Lexion & Moresil: la fórmula perfecta para el maíz

El viernes pasado estuvimos visitando a nuestro amigo Juan José de la Fuente. Estaba cosechando maíz en Chinchón (Madrid). Esta vez nos acompañaba nuestra hermana, que disfruto mucho subida en la cosechadora con él. La tarde fue muy agradable ya que pudimos hablar con los agricultores de la zona, que nos explicaron todas las tareas que realizan en el maíz. Este cultivo no es muy común en nuestra zona, por lo que prácticamente no las conocemos.

La Claas Lexion 540 y el cabezal Moresil MT 2090 trabajan a la perfección en el maíz y según nos comentaba Juanjo, puede cosechar unos 200.000 kg durante una jornada de trabajo de 10 horas (el rendimiento de este cultivo es de unos 15.000 kg/ha y la velocidad de trabajo es de 5,5 km/h). El cabezal utilizado es de 6 hileras (con un ancho de trabajo de 4,5 metros) e incorpora unos picadores que van dejando todas las cañas totalmente trituradas… es similar al que utiliza en el girasol y que podéis ver en este vídeo. Además de esto, tiene un sistema de rulos de ordeño que hacen que a la cosechadora solo entre la mazorca, por lo que no tiene problemas a la hora de desgranarla.
Puedes ver dos vídeos desde nuestro canal de YouTube: video1, video2 (este segundo vídeo fue hecho en 2010).

Vídeos:

Fotos:

Tres… dos… uno… sembrando

Una vez que tenemos el terreno perfectamente preparado, la simiente está limpia y cargada en el remolque, solo nos queda ponernos a sembrar lo más rápido posible ya que son días de lluvia y algunas veces tenemos que parar por problemas con la lluvia y el barro.
El tubo de descarga nos facilita muchísimo la tarea y también nos la hace mucho más rápido. Tardamos en llenar la máquina 2 minutos (eso si, estamos hablando de una sembradora pequeña, que tiene una tolva de 350kg). El remolque lo tenemos que llevar a la parcela para así ahorrar viajes al pueblo, por lo que es un tiempo adicional que tenemos que añadir a la jornada, tanto por la mañana como por la noche. Una vez que tenemos todo el equipo en el campo, nos ponemos manos a la obra.
Este año estamos sembrando cebada, triticale, yeros y titarros. El trigo lo hemos descartado por los malos resultados del año anterior, así como la veza. Este año es la primera vez que sembramos titarros. Veremos qué resultados obtenemos.
La dosis de simiente utilizada es:
  • Cebada: 230 kg/ha
  • Triticale: 225 kg/ha
  • Titarros: 220 kg/ha
  • Yeros: 150 kg/ha

Por último y como puedes ver en una fotografía, tuvimos la visita de un burro, que acompaña a un rebaño de ovejas cercano a la parcela, cuando estábamos terminando de sembrar triticale. Quería comer algo de triticale directamente desde los sacos… fue divertido.

 

English version.

Preparando para sembrar: limpiando cebada volley

Hace unos días, cuando la tierra estaba muy mojada y no podíamos trabajar en el campo, aprovechamos para limpiar el triticale y la cebada (variedad Volley: cebada de ciclo largo, de dos carreras y alto rendimiento) y preparar la simiente para sembrarla en los próximos días. La verdad es que ha quedado muy limpia. Es muy interesante ver como trabaja la maquinaria que limpia… el grano pasa por una serie de cribas que van dejando la simiente en óptimas condiciones. Todo lo que desechamos lo molimos para que las gallinas se lo puedan comer sin problemas…. ponen unos huevos extraordinarios.
Después de esto, hemos cambiado la cebada de remolque, ya que el que tiene instalado el sinfín de descarga es el MSM verde. Para ello utilizamos la trampilla del Herculano. La tarea fue rápida gracias a la pala del tractor. Incluso tuvimos una visita inesperada… un pequeño ratón que estaba dentro del remolque (lo podéis ver en alguna fotografía). El remolque que utilizamos para sembrar y que está lleno de grano le ponemos una lona, ya que suele ser muy normal el que llueva cuando estamos sembrando, por lo que podría dañar la simiente que aún esté en el remolque.
Nuestro amigo Julián ya comenzó a sembrar triticale. Como consideramos que nos sobraría algo, se lo dimos. Le llenamos su sembradora Gil y unos cuantos sacos más.

Después de la lluvia, setas

Este otoño está siendo muy lluvioso. Ha llovido en torno a 90 mm en los últimos 15 días y esto es todo una noticia en nuestra zona. Con esta situación, es imposible poder trabajar en las tareas del campo, por lo que aprovechamos el tiempo para buscar las setas de cardo, que son auténticos manjares.
Estuvimos buscando setas el sábado por la mañana, durante un par de horas y pudimos encontrar entorno a 1,5 kg. Como podéis ver en las fotografías, la tarea no es sencilla, ya que requiere una buena concentración y una mejor vista… al final, la jornada creo que se dio muy bien. Importante, utilizar una cesta de mimbre para la que las esporas de las setas se queden esparcidas por el campo. Además nos encontramos a nuestro amigo Jesús, con quien pudimos compartir algunos comentarios y risas.
Las setas se pueden cocinar de diferentes formas, pero esta vez las comimos con unas “Gachas Manchegas“. Este guiso es típico de “La Mancha” durante los meses fríos y realmente está extraordinario. Para nuestros seguidores en el extranjero, nuevamente os animo a visitar La Mancha y comer unas Gachas Manchegas, seguro que os gustan. Es una comida fuerte, por lo que recomiendo una siesta después de comerlas.
Como podéis ver en las fotos, las Gachas están hechas con harina de almortas, pimentón,  ajo, sal, agua y aceite (este aceite ha sido utilizado primero para freír los torreznos, las patatas y las setas). Al final, queda un extraordinario plato (normalmente son comidas directamente desde la misma sartén que se ha utilizado para cocinarlas), que será comido con un buen vino tinto español, en este caso con un vino 5 Almudes de las Bodegas San Ginés de  Casas de Benítez.