Pasando la viga

Una vez hecha la recolección del cereal y los trabajos de empacado han terminado, comenzamos con la planificación y trabajos de la próxima campaña. Uno de los trabajos a realizar es la incorporación de los residuos del rastrojo y paja al terreno, con el objetivo de integrar esa materia orgánica en el suelo. 

En nuestro caso, los trabajos de incorporación de los residuos de paja y rastrojo se hace de la siguiente forma: 

  1. Pasada superficial de cultivador o grada rápida. No se puede hacer mucha labor ya que no hay tempero y el terreno está muy duro. Se trata de romper el rastrojo. 
  2. Dos pasadas con la viga que terminará por mezclar la paja con la tierra a la vez que la recorta en trozos pequeños. 

Nos centraremos en el segundo paso que os comentamos, por ser el más novedoso y que lo realizamos con una viga que como podéis ver en las fotos, es un apero bastante rudimentario pero muy eficaz. Es cierto que existen algunas vigas más sofisticadas (suspendidas con plegado hidráulico, diferentes grosores de perfiles, etc.), pero la nuestra es la más básica y por tanto económica, pero no por eso deja de hacer una buena labor. 

El apero consiste en dos vigas (forma de H) unidas, con una anchura de trabajo de 7 metros que van tiradas por dos cadenas. Cuando la viga carga tierra y paja, la labor que realiza es espectacular. Además, la velocidad de trabajo es bastante alta y con la gran anchura que tenemos, las hectáreas que puedes trabajar en una jornada son muchas… con un consumo muy reducido ya que el tractor no va trabajando prácticamente nada. Tal vez, el único inconveniente que puede existir es que estos trabajos hay que hacerlos en días de calor ya que la paja es mucho más manejable cuando está muy seca. 

En cuanto a vuestra experiencia, ¿alguno de vosotros usa alguna herramienta similar o mejor? Esperamos vuestros comentarios.

English versión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.