Días de cosecha de cereales y leguminosas

En plena vorágine de cosecha de cereales de invierno y leguminosas, transcurrido ya casi toda la campaña de recolección, en nuestra zona podemos decir que los rendimientos son bastante buenos y por tanto el año es aceptable. Ya comentamos en el artículo sobre la lluvia que el año se presentaba bastante bueno. Otra cosa son los precios de cereales y leguminosas, que son completamente ridículos ya que estamos en niveles de hace más de 30 años (cebada: 145€/Tm, trigo: 205€/Tm, veza Mariana: 201€/Tm, lenteja Eston: 380€/Tm, etc.). Todo lo demás relacionado con la agricultura (insumos, maquinaria, mano de obra, etc.) ha ido subiendo pero el precio de los cereales está, un año más, estancado en el pasado… un panorama muy preocupante para los agricultores cerealistas.
En nuestra zona la cosecha está concluyendo ya que comenzamos entorno al 10 de junio. En nuestro pueblo hay bastantes cosechadoras, todas bastante nuevas como la New Holland CR 7.90 Twin Rotor que podéis ver en nuestros vídeos y fotos, pero las empresas de recolección no trabajan con un único cliente hasta que termina, sino que van por zonas del término y cuando tienes una parcela por la zona por la que están trabajando, te avisán, van y la cosechan. Desde hace unos años, el trabajo de recolección es bastante cómodo ya que la empresa que se encarga de empacar la paja, es la encargada de traer el grano al pueblo con sus camiones, por lo que las tareas de cosecha, en nuestro caso, las hacemos desde el quad.
A continuación os mostramos una media de rendimientos que se está dando, en general en nuestro pueblo (tierra de secano)… la verdad es que con el seguimiento que hacemos usando el programa de Agroptima es muy sencillo tener una fotografía precisa de los rendimientos… pero de eso hablaremos en una entrada futura.
  • Cebadas: 4.500 kg/ha
  • Trigos: 4.200 kg/ha
  • Triticales: 3.000 kg/ha
  • Lenteja Eston: 1.500 kg/ha
  • Veza Mariana: 1.300 kg/ha
  • Alverjón: 2.500 kg/ha
Los cultivos más rentables en esta campaña han sido la cebada Planet y las lentejas Eston. En nuestro pueblo es muy típico sembrar cebada Hispanic, que históricamente tiene un rendimiento muy bueno y muy constante, pero este año ha fallado. El triticale siempre tiene muy buena talla, pero los rendimientos son bastante comedidos. En cuanto al trigo, la variedad PR siempre tiene también muy buenos resultados cuando hay lluvias en mayo y junio. La veza Mariana es un cultivo interesante para sembrar pero hay que tener mucho cuidado con la cosecha ya que es una planta que se tumba mucho en el suelo y la recolección tiene que ser un su momento óptimo ya que si es después, el grano se cae al suelo. Por último, con respecto al alverjón, la producción es baja y cada vez se siembra menos.

English versión.

