Volvemos a la Lenteja Castellana

Recordamos, con añoranza, que el cultivo de la lenteja era uno de los más importantes de nuestro pueblo y de la zona. Íbamos con nuestros padres y abuelos a segar lentejas usando una pequeña Bertolini (como hace nuestro amigo Pedro en este vídeo), que luego nosotros amontonábamos con las horcas de madera. De repente, el cultivo de la lenteja desapareció pasando a ser el ajo el motor de la comarca. Solo unos pocos agricultores continuaron con la lenteja hasta hace unos pocos años. Pero desde hace varios años, la lenteja tiene un buen precio y muchos agricultores han vuelto a sembrarla e incluso ganar dinero. En esta campaña, nosotros hemos seguido el ejemplo y hemos sembrado unas 14 hectáreas.  
Las leguminosas son cultivos que nos gustan mucho ya que van muy bien para la rotación de cultivos, dejando un buen rastrojo para el año siguiente sembrar cereales. De hecho, el cultivo de girasol, muy típico en nuestra zona, lo hemos dejado para sembrar más leguminosas (yeros, veza, guisante, titarros, etc.). Además, con la normativa de la nueva PAC, la leguminosa ha tomado un papel importante en las explotaciones agrícolas españolas. 
A la hora de elegir el tipo de lenteja, nos hemos decantado por la “lenteja castellana”, ya que el precio de venta es muy atractivo, aunque es un cultivo muy delicado. La empresa de semillas que nos la proporciona tiene diferentes variedades de lentejas y cada una de ellas tiene un precio. Muchos agricultores optan por la “lenteja pardina” (pequeña y negra) ya que es más fácil de cultivar. Esta lenteja se puede conseguir mediante un contrato donde el agricultor devolverá el 150% de la semilla que consuma y el precio de venta de la producción será de 480€/ta. Nosotros hemos decidido sembrar lenteja castellana ya que el precio de venta de la producción está en torno a 750€/ta, aunque tenemos que pagar la semilla a 800€/ta (semilla seleccionada y limpia). Las tareas de siembra las hicimos esta semana y después hemos compactado el terreno. La dosis de semilla a utilizar es de 150kg/ha.  
A continuación os enumeramos algunas de las variedades de lentejas más importantes: 
  • Castellana: de color verde claro y tamaño grande (entre 7 y 9 milímetros). Es la lenteja que más se consume habitualmente. También se conoce como lenteja rubia o reina.
  • Rubia de Armuña: cultivada en Salamanca. Tamaño grande y color amarillento.
  • Verdina: tamaño medio (unos 5 milímetros). Se utiliza en ensaladas.
  • Pardina: pequeño tamaño (entre 3 y 5 milímetros). Muy utilizada en estofados.
  • Beluga: pequeñas, redondeadas y de color negro brillante. Utilizadas en platos de alta cocina. Su forma es parecida al caviar.
  • Urad dad: de color blanco, procedentes de Indica con un alto contenido en proteínas.
  • Du Puy: color verdoso procedentes de Francia. Con sabor dulce y picante.
  • Crimson: lenteja turca ideal para purés.
  • Roja Chief: lenteja egipcia de color naranja. Ideales para sopas, salsas o purés.

Algunos agricultores nos han comentado que seguirán la evolución de nuestro cultivo, así que os iremos contando cómo evoluciona e incluso como las cosecharemos, debido a que es un tema importante ya que no se pueden dañar porque no servirían para venderlas destinadas a consumo humano… de este tema, rendimientos, etc, os hablaremos el próximo verano.
English version.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *