Nuevo Fendt 211… the special one

 Tras varios días de duro trabajo con el nuevo Fendt 211 Profi+ FendtONE Gen3 (es una gran cantidad de siglas las que lo definen, pero no es para menos por su gran número de especificaciones), la mejor definición que se puede dar a este tractor es que Fendt se vuelve a superar a sí mismo. El Fendt 211, uno de los tractores más pequeños de este fabricante alemán, tiene especificaciones similares a cualquier otro modelo de las otras series de más potencia. Este te marca una vez que has trabajado con él, sobre todo por la gran agilidad y suavidad que tiene.

Tuvimos la suerte de poder trabajar con él unos días para realizar distintas labores en el campo: tareas de preparación de suelo en los barbechos para preparar la siembra de girasol, trabajos de pulverización en tratamientos fitosanitarios en leguminosas y trabajos de olivar con el atomizador Hardi Zaturn 2000. En todos estos trabajos, el tractor saca una nota sobresaliente. Tenemos que mencionar también el consumo del motor de 3 cilindros que equipo: es cierto que son motores que tienen unos consumos muy reducidos, pero cuando se le exige trabajo duro de tiro, como es normal, el consumo aumenta considerablemente. Fue la sensación que tuvimos al trabajar con el cultivador de 15 brazos (por cierto demasiado grande para este tractor). Aunque no hicimos un análisis detallado, la sensación que tuvimos fue que el consumo fue alto.

El tractor tiene multitud de virtudes… algunas de las cosas que más nos gustó fueron: velocidad máxima a muy bajo régimen de motor, el cambio continuo es muy cómodo para trabajos de carretera y trabajos de TdF, la gestión del tractor se hace de forma muy sencilla y se aprende rápido gracias al nuevo concepto FendtONE, el sistema de auto guiado funciona muy bien con entradas a la línea muy rápidas y suaves,… así podríamos estar indicando multitud de puntos fuertes que tiene el nuevo Fendt 211.

En cuanto a las características más técnicas, estas serían las más importantes:

  • Motor Agco Power AP 33 AWI de 3 cilindros, 3,3 litros y Fase V.
  • Potencia máxima de 114 CV.  
  • Par máximo de 508 Nm a 1.600 r.p.m. 
  • Depósito de diésel de 125 litros y 16 litros de adBlue.
  • Caja de cambios sin escalonamientos Vario ML 75.
  • Velocidad máxima de 40 km/h a 1.550 r.p.m.
  • Suspensión mecánica en cabina e hidroneumática en el puente delantero.
  • Elevador trasero de hasta 4.200 kg (elevador delantero de 2.540  kg de elevación).
  • 3 velocidades de TDF (540/540E/1000).
  • Bomba hidráulica de 104 l/min (centro cerrado con línea sensora).
  • Radio de giro: 4,2 metros.
  • Distancia entre ejes: 2370 mm.  
  • Peso total permisible: 7.500 kg.
  • Peso en vacío: 4.280kg.

Aunque hemos hablado de la gran cantidad de fortalezas que tiene el nuevo Fendt 211, también hay algunos pequeños detalles que para nosotros son mejorables para futuras evoluciones del tractor. Estas podrían ser:

  • Los estribos para subir a la cabina van anclados al depósito de combustible. Es una idea bastante usada en muchos modelos y marcas de tractores, pero a nosotros no nos termina de convencer ya que el depósito sufre demasiado.
  • La cabina está muy bonita pero debería ir mejor rematada por dentro. La parte frontal va al descubierto y se ven los posters pintados de verde.
  • No se disponen de muchos faros de trabajo, sobre todo en la parte trasera donde solo hay dos.
  • Luces de posición e intermitencias son pequeñas y en algunas ocasiones no se ven correctamente.

Para concluir, tenemos que remarcar que es un pequeño tractor con una gran capacidad y algunas funcionalidades muy innovadoras para un equipo de su gama. Pero como todo en esta vida hay pequeños detalles que podrían mejorarse y estaríamos encantados de ver estos pequeños cambios.


Tratamiento post-emergencia en trigo Tocayo

Según avanza la campaña, nos toca cambiar también el tipo de tareas que realizamos en el campo. Dejamos ya atrás las tareas de preparación de suelo y sementera de cereales de invierno y leguminosas para centrarnos en las tareas de nutrición y cuidado de cultivos. Por este motivo, la tarea que hemos llevado a cabo esta última ha sido un tratamiento fitosanitario en trigo Tocayo. Este trigo se  sembró a finales de octubre, por lo que hace ya muchos meses que no hemos movido la tierra y por tanto han nacido muchas malas hierbas que hay que controlar si queremos tener una buena cosecha. 

Los tratamientos fitosanitarios cada vez son más frecuentes y esenciales si se pretende tener un cultivo sano y limpio. El uso de productos fitosanitarios, sin duda, está en auge. En nuestro caso, recuerdo que hace unos años prácticamente no utilizábamos nuestro pulverizador y ahora lo usamos con muchísima frecuencia tanto para tratamientos pre-emergencia (justo después de sembrar) como para los de post-emergencia (finales de invierno y primavera). 

En esta ocasión hemos realizado un tiramiento de post-emergencia con los siguientes productos: 

  • Broadway Star: herbicida muy eficaz contra el bromo (Piroxsulam 7,08% p/p y Florasulam 1,42% p/p). 
  • Tradecorp Ganater: herbicida de  amplio espectro, eficaz para el control de las gramíneas y dicotiledóneas. 
  • PG Supermojante: Mojante que mejora la penetración y adherencia del herbicida.   

Si nos centramos en el Ganater (por ser el más novedoso), es un nuevo herbicida que tiene una mezcla innovadora de 3 materias activas complementarias: Diflufenican 40% p/p, Florasulam 2% p/p e Iodosulfuron metil sodio 5% p/p. Es ideal para el control de malas hierbas en cebada, trigo, centeno y triticale con dosis de 150-200 g/ha y con una dosis de agua de 200-400 l/ha. 

Como podéis ver en nuestras fotos y vídeo, la parcela tiene gran variedad y abundancia de malas hierbas, por lo que esperamos que el tratamiento sea eficaz. Haremos seguimiento y en las próximas semanas os mostraremos la evolución… esperamos tener la parcela completamente limpia. 




19 de abril de 2021

Después de un mes del tratamiento, como podéis ver en las fotos, el trigo está bastante limpio. Las malas hierbas han desaparecido y el bromo también. Como podéis apreciar, en alguna zona, existen restos de bromo ya que han sido errores en la aplicación del tratamiento o en la linde donde no quisimos acercarnos demasiado por si la aplicación afectaba a las lentejas de nuestro vecino. Es fundamental hacer un buen tratamiento fitosanitario si queremos tener cosecha… ahora toca esperar algunas lluvias para poder tener un trigo Tocayo de alta calidad.

Una buena herramienta para el tratamiento del olivar

 Siempre se ha dicho que para trabajar es necesario disponer de buena herramienta para así poder trabajar más cómodamente y sobre todo más eficientemente. Esta afirmación nos viene como anillo al dedo en esta ocasión ya que las dos máquinas (tractor y atomizador) utilizadas son realmente algunas de las mejores máquinas con las que podemos trabajar en nuestro olivar. 

Con el tratamiento realizado hace unas semanas a los olivos que aún no están en producción terminamos las tareas de cuidado por esta campaña… ahora tendremos que esperar a que pasen los fríos para que de nuevo en el próximo mes de marzo comencemos con tareas de poda de formación y vuelta a empezar… como podéis ver en las fotos y vídeo, los olivos están preciosos. Para los olivos que están en producción, realizaremos otro tratamiento después de la recolección en el mes de diciembre. El tratamiento de otoño que hemos hecho está basado básicamente en cobre, que ayudará a la planta a superar mejor los meses invernales. También proporcionamos abono y aminoácidos para aprovechar las últimas semanas de crecimiento de esta campaña. 

Respecto al atomizador John Deere M120, como podéis ver en el vídeo, es una máquina muy robusta que realmente trabaja muy «fino». El tratamiento se hace rápidamente. Si después evaluamos las hojas del olivo, se nota bastante bien el tratamiento realizado. Esta es una de las pruebas básicas que se puede realizar para ver si el tratamiento ha sido aplicado correctamente. Podríamos asemejarla a la famosa «prueba del algodón» (como decía un viejo anuncio televisivo). Una de las pegas que podemos sacarle a este tipo de máquinas donde la regulación de la dosis no es automática, es que para realizar dicha regulación se necesita experiencia ya que no es sencillo. Nosotros tuvimos que hacer varias pruebas antes de hacer el tratamiento… es cuestión de conocer la máquina y tener un poco de tiempo inicialmente.  

Las principales características del atomizador podrían ser las siguientes: 

  • Bomba de hasta 160 l/min y presión de hasta 50 bar. 
  • Depósito de polietileno de 2.000 litros con dos agitadores. 
  • Grupo neumático: 800 mm y 900 mm. 
  • Regulador neumático: Fijo (se puede instalar paquete inteligente iS1.0 e iS1.1). 
  • Varios sistemas de control: control sincronizado manual Hidromatic, control por 2 canales y presión con regulación eléctrica y opcionalmente utilización de una tablet WiFi. 
  • Diferentes opciones de deflectores (viña, anti-deriva, frutales, etc). 
  • Ventilador con diseño eficiente (muy silenciosos) que produce un volumen de aire hasta 81.300 m3/h con una necesidad de solo 38 CV de potencia. 