Innovando en la recolección del ajo

Durante estos días, el sector del ajo está en plena actividad con las tareas de recolección. Hace unas semanas, los agricultores “ajeros” comenzaron con la recolección del ajo spring y ahora están con la recolección del ajo morado, que sin duda, es el ajo más codiciado en las cocinas de España y gran parte del mundo. En nuestra zona, Las Pedroñeras, el ajo es el motor de la economía y por tanto es el cultivo que más se cuida y se mima  para tener una cosecha de altísima calidad.
En esta ocasión visitamos a los hermanos Casas (Gabriel, Julián y Juan) en sus instalaciones y campos donde este año el ajo ha estado plantado. Ellos son auténticos ajeros, lo llevan en la sangre y lo viven con mucha pasión. Este año han modernizado las tareas de recolección con el objetivo de hacerlo mucho más rápido y poder tener los ajos en los almacenes lo antes posible. A continuación os detallamos el proceso.
En primer lugar utilizan una máquina de recolectar ajos Zocapi de 4 surcos que va cortando el tallo. Esta máquina tiene un brazo de descarga que deja los ajos en el remolque. Estos remolques van directamente al almacén donde los ajos son depositados en palots (cajas de unos 350kg) para su posterior procesado. Este procesado consiste en secar los ajos y posteriormente cortar las raíces antes de llevarlos a la Cooperativa que se encargará de realizar los últimos trabajo de preparación antes de su comercialización en España y en el resto del mundo. Una de las grandes diferencias que se tiene con este nuevo método de recolección es que el tallo se corta en el momento de la recolección y que el ajo no pasa ningún día en el campo después de ser recolectado, por lo que evitas problemas con las lluvias que se pueden dar en verano de forma esporádicas y generalmente bastante torrenciales y eliminan problemas de robos que en algunas ocasiones son bastantes habituales. Además, el trabajo con los ajos en los almacenes siempre es mucho más confortable que trabajar en el campo donde el calor de verano es un factor que hace muy duras las tareas de recolección y corte.
Os dejamos un vídeo donde podéis ver el proceso completo de recolección y os animamos a consumir “Ajo Morado de Las Pedroñeras“, que sin duda alguna es uno de los productos a destacar en nuestra famosa dieta mediterránea.

English version.


El ajo morado se apunta a la sostenibilidad

El ajo morado es uno de los cultivos sociales que mueve la economía de nuestra zona. Alrededor del ajo morado (y otras variedades de ajo como ajo blanco y ajo spring) se realizan multitud de trabajos y son muchas las empresas y familias que basan su economía en este cultivo. Uno de los trabajos para los que el ajo requiere más dedicación es el riego, sin el agua del riego no podríamos tener el ajo morado de tanta calidad como el que se genera en la zona de Las Pedroñeras. Al igual que todas las tareas en agricultura, el riego se va evolucionando hacia un uso más eficiente de los insumos con el objetivo de ahorrar costes y ser mucho más eficiente en la producción y por tanto poder un balance más positivo al final de la campaña. Con este objetivo, la técnica de riego del ajo va cambiando y a continuación os detallaremos cómo ha cambiado en los últimos años.
Desde hace muchos años, el método de riego para el ajo ha sido por aspersión y este evolucionó al uso de cañones enrollables en las últimas décadas. El cañón enrollable permite al agricultor regar de forma sencilla ya que se necesita solo una persona y un tractor para ir cambiando el cañón por toda la parcela. El problema de este tipo de riegos es que no es muy efectivo ya que está poco tiempo cayendo agua sobre el mismo lugar aunque es una gran cantidad que incluso, en algunos casos, puede endurecer el suelo o dañar la planta. Pero el mayor problema que tiene el cañón enrollable o la aspersión es que necesita un gran caudal de agua y por tanto el sistema de riego (motor y bomba) tiene que ser bien dimensionados. Si mostramos unos números genéricos, un cañón enrollable trabaja a unos 6 bar de presión y tarda unas 10 horas en enrollarse (unos 350 metros). Con esto se puede regar unas 1,7 hectáreas y se hace un gasto de agua de unos 250.000 litros. Además, como hemos comentado antes, el motor necesita trabajar duro para poder sacar el agua del pozo. Si nos mudamos a las nuevas técnicas de riego por goteo que se están aplicando en el ajo morado desde hace unos años, la cosa cambia completamente. 
El riego por goteo en el ajo morado se está imponiendo y sin duda alguna en el futuro se utilizará cada vez más. Hablando con nuestros amigos Paco y Julián, nos explican algunas de las ventajas de esta nueva técnica. El riego por goteo consiste en poner cada dos surcos (distancia entre surcos de 45 cm) una tubería (llamada goma) con goteros. Estos goteros suelen estar a 50 cm de distancia (también se puede utilizar goteros de 1.5 litros a una distancia de 30 cm) y se utiliza unos 11.000 metros de tubería por hectárea. Los goteros que se utilizan son de 3 litros/hora y se suele trabajar a una presión de 2 bar. Con todo esto, se tiene un gasto de agua de 66.000 litros/hora. Paco está haciendo riegos de 2 horas y en este periodo riega 1,7 hectáreas. Este tipo de riego es muchos más efectivo ya que el agua penetra mejor en la tierra, no se tiene evaporación y la ajo lo asimila mucho mejor. Además, otra gran ventaja es que permite hacer fertirrigación.
El sistema que se monta en los ajos consta de un programador que es el encargado de repartir el agua por todas las tuberías instaladas en la parcela (este se instalar a pie de la parcela). Este programador, cada 2 horas, abre y cierra las válvulas para que el riego sea controlado por toda la parcela. Además, se dispone de un ciclón que es el encargado de quitar la arena que pueda tener el agua para que los goteros no se queden taponados. Este ciclón también se programa para que cada cierto tiempo se auto limpie (por ejemplo cada 1,5 horas se abre de forma automática durante 7 segundos para expulsar la arena).
Por tanto, si comparamos un sistema con otro, con el cañón se puede regar 1,7 hectáreas en 10 horas gastando 250.000 litros y con el sistema de riego por goteo, regamos en 2 horas 1,7 hectáreas gastando 130.000 litros de agua. Además de eso, el consumo de gasoil es considerable ya que el motor trabaja a muchas menos revoluciones o incluso se puede hacer mediante placas solares.
En cuanto a costes, los dos sistemas tienen un coste importante ya que el cañón es una gran inversión (en torno a 20.000€) además para el sistema por goteo también se necesita realizar la compra de gomas, ciclón y programador. Las tuberías pueden ser de usar y tirar o reutilizables. Las de usar y tirar (también llamadas cintas) son más fáciles de manejar y más económicas (0,03 €/m) y las reutilizables se pueden usar durante 6 años aunque son peor para la instalación y más caras (0,09 €/m). Otro problema que tiene el uso de cinta es que pesa poco y si hay mucho viento puede llegar a moverlas del suelo, por lo que la instalación tiene que ser cuidadosa.

Olivar. Triturado de restos de poda

Como ya comentamos en la entrada del mes pasado, una de las tareas que hemos tenido que hacer en el olivar durante estos últimos meses ha sido la poda, tanto en los olivos jóvenes como en los que tenemos en pleno rendimiento. Estas tareas de poda en los olivos en producción las solemos hacer todos los años, aunque un año practicamos una poda agresiva y al año siguiente una poda mucho más liviana. Este año no hemos hecho una poda muy agresiva y por tanto no hemos juntado excesiva cantidad de restos de poda. En los olivos jóvenes la poda la realizamos todos los años y el objetivo es muy distinto, ya que se trata de formar el árbol pero sin quitar demasiada hoja ya que podría descompensar la relación hoja-raíz. En los olivos grandes, cuando se hace una poda “en condiciones”, lo mejor es cortar con el motosierra, por lo que imaginar el tamaño de restos de poda que suelen generarse.
En el mes de diciembre compramos un triturador de iD-David de segunda mano. La verdad es que estábamos buscando un triturador desde hace meses y este nos gustó bastante (iD-David es una empresa española muy especializada en maquinaria para cultivos leñosos). Lo compramos en Talleres Marsemar (Villarrobledo – Albacete) y lo hemos utilizado bastante (tanto para triturar restos de poda de olivar y almendros). Las sensaciones que hemos tenido cuando hemos trabajado con él son muy buenas. El triturador es el iD-David TD-SO y necesita un tractor de por lo menos 120CV ya que a la hora de arrancar necesita potencia… nosotros lo llevamos en nuestro Agrotron M600 (130CV) y el tractor va muy bien trabajando a 1.700 r.p.m de motor y 490 r.p.m de toma de fuerza… el que sufre es el triturador cuando entra mucha madera, sobre todo de almendro.
El objetivo de triturar las ramas es poder incorporar estos restos de poda al terreno ya que al triturarlos, los trozos de madera terminan descomponiéndose e incorporándose al terreno como materia orgánica. Pensamos que puede ser una muy buena opción para el olivar y almendro. Además, por Andalucía el triturado de ramas ya se hace desde hace bastantes años y los resultados son muy positivos.

English version.