Semillas híbridas. Polinización controlada en el maíz

El pasado mes de julio estuvimos visitando la fábrica de tractores Steyr en St. Valentin (Austria), como ya os contamos en este artículo. En la segunda jornada, tuvimos la suerte de ir al campo donde pudimos probar varios tractores Steyr. A una parcela cercana al evento, llegó una máquina Vermande para cortar la borla o panoja del maíz, así que aprovechamos para verlo ya que es un trabajo poco común  para nosotros.
La planta del maíz tiene una parte masculina (borla o panoja) y una parte femenina (mazorca). La inflorescencia masculina, borla o panoja, normalmente se hace visible entre las últimas hojas de la planta, 7 a 10 días antes de que aparezcan los estilos de la inflorescencia femenina. Normalmente, 2 a 3 días antes de comenzar la liberación del polen, las espigas llegan a su máximo tamaño y esta queda completamente desplegada, por lo que la planta alcanza su altura definitiva. La panoja está compuesta por un eje central, que corresponde a una prolongación del tallo de la planta. En este eje se desarrolla una espiga, bajo la cual se originan varias ramas finas de aspecto plumoso que corresponden a espigas laterales. Llegado su momento, el proceso de polinización se inicia, cayendo el polen desde la parte superior de la planta (borla o panoja) hasta la parte media de la planta donde se encuentra la parte femenina (mazorca). Este sería un proceso de polinización natural o abierto. En los campos de generación de semilla híbrida, este proceso se altera de la siguiente forma que a continuación os vamos a mostrar.
Las parcelas que vimos en Austria, se utilizan para la generación de semillas híbridas. En esta parcela se siembran dos variedades de maíz. El sistema de siembra es mediante una sembradora de 6 surcos, teniendo una variedad de semilla en los 4 surcos centrales y la otra variedad de semilla en los dos surcos exteriores. De esta forma, la parcela se siembra con 4 surcos de una variedad y dos surcos de otra variedad… y así sucesivamente. A la variedad que se utiliza en los 4 surcos centrales se les elimina la panoja para tener una polinización mucho más controlada. Las plantas de los surcos a los que se les quita la panoja son polinizadas por las plantas de los surcos que tienen la panoja (de variedad distinta), por lo que se consiguen semillas híbridas al estar polinizadas con variedades diferentes.
Los marcos más comunes de siembra de maíz para la generación de semilla híbrida suelen ser de 6:2, 6:1, 4:2 ó 4:1. Por ejemplo, para el marco 4:2, serían 4 surcos femeninos, que son las filas a las que se les quita la panoja (parte masculina de la planta) y 2 surcos macho (filas que son utilizadas para polinizar las plantas que se han quedado sin panoja).
El maíz híbrido produce rendimientos muchísimos más altos que el maíz producido por polinización abierta, así como otras características importantes como la resistencia a enfermedades, sequías, clima, etc. En el caso del maíz de siembra moderno, las variedades a hibridar se seleccionan cuidadosamente para que la nueva variedad muestre rasgos específicos que se encuentran en ambas plantas madre.
English version.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *