas en la pala del tractor y otro de nosotros se encargaba de estar con el tractor llevando la aceituna al remolque… ¡¡Un equipo de trabajo simplemente perfecto!!
Ahora toca hacer los tratamientos postcosecha y esperar a que llueva para que el olivar pueda tener las reservas otra vez llenas antes de la poda que será para el mes de marzo.

English version.

Desgaste de neumáticos

Cuando este pasado mes de agosto estuvimos en Alemania en el “Día de Campo Fendt 2018” nos llamó mucho la atención la máquina que tenían expuesta para hacer el parelelo de los neumáticos en los tractores… algo muy similar que cotidianamente se hace en los coches. Después hablando con nuestro amigo José Miñarro (de ATG Tire – Alliance) nos explicó algunos conceptos que os resumimos a continuación y que siempre son de gran utilidad a la hora de cuidar los neumáticos de los tractores.  
En muchas ocasiones vemos cómo las ruedas delanteras de nuestros tractores no se gastan de forma homogénea y una parte del taco se gasta más rápido que otra. Las causas que originan este desgaste son múltiples y diversas pero de una cosa podemos estar seguros, no es por falta de calidad del neumático. No es posible fabricar un neumático con una parte más blanda que otra ya que el caucho de la banda de rodadura es totalmente homogéneo y tiene la misma dureza en todos los tacos y en toda su extensión. Entonces, ¿qué origina el desgaste irregular? Esto es más difícil de determinar, pero podemos dar algunas pistas.
Cuando los neumáticos son diagonales (no son radiales), es normal que al inflarlos queden redondeados y la banda de rodadura apoye más por el centro que por los lados. En estos casos se gastará más el taco por el centro de la rueda, pero en definitiva será un desgaste homogéneo, pero más acusado en la parte central.
Cuando los neumáticos son radiales, si todo está bien, deben apoyar de forma uniforme con una huella más plana. Si en este caso se producen un desgaste irregular, hay que mirar en primer lugar si las presiones de inflado son las correctas para cada uso, en general deben ser altas para transporte y bajas para trabajos de tracción en campo. En segundo lugar, hay que comprobar la alineación del eje delantero ya que es posible que con el tiempo, las rótulas cojan cierta holgura y el paralelo de los neumáticos delanteros se deforme, provocando que las ruedas no apoyen correctamente y se produzca el desgaste irregular de los tacos.
Para medir la alineación existen métodos más o menos rudimentarios que van bien para corregir una desviación excesiva, pero que sin embargo no pueden afinar al milímetro. Para esto existen instrumentos de precisión que nos permiten corregir hasta el último milímetro y fijar el paralelo correcto.
Otras causas que también influyen sobre un desgaste irregular vienen derivadas de la dinámica del tractor y sus usos. Los lastrados con agua, el uso de palas cargadoras frontales, el número y disposición de los tacos del neumático, el uso excesivo en carretera, etc, pueden influir muy negativamente en el desgaste regular del neumático.
En esta última entrada de este 2018 nos gustaría desearos a todos vosotros un feliz año nuevo 2019. Que el nuevo año esté lleno de salud y éxitos para todos, junto con grandes cosechas y precios más justos para cereales, leguminosas, olivas,… Que el nuevo año nos encuentre renovados, y dispuestos a emprender nuevos proyectos. ¡¡¡Nos vemos pronto!!!

English version.

Sembrando titarros en siembra directa

Con esta entrada terminamos con la época de sementera a la que le hemos dedicado las dos entradas anteriores del blog. En esta ocasión nos centraremos en la siembra directa (recordad que hemos hablado de la preparación de la cama de siembra y de las diferentes técnicas de siembra). Nuestro amigo José Vicente nos vuelve a enviar unas fantásticas fotos de sus trabajos de siembra directa de titarros con la sembradora Solá SD1504.
Según nos comenta, en la finca hacen siembra tradicional para los cultivos que van a cosechar para grano y siembra directa para los cultivos de forraje y ensilado. En este sentido los cultivos que normalmente tienen con siembra directa son los titarros y cebada. El rendimiento es mayor con siembra tradicional aunque para ensilados y forrajes la siembra directa tiene bastantes ventajas. Al ser estos cultivos para forraje, no les importa mucho que puedan tener más malas hierbas que cuando cosechan para grano, por lo que alcanzan un ahorro considerable al reducir las tareas de arado y los tratamientos fitosanitarios (necesarios para mantener limpio el cultivo durante el año). En la finca, hay una gran explotación caprina que alimentan en gran parte con el ensilado y forraje obtenido de los cultivos en siembra directa.
En esta ocasión, José Vicente está sembrando titarros con una dosis de 150 kg/ha. La sembradora tiene un ancho de trabajo de 6 metros y una capacidad de tolva de 7.100 litros, por lo que esta tolva le permite sembrar 25 hectáreas de este cultivo sin recarga… casi una buena jornada de trabajo.

Eliminar la ricia antes de sembrar

En plena campaña de sementera y en relación con el post anterior, una de las tareas a realizar es la preparación de la cama de siembra. Para ello, varios son los aperos que se pueden utilizar, aunque sin duda alguna, uno destaca por encima del resto: el preparador.

En nuestra zona desde hace unos años se está sembrando mucha leguminosa (yeros, lentejas, guisantes, alverjón, titarros, veza, etc). La planificación de las tareas de siembra implica primero sembrar los cereales de invierno (cebada, trigo, centeno, triticale, avena,…) dejando para una segunda fase la leguminosa. En los años en los que el otoño es lluvioso, como por ejemplo este año, las parcelas en las que se sembrarán las leguminosas nace mucho cereal de ricia (cabe recordar que la leguminosa la utilizamos para hacer rotación de cultivos junto con el cereal) por lo que es necesario hacer una pasada superficial de cultivador antes de sembrar. Como podéis ver en alguna foto, la parcela está completamente verde como si ya estuviese sembrada… es semilla que tiró la cosechadora en verano y que ha nacido con las lluvias de los últimos días. Es importante eliminar la ricia y malas hierbas para así tener unas leguminosas más limpias, ya que los tratamientos fitosanitarios posteriores son caros y en muchos casos no son posibles.

Uno de los aperos que se utilizan para realizar este último trabajo de preparación de suelo antes de sembrar es el preparador. Muchos agricultores usan el cultivador que utilizan tanto para el alzado de restrojos como para ir preparando la cama de siembra durante el verano y otoño, pero si queremos hacer una labor perfecta y optimizar el tiempo y el gasoil, lo ideal es utilizar en preparador. En nuestro caso, utilizamos el preparador que incorpora nuestra sembradora. Por tanto, el agricultor tiene tres opciones: cultivador, preparador o sembradora con preparador.

En las fotos, podéis ver dos preparadores muy parecidos en su trabajo, pero muy diferentes en su construcción. El preparador Lemken Korund que nos muestra nuestro amigo José Vicente es un preparador de 7,5m de ancho de trabajo con 80 brazos (utiliza un John Deere 8330 a 12 km/h) en cuatro filas. Consta de un doble rodillo que deja la tierra perfectamente preparada. Otro preparador, mucho más “modesto”, es el que nos enseña nuestro amigo Julián. Es un preparador de 5 metros de trabajo con 30 brazos en tres filas y no dispone de rodillo sino de una rastra de púas y una viga para allanar el terreno (utiliza un John Deere 6110 R a 12 km/h). Los dos buscan el mismo objetivo: tener una cama de siembra perfecta, eliminar la ricia y hacer esta tarea lo más económica y rápida posible.

En vuestro caso, ¿utilizáis algún apero de este tipo?

English version.