Semillas híbridas. Polinización controlada en el maíz

El pasado mes de julio estuvimos visitando la fábrica de tractores Steyr en St. Valentin (Austria), como ya os contamos en este artículo. En la segunda jornada, tuvimos la suerte de ir al campo donde pudimos probar varios tractores Steyr. A una parcela cercana al evento, llegó una máquina Vermande para cortar la borla o panoja del maíz, así que aprovechamos para verlo ya que es un trabajo poco común  para nosotros.
La planta del maíz tiene una parte masculina (borla o panoja) y una parte femenina (mazorca). La inflorescencia masculina, borla o panoja, normalmente se hace visible entre las últimas hojas de la planta, 7 a 10 días antes de que aparezcan los estilos de la inflorescencia femenina. Normalmente, 2 a 3 días antes de comenzar la liberación del polen, las espigas llegan a su máximo tamaño y esta queda completamente desplegada, por lo que la planta alcanza su altura definitiva. La panoja está compuesta por un eje central, que corresponde a una prolongación del tallo de la planta. En este eje se desarrolla una espiga, bajo la cual se originan varias ramas finas de aspecto plumoso que corresponden a espigas laterales. Llegado su momento, el proceso de polinización se inicia, cayendo el polen desde la parte superior de la planta (borla o panoja) hasta la parte media de la planta donde se encuentra la parte femenina (mazorca). Este sería un proceso de polinización natural o abierto. En los campos de generación de semilla híbrida, este proceso se altera de la siguiente forma que a continuación os vamos a mostrar.
Las parcelas que vimos en Austria, se utilizan para la generación de semillas híbridas. En esta parcela se siembran dos variedades de maíz. El sistema de siembra es mediante una sembradora de 6 surcos, teniendo una variedad de semilla en los 4 surcos centrales y la otra variedad de semilla en los dos surcos exteriores. De esta forma, la parcela se siembra con 4 surcos de una variedad y dos surcos de otra variedad… y así sucesivamente. A la variedad que se utiliza en los 4 surcos centrales se les elimina la panoja para tener una polinización mucho más controlada. Las plantas de los surcos a los que se les quita la panoja son polinizadas por las plantas de los surcos que tienen la panoja (de variedad distinta), por lo que se consiguen semillas híbridas al estar polinizadas con variedades diferentes.
Los marcos más comunes de siembra de maíz para la generación de semilla híbrida suelen ser de 6:2, 6:1, 4:2 ó 4:1. Por ejemplo, para el marco 4:2, serían 4 surcos femeninos, que son las filas a las que se les quita la panoja (parte masculina de la planta) y 2 surcos macho (filas que son utilizadas para polinizar las plantas que se han quedado sin panoja).
El maíz híbrido produce rendimientos muchísimos más altos que el maíz producido por polinización abierta, así como otras características importantes como la resistencia a enfermedades, sequías, clima, etc. En el caso del maíz de siembra moderno, las variedades a hibridar se seleccionan cuidadosamente para que la nueva variedad muestre rasgos específicos que se encuentran en ambas plantas madre.
English version.

Sementera 2019. ¿Disco o reja?

“Que la siembra directa está muy consolidada en muchas zonas de España” es un hecho. Y que casi con todos los agricultores con los que hablamos y practican esta técnica de siembran están contentos con los resultados es también un hecho. Por tanto, lo que no entendemos es por qué no está completamente consolidada en todas las zonas… puede que la clave de esto sea que no todas las zonas tienen las mismas características de terreno, climatología, etc. o incluso la cultura de los agricultores frente el cambio, ya que es necesario tener una mentalidad abierta y estar dispuestos al cambio. Algunos agricultores se quedan a mitad de camino y hacen mínimo laboreo, que también puede ser una solución buena.
Como ya hemos dicho en varios artículos dedicados a la sementera, en nuestra zona nadie practica la siembra directa, por lo que nos hemos ido a hablar con nuestro amigo Fernando (de Medina de Rioseco – Valladolid) y Daniel (de Barchín del Hoyo – Cuenca). Nuestros dos amigos son grandes agricultores, con explotaciones amplias de cientos de hectáreas en cultivos extensivos que practican siembra directa desde hace varios años. La conclusión que sacan es que los resultados son muy similares a los de la siembra tradicional y los costes son bastante menores, sobre todo costes en maquinaria agrícola y tiempo ya que los trabajos de preparación de suelo se eliminan y las tareas se limitan a sembrado, abonado y pulverización.
Uno de los dilemas para el agricultor que quiere hacer siembra directa es la elección de la sembradora y por tanto si es una sembradora de discos o de rejas… que a su vez es una pieza clave en esta técnica de siembra. Fernando trabaja con una sembradora Gil de discos y una sembradora Solá de rejas. En su terreno, la sembradora de discos trabaja mucho mejor ya que hace una conservación perfecta de la capa superficial de la tierra donde se deja la semilla (el disco abre el terreno, deposita la semilla y se cierra… una operación similar a la realizada por un bisturí). Fernando observa que la sembradora de rejas rompe más el terreno y en sus parcelas la semilla tarda más en germinar. Otra de las ventajas que las sembradoras de siembra directa con discos tiene es que se puede utilizar menos dosis de semilla ya que la nacencia es mucho más optima al llevar, en el tren de siembra, las ruedas que van aprentando la tierra y la semilla. Esta acción garantiza la mínima pérdida de semilla. Además de eso, al ir cada cuerpo o surco independiente, la profundidad de la semilla es muy pareja en todos los surcos, regulando dicha profundidad de forma muy sencilla. Por contra, al mantener la capa vegetal y no hacer nada de alzado de rastrojos, los topillos campan a sus anchas y en algunas zonas el problema se está convirtiendo en algo muy serio.
Por otro lado, Daniel nos comenta que para él la sembradora de rejas es la ideal, ya que suelen tener mucho terreno arcilloso y cuando se siembra, si está húmedo, el disco no trabaja bien. Otro problema que tienen es que cuando la paja (que es picada por la cosechadora e incorporada como materia orgánica a la tierra) no se ha descompuesto bien y está húmeda, el disco en muchas ocasiones no es capaz de clavar en la tierra y la semilla se queda demasiado superficial. No es necesario comentar que para terrenos con mucha piedra, la reja trabaja mucho mejor al penetrar mejor entre las piedras que el disco. Otra factor a tener en cuenta es el mantenimiento de la sembradora. Las de discos llevan mucho más mantenimiento que la de rejas ya que los desgastes son mayores pasados unos años de trabajo.
Como os decíamos, los costes suelen ser menores ya que las tareas de preparación de suelo se eliminan por completo. Es cierto que el uso de herbicidas para controlar las malas hierbas aumenta, por lo que hay que tener un control de su uso para no aumentar los gastos y la contaminación. Daniel hace un tratamiento con herbicida justo antes de sembrar para así eliminar las pocas malas hierbas que han podido nacer con las lluvias de otoño. Si no llueve, la recomendación es esperar las lluvias o sembrar lo más tarde posible para poder hacer una purga de malas hierbas antes de la sementera.

English version.

El retrovisor engancha remolques

Recuerdo cuando teníamos el John Deere 2135, el Fiat 880E y posteriormente el Deutz-Farh Agrotron 85, en los que enganchar el remolque lo podías hacer sin ningún problema y a una velocidad de vértigo. Eso cambió cuando compramos el Deutz-Farh Agrotron M600 y desgraciadamente en casi todos los tractores que actualmente se comercializan: el enganche de remolque no se ve desde el puesto de conducción, por lo que muchas veces la tarea de enganchar el remolque para una sola persona se convierte en una labor demasiado complicada.
A nosotros, que nos gusta visitar las ferias de maquinaria agrícola con bastante frecuencia, cuando subimos en un tractor nuevo, nos fijamos si el enganche de remolque (el que se puede ajustar en altura, no el de tiro de aperos) es visible desde el puesto de conducción… normalmente no se ve ya que las cabinas cada vez más se centran en el tractor y con bastante frecuencia los tractores suelen tener la “culera” más grande y sobre todo la parte de salidas hidráulicas tapa la visión del enganche.
La solución que todos los fabricantes están dando al problema (antes solo lo hacían unos pocos como Valtra, por ejemplo), es añadir un retrovisor en la luna trasera, que al abrirla te permite ver el enganche del remolque sin problemas. Una solución ideal tal vez en países como Alemania, Finlandia o Francia donde no se suele trabajar con mucho polvo, pero que para España deja mucho que desear, ya que cuando abres el cristal trasero todo el polvo acumulado se introduce en la cabina, siendo peor el remedio que la enfermedad en muchos casos, y por tanto te toca limpiar la cabina después de enganchar el remolque… directamente, optas por no abrir el cristal trasero y no utilizar el retrovisor engancha remolques.
En las fotos podéis ver la solución que hemos dado a nuestro Deutz-Farh Agrotron M600. Como podéis ver, hemos añadido un retrovisor, que hemos comprado en Amazon, en el exterior del tractor que nos permite ver el enganche fenomenalmente. No es necesario abrir la luna trasera y por tanto el polvo no entra en la cabina, por lo que pensamos que hemos encontrado una solución bastante buena que aprovechamos para compartir con todos vosotros.
English version.

La forma de los tacos en los neumáticos

La forma de los tacos en los neumáticos es importante desde los comienzos de la mecanización agrícola, el neumático ha sido y será una parte muy importante para la correcta transmisión de las prestaciones de la máquina al terreno. En esta evolución, se ha pasado desde las ruedas de hierro hasta lo más moderno en tecnologías VF (baja presión) para optimizar la tracción de la máquina. En esta evolución, los tacos son una parte decisiva, que busca la mayor eficiencia posible. Pero ¿Cuáles son las necesidades que el taco de los neumáticos tiene que superar? Esta es la primera pregunta que se plantean los ingenieros cuando empiezan con el diseño de un producto. Si lo que se busca es tracción y sólo tracción, cuanto más cruzados estén sobre el sentido de la marcha y más distante entre ellos, más eficiencia. Todo lo contrario si buscamos comodidad en el rodado, de esta manera la longitud y cercanía entre tacos nos dará un aporte mayor de estabilidad y confort.
Es por ello que el taco tiene que superar con nota las diferentes condiciones que le exigimos. Las principales características para un neumático de tractor son: tracción, confort, auto limpieza, duración, ruido y estabilidad de rodado. Estas características son, en muchas casos antagónicas entre sí. Como hemos comentado al principio, la tracción se obtiene con un tipo de taco y el confort con otro. De ahí que se pretende obtener un neumático que consiga la mejora de las prestaciones actuales sin perjudicar a su opuesta.
Los modernos tractores actuales, son máquinas pensadas para realizar tiros importantes, pero a su vez alcanzan grandes velocidades, lo cual repercute en el confort y la estabilidad de una máquina bastante alta en sus dimensiones y que trabaja jornadas,en muchas ocasiones, muy largas. Es por ello que en diseño, se utilizan muchas y diferentes variables para obtener el producto final. Por tanto, estas serían las premisas a tener en cuenta:
  • Si buscamos tracción: Tacos muy cruzados sobre el sentido de la marcha. Distancia entre ellos elevada para poder realizar la tracción necesaria.
  • Si buscamos confort:  Tacos muy juntos y largos. Mejor en sentido longitudinal.
Como estos dos factores, a priori opuestos, todos los fabricantes de neumáticos agrícolas apuestan por productos intermedios, que sean capaces de cubrir estas dos necesidades con cierto nivel. Aquí cada fabricante utiliza sus medios y muchos optan por tacos rectos a 45 grados o con dos niveles diferentes de posición (una primera línea a 40 grados y una segunda a 50 grados). En este caso Vredestein, que es una de las soluciones que más nos gustan, hace que la zona central de los tacos esté muy unida para dar continuidad, confort y poco ruido de rodadura, mientras que la zona final está prácticamente a 90 grados sobre el sentido de la marcha, lo cual actúa plenamente sobre la tracción. Esto se hace con una curvatura suave, que hace que la estabilidad del taco sea otro de sus grandes puntos fuertes. Ni que decir tiene que también afecta la medida del neumático al diseño de sus tacos. Un tractor compacto, para trabajos en viña o frutales, requiere de unas prestaciones diferentes que las de un tractor de 400 CV para tiro con un apero de grandes dimensiones. Por ello, se fabrican los tacos con mayor robustez según la medida del neumático y la medida del neumático variará según las prestaciones del tractor.
El sector del neumático está en constante evolución, probando diferentes materiales y compuestos como pueden ser la química utilizada, tipos de cauchos, resinas, polímeros, etc. además de realizar constantes pruebas para buscar la mejora continua y poder tener un neumático cada vez más optimizado.
English version.