El crecimiento de los olivos va a muy buen ritmo (no les falta de nada… es más, casi que diríamos que son tratados como deportistas de élite), así que estamos deseando mostraros las próximas tareas. 

English version.


John Deere 5100R. Un multiusos de garantía

Hace unos meses, el concesionario oficial John Deere en nuestra zona (Tajada Barrio S.L.) nos ofreció poder probar los tractores de demostración de los que disponen. Estos son tractores que cualquier agricultor interesado puede ver y trabajar con ellos y así poder resolver dudas a la hora de decidirse por uno u otro. A la hora de elegir disponíamos de varios tractores como son el 5G, 5R, 6M y 6R. Al final, de entre los que elegimos el 5100R ya que es un tipo de tractor que se ajusta a nuestra explotación agrícola por ser un tractor muy polivalente para trabajos de suelo, maniobrabilidad con pala cargadora y que se ajusta muy bien a cultivos leñosos (viña, olivar, almendros) y a cultivos especializados como es el ajo morado en nuestra región.
Nuestro objetivo era probar el tractor principalmente en viña, ya que disponíamos de la versión estrecha. Para ello lo dejamos unos días en El Provencio (Cuenca) para que nuestro gran amigo Oscar y gran viticultor lo probase en sus viñedos usando su atomizador arrastrado Rioja Vid de la marca General Agrícola. Como podéis ver en el vídeo, la jornada fue muy entretenida y el tractor cumplió con creces las expectativas puestas.
Las principales características del John Deere 5100R son las siguientes:
  • Motor John Deere PowerTech PWX de 4 cilindros y 4,5 litros con sistema de inyección Common Rail (Fase IIIB Sólo diesel).
  • Potencia máxima: 110 CV.
  • Par máximo de 437 Nm a 1.500 r.p.m (reserva de par de 36%).
  • Depósito de combustible de 178 litros.
  • Caja de cambios Command8 de 32×16: 4 grupos (A, B, C y D) con 8 marchas bajo carga.
  • Velocidad máxima de 40 km/h (a 1.750 rpm).
  • Suspensión mecánica en cabina e hidroneumática en el puente delantero.
  • Asiento neumático Grammer Profesional.
  • Elevador trasero electrónico con capacidad de carga de hasta 5.300 kg (elevador delantero opcional de 2.900 kg de elevación).
  • 3 velocidades de TDF (540, 540E y 1000).
  • Cabina con nivel de sonoridad de 74dB.
  • Salpicadero en el lateral derecho a color.
  • Bomba hidráulica de 96 l/min (centro abierto) con opción a 117 l/min (centro cerrado y detección de carga).
  • Peso máximo autorizado de 8,6 toneladas y carga útil de 4,3 toneladas.
  • Batalla: 2.250 mm.
  • Radio de giro de 3.75m.

En su versión estrecha tiene una anchura de 1,9m por lo que se ajusta muy bien a viñedos que tienen un marco de plantación de 3 metros entre hileras. La MMA es de 8.6 toneladas, por lo que permite tener un gran abanico de aperos a utilizar. Para la viña otro punto a tener en cuenta es el caudal hidráulico. Este tractor dispone de un caudal de 96 l/min con centro abierto y de 117 l/min con centro cerrado y sensor de carga. Además tiene tres velocidades en la TDF, por lo que cubre con garantías las necesidades de los aperos a utilizar. En cuanto a comodidad, la cabina es fantástica, con suelo plano y toda la timonería diseñada ergonómicamente, lo que hace las jornadas de trabajo muy cómodas. Dispone de un capó de perfil bajo que facilita una gran visibilidad desde el puesto de conducción. Sin duda, un buen tractor que John Deere fabrica en EEUU y que podremos ver en los campos de España con mucha frecuencia.
Como todo en esta vida, nada es perfecto y siempre algo se puede mejorar. A modo de sugerencia, un punto importante que nosotros creemos que podría ser una mejora sustancial sería que la caja de cambios cuando trabaja con los grupos C y D para transporte no pasara por las 16 marchas que forman esos dos grupos. Tal vez, si la carga lo permite, el cambio debería ser capaz de saltar algunas marchas para así llegar lo antes posible a la velocidad máxima programa. Tal vez es una característica que ya tenga implementada, pero nosotros no pudimos configurarlo para conseguir ese funcionamiento.
A modo de resumen, el tractor trabaja realmente bien. La comodidad y los acabados de la cabina son fantásticos y tiene pinta de ser un tractor robusto y duradero como casi todo lo que John Deere fabrica. Otra cosa son las necesidades del agricultor y si las especificaciones que el tractor ofrece las cubre… esto es algo que el agricultor debe evaluar a la hora de decidir el tractor que mejor se adapta a sus necesidades y a su explotación agrícola.

English version.