Neumáticos (I). Michelin Ultraflex

 Hace unas semanas pudimos asistir al evento «Tracks & Tires Farming Tour» que Michelin está celebrando por toda Europa. Esta vez, fuimos al Campus New Holland (Peñarubias del Pirón – Segovia), donde pasamos una muy agradable tarde y pudimos aprender bastantes cosas en cuanto a diferentes soluciones agrícolas como son los neumáticos con tecnología Michelin Ultraflex, sistemas de teleinflado PTG o soluciones de orugas de goma CAMSO.

A la hora de comprar unos neumáticos agrícolas hay multitud de factores que hay que tener en cuenta, además del precio que en muchos casos decanta la balanza hacia un neumático u otro. Factores como coeficientes de carga y velocidad, dimensiones (ancho, llanta, etc.) permitidas en el tractor, tipos de apero con los que vamos a trabajar así como condiciones no tan técnicas como puede ser el trabajo que el tractor va a realizar (tareas de tiro, tareas de transporte, etc.), condiciones de terreo y orografía del mismo, etc. son factores fundamentales que hay que valorar a la hora de hacer una buena elección de los neumáticos. 

En la jornada de trabajo con Michelin pudimos ver la gran variedad de neumáticos agrícolas que tienen y pudimos ver trabajar los de la gama VF (Ultraflex), que permiten trabajar con presiones que van desde los 0,6 bar a 2.5 bar. Una de las pruebas que vimos fue el comportamiento del neumático AXIOBIB 2 VF dependiendo de las diferentes presiones. Se hizo la prueba con dos configuraciones de presiones diferentes, que fueron las siguientes: 

  1. Neumáticos VF delantero con 1,2 bar y trasero con 1,5 bar. 
  2. Neumáticos VF delantero con 0,6 bar y trasero con 0,9 bar. 

Fue fácil apreciar que con la configuración primera, la tracción y velocidad variaban por zonas según el patinaje y además el tiempo de realizar el recorrido y el consumo de gasoil fue mayor que con la segunda configuración de presiones, que vimos una mayor tracción, menor patinaje y mejor consumo de gasoil. 

El cambio de presiones en los neumáticos fue gracias al sistema de teleinflado de TPG. Este va conectado al tractor como un apero ISOBUS y que permite cambiar presiones de los neumáticos de forma muy sencilla y segura. Según indicaron los especialistas de Michelin, disponer de un inflado correcto supone un ahorro de combustible del 10%, un 4% más de productividad gracias al menor patinaje y un aumento de tracción del 30%. Si extrapolamos estas cifras a un número de horas de trabajo elevadas, el sistema de teleinflado es realmente interesante en tractores de media y alta potencia (aperas de que el sistema tiene un coste en torno a 30.000€). Si no disponemos de un sistema de teleinflado en el tractor, lo ideal es tener una presión de 1,3 bar para los neumáticos delanteros y 1,5 bar para los traseros… es una solución poco eficiente pero dentro de las peores circunstancias esta es la mejor solución. 

Por último, vimos las opciones que CAMSO ofrece en cuanto a orugas de goma. Estas bandas de rodadura se pueden equipar en cualquier tractor, estando enfocadas a tractores que trabajan en condiciones de tracción extremas (terrenos con mucho barro, trabajos de tiro muy duros, etc), prácticamente anulando el patinaje además de que nos olvidamos de revisiones de presiones y posibles pinchazos.

English version.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.