​Nuestros girasoles pasaron a la historia

​Al día siguiente de la cosecha del girasol, decidimos labrar el rastrojo…fue una decisión muy acertada. El terreno aún estaba suelto, por lo que la labor que realizamos con las gradas fue espectacular, como podéis ver en las fotos. Nuestro principal objetivo era el volcar las cañas, aunque con el cabezal Moresil estas han reducido su tamaño notablemente y cada vez es más sencilla esta tarea (otros años teníamos que recoger las cañas, junto con los corremundos para pegarles fuego). También tenemos que mencionar a las gradas Gascón… estamos muy contentos con ellas.
La parcela ha quedado preparada para que dentro de unas semanas demos una pasada rápida con los cultichisel, tiremos el abono y comencemos a sembrar la cebada… esperamos tener algo de lluvia durante este tiempo para que podamos trabajar sin polvo 🙂

5 respuestas a «​Nuestros girasoles pasaron a la historia»

  1. según estaba de limpia de malas hierbas y bajo y picado el rastrojo, parecía más lógico haber sembrado directamente sin labor previa. Cruzado 20 grados, incluso con una sembradora convencional de 3 filas, hubiera quedado de lujo con un gran ahorro de tiempo y dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *