Cultivadoras de mayor duración

Siempre que visitamos el stand de Bellota Agrisolutions en FIMA nos quedamos sorprendidos. Sin duda alguna, este es uno de los stands más interesantes de la feria por todas las novedades que presentan, sin olvidar el grato y profesional recibimiento que siempre tenemos del personal de Bellota. En esta ocasión nos resultó muy interesante conocer las nuevas cultivadoras de mayor duración, que garantizan un ancho de labor y ángulo de ataque constante durante toda la vida de la cultivadora (en algunas zonas de España llamada golondrina). Estas piezas se usan mucho por los agricultores españoles, por lo que creemos que será interesante conocerlas. 
Bellota ha rediseñado las nuevas cultivadoras 1512, 1513 y 1599 para que tengan una mayor duración. Por un lado, se ha rediseñado la forma de las alas para que según se van desgastando se mantenga el ancho de labor (el ancho de trabajo no varía en toda su vida). Con unas alas de más de 4cm de ancho, se garantiza que la pieza siempre mantendrá el ancho de labor según se vaya trabajando para una labor homogénea y constante en el campo.  El doble nervio, de más de 2,2 cm de espesor y 8,5 cm de largo, garantiza no sólo una mayor duración de la pieza, sino también que se mantenga el ángulo de ataque y que la cultivadora siempre mantenga la punta para entrar bien en la tierra con el menor esfuerzo al labrar. Se dispone de tres modelos (pintadas en negro epoxi): 1512 y 1599 (ángulo de ataque de 47º) y 1513 (ángulo de ataque de 35,5º) con anchos de labor de 18,5cm, 23cm y 27,5cm. 
Las cultivadoras 1512 y 1599 (con ángulo de ataque de 47º) son ideales para trabajos que requieren poca profundidad. Para trabajos con mayor profundidad, la golondrina 1513 es la recomendada gracias a su ángulo de ataque de 35,5º. Además de todo eso, incorporan un nuevo diseño para que los dos tornillos que fijan la pieza en el brazo queden más protegidos a su desgaste. Gracias a un avellanado más profundo, los tornillos estarán siempre protegidos (la cabeza de estos queda embutida en la pieza taladrada). 
Por tanto, las dos características más importantes a tener en cuenta serían:
  • Más constancia (ancho de labor constante). El nuevo diseño de las alas de la cultivadora lo hace único dado que a medida que la pieza se desgasta, el ancho de labor se mantiene constante (18,5cm, 23cm o 27,5cm). Con el nuevo diseño y ancho de ala, se garantiza que a medida que se vaya desgastando la pieza, la cultivadora siempre trabaje al mismo ancho de labor, obteniendo así un trabajo homogéneo y constante.
  • Más preciso (doble nervio). La punta de la cultivadora es muy importante para garantizar el ángulo de trabajo, dado que es la primera zona que se desgasta. Para hacerlo más resistente, estas cultivadoras están forjadas con nervio superior e inferior. Así se consigue que la zona más crítica de la golondrina, la punta, tenga más de 2cm de espesor.

English version.

Vídeo:

Fotos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *