Olivar. Triturado de restos de poda

Como ya comentamos en la entrada del mes pasado, una de las tareas que hemos tenido que hacer en el olivar durante estos últimos meses ha sido la poda, tanto en los olivos jóvenes como en los que tenemos en pleno rendimiento. Estas tareas de poda en los olivos en producción las solemos hacer todos los años, aunque un año practicamos una poda agresiva y al año siguiente una poda mucho más liviana. Este año no hemos hecho una poda muy agresiva y por tanto no hemos juntado excesiva cantidad de restos de poda. En los olivos jóvenes la poda la realizamos todos los años y el objetivo es muy distinto, ya que se trata de formar el árbol pero sin quitar demasiada hoja ya que podría descompensar la relación hoja-raíz. En los olivos grandes, cuando se hace una poda “en condiciones”, lo mejor es cortar con el motosierra, por lo que imaginar el tamaño de restos de poda que suelen generarse.
En el mes de diciembre compramos un triturador de iD-David de segunda mano. La verdad es que estábamos buscando un triturador desde hace meses y este nos gustó bastante (iD-David es una empresa española muy especializada en maquinaria para cultivos leñosos). Lo compramos en Talleres Marsemar (Villarrobledo – Albacete) y lo hemos utilizado bastante (tanto para triturar restos de poda de olivar y almendros). Las sensaciones que hemos tenido cuando hemos trabajado con él son muy buenas. El triturador es el iD-David TD-SO y necesita un tractor de por lo menos 120CV ya que a la hora de arrancar necesita potencia… nosotros lo llevamos en nuestro Agrotron M600 (130CV) y el tractor va muy bien trabajando a 1.700 r.p.m de motor y 490 r.p.m de toma de fuerza… el que sufre es el triturador cuando entra mucha madera, sobre todo de almendro.
El objetivo de triturar las ramas es poder incorporar estos restos de poda al terreno ya que al triturarlos, los trozos de madera terminan descomponiéndose e incorporándose al terreno como materia orgánica. Pensamos que puede ser una muy buena opción para el olivar y almendro. Además, por Andalucía el triturado de ramas ya se hace desde hace bastantes años y los resultados son muy positivos.

English version.

El huerto 2020

Una de las tareas que comienza cuando llega la primavera y sobre todo en el mes de mayo es la preparación del huerto. Es una actividad de ocio que a nuestro padre le encanta ya que le permite distraerse mucho… aunque por contra suele dedicar muchísimo tiempo ya que son muchas y variadas la tareas a realizar. El huerto nos proporciona hortalizas frescas hasta el mes de septiembre, por lo que practicamos el consumo de proximidad y disponemos de productos frescos y de máxima calidad durante todo el verano.
Las tareas que ahora hemos realizado es la de preparación del suelo y plantación. Como veis en las fotos, se ha preparado el terreno con el cultivador. Además, se ha echado una buena dosis de estiércol que ayudará a crecer las plantas rápidamente y se ha preparado la estructura metálica (ferralla) donde las plantas se apoyarán cuando crezcan (sobre todo las plantas de tomates). Por último, se ha llevado a cabo la plantación de tomates, pimientos, pepinos, calabazas, etc. Las próximas tareas serán el montaje del sistema de riego y seguir plantando otro tipo de hortalizas.
Iremos actualizando la entrada según vayamos haciendo las diferentes tareas y vayan creciendo las plantas… si alguno quiere probar los productos, os esperamos por aquí.

English version.

Jornadas de siega de forrajes

En aquellas explotaciones agrícolas donde hay ganado (cabras, ovejas, vacas,…) llevan una semanas en plena actividad para segar los forrajes que luego se utilizarán para dar de comer a los animales. En esta ocasión, nuestros amigos César Rivera (de Calera y Chozas – Toledo) y José Vicente (Cuenca) nos han enviado unas fotos de sus trabajo de segado y empacado… el factor común que los une es la segadora Pöttinger Novacat. La segadora que utiliza José Vicente es la Novacat 351 Alpha-Motion y el equipo de César es más completo ya que tiene una segadora frontal y una trasera suspendida. José Vicente tiene la explotación agrícola a tan solo unos kilómetros de la ciudad de Cuenca, por lo que ir allí y ver la segadora trabajar con la bonita ciudad de Cuenca en el horizonte es un lujo que no muchas personas tienen el placer de disfrutar en estos días.
El trabajo con este tipo de máquinas es bastante rápido. Según nos comenta José Vicente, la velocidad de trabajo es de 18 km/h (en alfalfa, titarros, veza, etc) y 15 km/h en avena o triticale… por tanto, puede segar unas 30 ha en una jornada de trabajo con la segadora de 3,5 metros de ancho de trabajo. La segadora se regula en una posición flotante y se adapta al suelo perfectamente. Si la parcela está bien preparada para no tener piedras, se disfruta segando a gran velocidad. La segadora trabaja a 1.000 r.p.m. de toma de fuerza y dispone de un multiplicador de revoluciones que permite que los discos trabajen en perfectas condiciones con un caudal de mies muy grande. A la gran velocidad de trabajo que hemos comentado y trabajando con las cuchillas a ras de suelo, el corte se hace perfecto.
También se puede incorporar el acondicionador de rodillos, que en el caso de la alfalfa nos permite hacer una deshidratación mucho más rápida. Si se utiliza el acondicionador se puede empacar en unos 2 días (cuando el forraje tiene menos de 15º de humedad). Si no se utiliza el acondicionador, la espera puede llegar hasta una semana. Es el caso de la avena, en el que la siega ya se hace con algo de grano y para no machacar el grano, no activa el acondicionador.
En próximos artículos os enseñaremos como se utilizan estos forrajes para dar de comer a los animales… seguro que será muy interesante.
English version.

Primavera lluviosa… campos preciosos

Como bien dice el refrán “Agua de primavera, si no es torrencial, llena la panera”, la primavera lluviosa que estamos teniendo está permitiendo que ver los cultivos en el campo sea todo un espectáculo. A día de hoy, el campo está precioso. Los cultivos están en pleno crecimiento gracias a las abundantes lluvias que estamos teniendo en invierno y primavera (ha llovido unos 200mm desde que comenzó el año), por lo que las perspectivas son de una buena cosecha. De todas formas, no lo diremos muy alto porque aún quedan muchas noches y en cualquier momento se puede tener una granizada o una helada nocturna… tendremos que hacer un buen seguro para poder dormir  tranquilo. Como podéis ver en las fotos, las cebadas, trigos, guisantes, vezas, lentejas, etc. todo está fantástico y es que hasta los ajos prácticamente no han necesitado aporte de agua extra.
Durante este mes hemos estado pasando el rodillo en las lentejas Estón. El objetivo es que el suelo se compacte para que la raíz pueda hacer su función sin problemas y también para que las parcelas donde hay piedras se puedan esconder un poco para que la cosechadora pueda trabajar correctamente. La leguminosa es una planta que no tiene mucha altura, por lo que la cosechadora necesita trabajar a pocos centímetros del suelo y eso es muy complicado si hay piedras.
También hemos estado trabajando en el olivar. Desde que terminamos los últimos riegos y tratamientos en octubre, prácticamente no hemos hecho nada, por lo que ya tenía falta de dedicarle tiempo. Cinco son las tareas que hemos hecho durante estos últimos días: poda, triturado de los restos de poda, atado de olivas jóvenes a los tutores, tratamiento de brotación a todas las olivas y labrar el terreno para matar las malas hierbas.

English version.